logo_medicina
Síguenos

Los niños menores de un año que abusan de las pantallas podrían tener problemas de desarrollo

Un estudio en más de 7.000 menores de un año ha revelado problemas de desarrollo en la comunicación y en las relaciones sociales

Compartir
Los niños menores de un año que abusan de las pantallas podrían tener problemas de desarrollo

Por Julia Porras

25 de agosto de 2023

En 2019, ante la evidencia científica de que el abuso de las pantallas podía ser perjudicial, la Organización Mundial de la Salud (OMS) señaló que los bebés menores de un año deberían evitar por completo la televisión, los videojuegos, los móviles y las tabletas, mientras que los niños de entre dos y cinco no deberían consumirlos más de una hora al día. Sin embargo, la realidad es otra, estamos rodeados de niños en carritos con el chupete en la boca y el móvil entre las manos. Los bebés ya no juegan con peluches ni estrujan muñecos sonoros atados a su carrito, mueven sus dedos con destreza sobre pantallas donde ven videos de todo tipo y estímulos que pasan ante sus pequeños ojos a toda velocidad.

Científicos de la universidad japonesa de Sendai han llevado a cabo un estudio sobre 7.097 parejas de madres y sus hijos desde su nacimiento hasta los cuatro años, y han llevado a cabo el análisis de estos datos en marzo de 2023. Los resultados del estudio que se llevó a cabo sobre 3.674 niños y 3.423 niñas, a los que se sometió a diferentes tiempos de exposición de pantallas, determinó que los niños que usaron el móvil, y otras pantallas, entre una y cuatro horas sufrieron un mayor riesgo de retraso en el desarrollo en la comunicación, problemas en la motricidad fina, algunas dificultades en la resolución de problemas y en las habilidades personales y sociales, en la etapa entre los dos y los cuatro años de edad. 

Los hallazgos de este estudio respaldan investigaciones anteriores que muestran una asociación entre el tiempo frente a la pantalla entre los niños pequeños y los resultados de desarrollo posteriores. 

Prevención e información desde la Atención Primaria

Pero el uso y abuso de las pantallas en menores de un año no solo provoca estos problemas de desarrollo, sino que además provoca otros trastornos graves como ansiedad, síndrome de abstinencia e incluso actitudes violentas entre los niños cuando se les quita el dispositivo.

“Ya tenemos muchos estudios que nos dicen que ver pantallas entre cero y dos años tiene una serie de consecuencias: aumenta el riesgo de obesidad por el sedentarismo, provoca retardo en el desarrollo del lenguaje y retrasos en el aprendizaje, porque las pantallas no interactúan con ellos, aprenden más de una tarde jugando con sus padres que con un móvil y una app para aprender los colores”, explica la pediatra de Atención Primaria y divulgadora en redes Mar López Sureda. Por otro lado,indica que “ver pantallas durante más de dos horas aumenta por ocho el riesgo de sufrir déficit de atención e hiperactividad (TDAH) y además puede provocar actitudes de agresividad y violencia, imitadas de los videos que ven los niños”.

Pero también puede provocar en los menores otro problema y es el “síndrome de abstinencia” y la ansiedad que sufren al retirarle el dispositivo, al que realmente están enganchados. “Es una verdadera adicción, cuenta una enfermera de un centro de salud de Coslada, Madrid, especialista en revisiones de niños de 0 a 14 años. “En mi consulta he visto de todo, pero lo más llamativo ha sido el caso de un niño de dos años que llegó a consulta para una revisión y entró con el móvil en la mano, jugando. Cuando tuve que examinarle la madre le quitó el móvil y entonces el niño arrancó a llorar, a gritar e incluso llegó a pegar a su madre con violencia al quitarle el dispositivo de las manos”. Al parecer, según cuenta la profesional sanitaria, no es un caso aislado, muchos niños menores de cuatro años sufren ese “síndrome de abstinencia” cuando se les retira la pantalla de las manos.

Por eso desde la Atención Primaria es importante “la información a los padres, la prevención de un problema que puede determinar el desarrollo del niño, porque es importante que sepan que las pantallas no les aportan nada, ni siquiera entretenimiento real”, asegura la enfermera.



Te puede interesar
Codigo-Deontologia-consejo-medicos-Congreso-Diputados
El Consejo General de Médicos presenta el nuevo Código de Deontología en el Congreso de los Diputados
mir-no-quieren-medicos-familia
¿Por qué los MIR no quieren ser médicos de familia?
el-gobierno-desmiente-que-se-elimine-el-vino-de-los-menus-de-los-restaurantes
El Gobierno desmiente que se elimine el vino de los menús de los restaurantes