logo_medicina
Síguenos

Crean un sensor que, al ingerirlo, identifica problemas gastrointestinales

Este avance abre un nuevo horizonte para miles de pacientes que deben monitorear estos trastornos acudiendo al hospital a través de técnicas invasivas

Compartir
Crean un sensor que, al ingerirlo, identifica problemas gastrointestinales

Por Lucía de Mingo

14 de febrero de 2023

Ingenieros del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) y del Instituto Tecnológico de California (Caltech) han desarrollado un sensor, que se puede ingerir, capaz de diagnosticar problemas gastrointestinales. La clave de este nuevo dispositivo reside en que es posible monitorear su ubicación a medida que se mueve a través del tracto digestivo. Este avance, publicado en la revista científica Nature Electronics, podría ayudar a los médicos a diagnosticar más fácilmente trastornos de la motilidad gastrointestinal como el estreñimiento, la enfermedad por reflujo gastroesofágico o la gastroparesia.

De acuerdo con los investigadores, el dispositivo podría ofrecer, además, una alternativa a procedimientos más invasivos, como la endoscopia, que se utilizan actualmente para diagnosticar este tipo de trastornos. "Muchas personas en todo el mundo sufren de dismotilidad gastrointestinal o motilidad deficiente y tener la capacidad de monitorearla sin tener que ir a un hospital es importante para comprender realmente lo que le está sucediendo a un paciente", señala Giovanni Traverso, profesor asociado de ingeniero mecánico en MIT y gastroenterólogo en Brigham and Women's Hospital.

Para su correcto funcionamiento, el diminuto sensor detecta un campo magnético producido por una bobina electromagnética ubicada fuera del cuerpo. Los investigadores prevén que estas bobinas podrían colocarse en la mochila o chaqueta del paciente, o incluso en la parte trasera de un inodoro, lo que permitirá que el sensor tome medidas siempre que esté dentro del alcance de las bobinas que lo localizan. Además, el dispositivo incluye un transmisor inalámbrico que envía la medición del campo magnético a un ordenador o teléfono inteligente cercano.  

Desde el hogar del paciente

Los investigadores querían encontrar una alternativa que fuera menos invasiva y pudiera realizarse en el hogar del paciente. Por eso su idea fue desarrollar una cápsula que pudiera tragarse y luego enviar una señal que revelara dónde estaba en el tracto gastrointestinal. 

De esta forma, los médicos determinarían con exactitud qué parte del tracto estaba causando una desaceleración, logrando establecer mejor cómo tratar la condición del paciente. Hay que tener en cuenta que estos trastornos pueden ocurrir en cualquier parte del tracto digestivo, provocando que los alimentos no se muevan a través del tracto. Estos, por lo general, se diagnostican mediante estudios de imágenes nucleares o rayos X, o mediante la inserción de catéteres que contienen transductores de presión que detectan las contracciones del tracto GI. “Creo que la capacidad de caracterizar la motilidad sin la necesidad de radiación o la colocación más invasiva de dispositivos reducirá la barrera para evaluar a las personas”, afirma Traverso.

Los investigadores ahora esperan trabajar con colaboradores para desarrollar procesos de fabricación para el sistema y realizan más investigaciones en animales, con la esperanza de probarlo eventualmente en ensayos clínicos en humanos.



Te puede interesar
estatinas-farmacos-enfermedades-cardiovasculares
Las estatinas, el fármaco que salva miles de vidas cada año
relevo-en-la-cupula-de-la-sanidad-andaluza-1661939422652
Relevo en la cúpula de la sanidad andaluza
llagas-bucales-cuando-comer-duele-aftas
Llagas bucales: cuando comer duele