logo_medicina
Síguenos

¿Qué es más efectivo el ayuno intermitente o la restricción de calorías?

Una nueva investigación de la Universidad de Illinois, en Chicago, resuelve cuál de las dos estrategias para perder peso es más efectiva

Compartir
¿Qué es más efectivo el ayuno intermitente o la restricción de calorías?

Por Lucía de Mingo

27 de junio de 2023

Muchas son las preguntas que las personas que buscan perder peso se hacen de cara a elegir el método más efectivo. ¿Será mejor contar las calorías? ¿Hacer ayuno intermitente? ¿Seguir una dieta? Pero estas preguntas son aún más importantes si lo que se quiere es poner fin a la obesidad, una enfermedad que, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), padece casi un 60% de la población adulta en nuestro continente. 

El problema radica en que muchas dietas tradicionales para bajar de peso implican contar calorías, algo que puede ser engorroso y difícil de hacer correctamente. Por ello, comer con tiempo restringido, sin contar las calorías, se ha convertido en una estrategia popular para perder peso porque es fácil de hacer. Es lo que se conoce como ayuno intermitente. Sin embargo, no está claro si es eficaz para perder peso, especialmente más allá del corto plazo. Ahora, una nueva investigación realizada por un equipo de la Universidad de Illinois Chicago ha arrojado luz de cara a conocer si es mejor la alimentación restringida en el tiempo, sin contar las calorías, o la restricción calórica. 

El objetivo de este estudio, publicado en la revista científica Annals of Internal Medicine, era determinar si el ayuno es más eficaz para el control del peso y la reducción del riesgo cardiometabólico (la probabilidad de que el corazón o los vasos sanguíneos sufran daños debido a factores de riesgo como la obesidad) en comparación con la restricción calórica o el grupo de control. Para averiguarlo contaron con 90 participantes que tenían obesidad, aunque finalmente solo 77 personas completaron el proceso, que duró 12 meses. Todos ellos se dividieron en tres grupos: el del control (que comía durante un período de 10 o más horas por día), el de restricción calórica (que restringió en un 25% las calorías diarias) y el que hacía un ayuno de ocho horas y comía solo entre el mediodía y las ocho de la tarde.   

Los investigadores prestaron atención a los cambios que se produjeron en su peso corporal, a los marcadores metabólicos (como la glucosa en ayunas, la insulina basal o el colesterol) o al consumo de energía. Así llegaron a la conclusión de que, en comparación con el grupo de control, el que llevó a cabo el ayuno intermitente, redujo 425 kilocalorías más por día y perdió 4,61 kg más de peso a los 12 meses, mientras que el grupo de restricción calórica redujo una media de 405 kilocalorías más al día y perdió 5,42 kg más que el de control, cifras inferiores a las del ayuno intermitente. 

En la actualidad, el ayuno intermitente se ha convertido en una estrategia popular para perder peso, aunque los ensayos aleatorios a largo plazo que evalúan su eficacia son limitados. Por ello, tras esta investigación, el equipo señala que se necesitan estudios futuros para confirmar estos hallazgos. 



Te puede interesar
comunidad-valenciana-dispensacion-medicamentos
Disponible la dispensación de medicamentos a ciudadanos de la C. Valenciana en países de la UE
se-prohibe-fumar-1648030396106
Se prohíbe fumar
cerca-del-10por-ciento-de-los-canceres-de-ovario-son-hereditarios-1651846555965
Cerca del 10% de los canceres de ovario son hereditarios