logo_medicina
Síguenos

Los médicos de AP ven insuficiente la propuesta de flexibilizar la formación de los MIR

Las asociaciones de médicos apuestan por garantizar la calidad formativa y una mejora de las condiciones laborales

Compartir
Los médicos de AP ven insuficiente la propuesta de flexibilizar la formación de los MIR
Freepik

Por Juan García

12 de febrero de 2024

Frente a la falta de personal médico en Atención Primaria (AP) que denuncian las comunidades autónomas, las asociaciones de profesionales y los sindicatos, una de las propuestas más importantes que salieron del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS) del pasado viernes es la flexibilización de los requisitos para los formadores de los MIR residentes en AP. Las asociaciones de médicos de AP y de familia inciden en garantizar una formación de calidad y que vaya acompañada de unas condiciones laborales que favorezcan que los residentes se queden en los centros tras completar su formación.

La medida, propuesta por las comunidades autónomas gobernadas por el Partido Popular, que contó con el respaldo del CISNS, busca aumentar el número de plazas disponibles con más formadores y más centros a través de la revisión de los criterios de acreditación para los médicos de familia que ejercen como tutores de los MIR.

Desde la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen), señalan que, para implantar esta medida, el requisito imprescindible es garantizar la calidad formativa de los MIR. Así lo indica la médico de familia y vocal de la Junta Directiva de Senergen, María José Gamero: “es una medida adecuada siempre que se garantice que esa formación va a ser de calidad. De no ser así, habría que valorar otras medidas”. En este sentido, considera que, además de generar nuevas plazas, la solución pasa por “ofrecer unos contratos que concedan una estabilidad laboral y faciliten la conciliación”. 

“Tenemos un MIR excelente en España”, asegura la doctora Gamero, por lo que considera imprescindible velar por mantener los estándares de formación y plantearse “por qué los residentes no se quedan tras acabar su formación”. A este respecto, señala que se debería priorizar cubrir las plazas vacantes, como las 200 que quedaron sin adjudicar en 2022 en la especialidad de medicina familiar.

La vocal de Semergen, recuerda, además, que el proceso formativo de los residentes también abarca una parte en hospitales. Por ello, subraya que la flexibilización de la acreditación de los formadores también debe contemplar este ámbito. “En la formación del residente, hay un tutor principal en el centro de salud, pero también va rotando por distintas unidades hospitalarias en donde ya hay residentes de otras especialidades. Si no hay más capacidad docente en el hospital, estamos en las mismas”, argumenta la doctora. En este sentido, resalta la importancia de garantizar que cuando el residente acude al hospital, disponga de tiempo para una atención de calidad por parte de su formador.

En una línea similar, la médico de familia y presidenta de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), Pilar Rodríguez, señala que “ninguna medida de forma aislada va a solucionar el problema”, pero considera positivo este anuncio “siempre que se asegure la calidad formativa de los residentes”. La doctora Rodríguez considera que esta revisión de los criterios para la acreditación de los formadores debería hacerse de forma conjunta con la publicación del nuevo programa de formación en la especialidad de medicina familiar. “Una vez tengamos el programa actualizado y sepamos cuáles son las competencias que tenemos que transmitir, a la par podemos revisar los criterios para los formadores”. De esta forma, entiende que se podría abordar de forma más completa la “compleja situación con muchas aristas” de la AP para que se cubran las plazas y haya reposición de profesionales.

La presidenta de la SEMG matiza que la explicación de que los aspirantes no escojan esta especialidad reside “en las condiciones en las que se desarrolla”. Por ello, diferencia entre especialidad y profesión: “Que no se elija la profesión no tiene nada que ver con que la especialidad no sea apetecible, está más ligado a la situación profesional a la que se enfrentan”, explica la doctora sobre una especialidad que señala tiene “un fuerte componente vocacional”.

SATSE critica la falta de concreción de las propuestas

También desde el sector sindical han pedido al ministerio y las comunidades ir más allá en sus propuestas, lamentando que no se hayan acordado "acciones y medidas concretas", como reclaman desde el sindicato de enfermería SATSE. Desde la organización cargan contra las distintas administraciones por culparse "unas a otras sobre la falta de avances en lugar de trabajar de forma más coordinada y cohesionada".

Este sindicato también apuesta por "asegurar el empleo estable y de calidad" en su grupo profesional, para el que reclaman la presencia en la Comisión Permanente de Atención Primaria a la cual el ministerio tiene previsto dar comienzo próximamente. "Dado que la presión actual hace que la Atención Primaria esté más centrada en su labor asistencial", SATSE reclama "más recursos y tiempo para que su verdadero eje sea la prevención y promoción de la salud". Además, proponen que "se profundice en el desarrollo de las competencias propias de las enfermeras especialistas con el consiguiente reconocimiento laboral y siempre en base a una negociación previa".



Te puede interesar