logo_medicina
Síguenos

Flexitarianismo, la dieta vegetariana “a tiempo parcial”

Consiste en consumir alimentos de origen vegetal y, una o dos veces al mes, de procedencia animal

Compartir
Flexitarianismo, la dieta vegetariana “a tiempo parcial”

Por Virginia Delgado

5 de julio de 2024

“Dieta” es una de las palabras más pronunciadas durante el verano. La preocupación por una alimentación saludable y sostenible se hace aún más evidente en esta época del año, buscando alternativas a lo que consumimos habitualmente. 

En esa búsqueda ha empezado a surgir un nuevo vocablo: el flexitarianismo o dieta flexitariana, un método de alimentación que consiste en consumir alimentos de origen vegetal y, ocasionalmente, de procedencia animal. Así, sus adeptos toman habitualmente fruta, verdura, cereales, frutos secos y legumbres y, sólo una o dos veces al mes, carne o pescado. De hecho, hay quien la denomina dieta vegetariana part time o a tiempo parcial.

Para los flexitarianos, seguir este plan alimenticio no es sólo cuestión “de salud”. Su preocupación por el bienestar animal y reducir la huella de carbono también les lleva a ello. 

Aunque esta dieta se compara habitualmente con la vegetariana y la vegana, para profesionales como la nutricionista y farmacéutica Paz González Cuesta, la flexitariana “puede ser mejor”. “Al incluir alimentos de origen animal, tiene micronutrientes que el cuerpo humano necesita, aunque no en los requerimientos aconsejables. En un régimen vegano no están presentes y, por tanto, es necesario que se suplementen”, ha explicado a Medicina Responsable

Vicente Javier Clemente, profesor de nutrición y entrenamiento de la Universidad Europea, ha señalado que la clave de su éxito es que “no es tan estricta como el veganismo o el vegetarianismo, ya que permite más flexibilidad a la hora de elegir lo que se come”.

Sin embargo, que sea mejor que otras no significa que sea lo más recomendable y profesionales como González Cuesta no la aconsejan. “Es una opción que a mí se me queda coja. La carne y el pescado nos aportan los macronutrientes y micronutrientes que nuestro cuerpo necesita, por ejemplo, para regular el colesterol de forma cardiosaludable. Yo soy fan de la dieta mediterránea. El abanico de alimentos que tenemos a nuestra mano es tan maravilloso que prescindir de ellos, desde mi punto de vista profesional, no es necesario”, ha subrayado la nutricionista y farmacéutica. Por su parte, Clemente ha enumerado nutrientes “cruciales” que están en la carne y el pescado. “La vitamina B12, el hierro hemo o el omega-3 se encuentran en ambos. Su deficiencia puede causar problemas de salud a largo plazo”, ha advertido. 

Respecto a las ventajas nutricionales del flexitarianismo, se centran en la mayor ingesta de frutas, verduras y legumbres y en la reducción del consumo de carnes rojas y procesadas. “Esto puede contribuir a una mejor salud del corazón, una menor incidencia de la diabetes tipo 2 y un mejor control del peso, gracias al alto contenido de fibra y nutrientes esenciales con un menor contenido calórico total. Lo que no está demostrado es que este régimen garantice una reducción del riesgo de padecer cáncer de colon, como se suele proclamar en las redes sociales, ya que ahí entran en juego numerosos factores relacionados con la genética y el estilo de vida”, ha concluido Vicente Javier Clemente.

 



Te puede interesar
lupus-cuando-el-cuerpo-se-ataca-a-si-mismo
Lupus, cuando el cuerpo se ataca a sí mismo
andalucia-y-galicia-vacunaran-contra-la-gripe-a-ninos-de-entre-seis-meses-y-cinco-anos
Andalucía y Galicia vacunarán contra la gripe a niños de entre seis meses y cinco años
la-penitencia-medicos
La "penitencia" de los médicos en España