logo_medicina
Síguenos

Una novedosa técnica de calor mejora un 20% los efectos de tratamientos oncológicos

Se trata de la hipertermia locorregional profunda, que se usa en combinación de los tratamientos oncológicos convencionales cuando no dan resultados óptimos

Compartir
Una novedosa técnica de calor mejora un 20% los efectos de tratamientos oncológicos
Freepik

Por Juan García

28 de febrero de 2024

Las innovaciones terapéuticas son la mayor arma en la batalla contra el cáncer. Para los pacientes oncológicos, la quimioterapia, la radioterapia y la cirugía son las opciones terapéuticas con una mayor implementación, pero ¿cómo se pueden potenciar sus efectos, especialmente en aquellos casos en los que no son suficientes? Esto es lo que consigue la hipertermia locorregional profunda, una novedosa técnica cuyos resultados, combinados con las terapias oncológicas, mejoran hasta un 20% la remisión de los tumores.

Según explica el doctor Jorge Contreras, oncólogo y director del Departamento Integral de Oncología de los hospitales Quirónsalud Málaga, Quirónsalud Marbella y Quirónsalud Campo de Gibraltar, esta técnica consiste en la aplicación de calor de forma controlada sobre las áreas del cuerpo con mayor carga tumoral. De esta forma, mediante procesos de mejora de la circulación y oxigenación en zonas tumorales, se consigue un mayor efecto de los tratamientos radioterápicos, mejorando su tolerancia y pudiéndose emplear con mayores garantías de resultados cuando se necesita realizar una re-irradiación (segunda irradiación) de un tumor.

El tratamiento suele tener una frecuencia de dos veces por semana, en ciclos de aproximadamente 10 o 12 sesiones. "Suelen ser pacientes que están recibiendo retratamiento o tienen tumores en estadios avanzados”, explica la oncóloga radioterápica Julia Montañés Uceda, del Hospital Quirónsalud Infanta Luisa. “El objetivo de esta técnica es potenciar los resultados de los tratamientos oncológicos convencionales para aquellos pacientes donde las expectativas de éxito no son muy altas", indica la especialista, que precisa que "la hipertermia siempre se asocia con las otras modalidades de tratamiento convencional --radioterapia y/o quimioterapia y/o inmunoterapia-- y se simultanean en el tiempo".

"Este tratamiento, completamente indoloro y sin prácticamente efectos secundarios, está aprobado e incluido en el nomenclátor de la especialidad de Oncología Radioterápica en hasta 10 indicaciones de situaciones oncológicas, existiendo multitud de publicaciones científicas que lo avalan", destaca el doctor Contreras.

Esto supone una ventana de esperanza para muchos pacientes, ya que mejora los resultados de los tratamientos convencionales en diferentes localizaciones tumorales donde las expectativas de éxito no son muy altas. El doctor Contreras señala, además, que este tratamiento produce “un posible beneficio sintomático en aquellos pacientes que presentan dolor, tensión, entre otros síntomas relacionados con su tumor". 

"No sólo podemos ofrecer beneficios de los síntomas adversos que producen los tumores, sino que el tratamiento, prescrito por oncólogos formados y administrado por profesionales sanitarios con experiencia, es absolutamente seguro y no presenta prácticamente ningún efecto secundario", apunta el doctor.

La Agencia Andaluza de Evaluación de Tecnología Sanitaria (AETSA) recoge las patologías que disponen de evidencia suficiente para indicar la hipertermia como tratamiento en tumores en estado avanzado. En concreto, están el cáncer colorrectal, de ano, de vejiga y páncreas, cáncer de mama, tumores de cérvix en tratamiento de radioterapia, sarcoma en partes blandas, recidivas de cáncer cutáneo, cáncer de cabeza y cuello o glioblastomas.



Te puede interesar
nino-bebe-papelera