logo_medicina
Síguenos

Cómo evitar el temido síndrome postvacacional

Según los expertos, este síndrome transitorio lo sufren hasta un 30% de los adultos al volver de sus vacaciones de verano

Compartir
Cómo evitar el temido síndrome postvacacional

Por Julia Porras

4 de septiembre de 2023

La conocida rentrèe, término francés para acuñar la vuelta o regreso a la actividad normal, en ocasiones puede convertirse en un auténtico infierno. Es lo que se conoce comúnmente como síndrome postvacacional, es decir, el estado que se produce en el trabajador al fracasar el proceso de adaptación entre un periodo de vacaciones y de ocio con la vuelta a la vida activa, produciendo molestias que nos hacen responder a nuestras actividades rutinarias con un menor rendimiento. 

No es una enfermedad como tal, pero sus síntomas pueden tenernos varios días incómodos, molestos e, incluso, sin dormir. Pero ¿realmente existe este llamado síndrome postvacacional? Según la psicóloga Alicia González, “no existe, es un conjunto de síntomas normales que aparecen después de un periodo vacacional más o menos largo. Y es que volver a tu trabajo, por mucho que te apasione, no deja de ser una obligación que no te apetece nada llevar a cabo”, explica la experta. 

El verano es una época en la que básicamente se puede no hacer nada, a cualquier hora y sin rendir cuentas a nadie, una época de libertad absoluta, por eso la vuelta a la encorsetada rutina diaria puede traernos diversos síntomas que se asocian con este llamado síndrome postvacacional. Algunos de ellos son cansancio extremo, tristeza, hastío, desencanto, inhibición, incapacidad de disfrutar de las cosas buenas de la vida, de sentir placer, malestar general, ansiedad e, incluso, insomnio y crisis vital en los casos más graves. Pero la buena noticia es que este trastorno suele durar solo unos días, a lo sumo 15, y hay una serie de recomendaciones que se pueden poner en práctica para llevarlo mucho mejor y recuperar nuestro ritmo diario sin secuelas graves. “Lo ideal sería que los adultos tuviéramos un periodo de adaptación como los niños cuando empiezan el colegio, pero como no puede ser, tenemos que armarnos de paciencia sobre todo”, explica González. Deberíamos tener unos días en los que nos fuéramos sumergiendo poco a poco en la rutina, pero, si no es posible y tenemos que volver al 100% de rendimiento a la vuelta de nuestras vacaciones, hay varios consejos que podemos seguir para llevar mejor estos días grises: “Si el trabajo te gusta, date tiempo para volver a disfrutarlo, si no te gusta, quizá esto es bueno porque puedes plantearte qué es lo que quieres hacer en tu vida, volver a coger las riendas y hacer algo para cambiar eso que no te gusta”, explica la experta.

Si realmente no se puede cambiar o se necesita tiempo para conseguirlo, lo mejor es no empeorar la situación; “no entres en pensamientos obsesivos o negativos y no te mezcles con compañeros que sean tóxicos en sus comentarios, intenta que el ambiente de trabajo sea agradable”, dice González.

Entre tanto, en la vida personal, lo mejor es retomar los horarios de sueño acostándose temprano, para no ir arrastrando horas de sueño, y empezar de nuevo a comer saludable y, si es posible, a hacer deporte, porque la actividad física y la alimentación son básicas para recuperar el bienestar mental y físico. “También es bueno que te dediques un tiempo al día a hacer cosas que te apetezcan de verdad, con quien más te apetezca, con tus amigos o en soledad”, aconseja González. En definitiva, lo más importante “es salvaguardar tu parcela de salud mental, para que estos síntomas no se queden o vayan a más”.



Te puede interesar
espasmos-faciales-causas-tratamientos
Espasmos faciales: causas y cómo tratarlos
ofertas-blackfriday-estetica-riesgos-para-la-salud
Las ofertas estéticas del Black Friday pueden esconder graves problemas para la salud
convocados-pruebas-sanitaria-especializada
Solo el 85% de los convocados se han presentado a las pruebas de Formación Sanitaria Especializada