logo_medicina
Síguenos

Consejos para cuidar la salud del semen

Si se tienen dudas, los expertos recomiendan acudir a un urólogo para que haga un seminograma, espermiograma o espermograma, prueba que evalua la calidad del semen.

Compartir
Consejos para cuidar la salud del semen
Imagen de Freepik

Por Gema Puerto

18 de octubre de 2023

Se calcula que, de media, en el semen de un varón fértil viajan unos 250 millones de espermatozoides en cada eyaculación. Sin embargo, desde el año 2000 hasta hoy, la concentración de esperma de los varones se ha reducido a la mitad, un fenómeno que se repite de manera similar en los cinco continentes, como se demuestra en la publicación “Human Reproduction Update”, donde se han tomado datos de varones de 53 países.

Desde la Antigüedad, el esperma ha tenido un papel protagonista en las distintas culturas y en la salud de los hombres. Ya en la mitología sumeria de hace millones de años se hacía referencia a cómo el dios Enki, creador de otros dioses, esparció su semen dentro de Ninsar y a como Brahma, dios creador del universo en el hinduismo, esparció su semen en el mar engendrando de esta forma a sus descendientes.

Ya sea en la mitología o en la vida real, tener una buena calidad de esperma siempre ha sido muy importante para los varones. Como explica la psicóloga y sexóloga de “Sexperimentando”, Natalia Pastor, los hombres "prestan mucha atención" a su líquido seminal, porque para ellos es un "signo de salud y sexualidad”. Sin embargo, “tienen que saber que más cantidad de semen, más blanco y más espeso no es mejor”, señala Natalia Pastor.

Lo más importante es explorarse y autoconocerse

Por muy raro que pueda parecer, los hombres también cuentan con su propio “ciclo menstrual”, basado en un proceso que dura entre 64 y 75 días, algo más de dos meses y medio, y que se comienza a desarrollar en los testículos. Es en este periodo cuando se forman los espermatozoides con su cabeza, cuello y cola y, más tarde, éstos pasan a formar parte del  semen que, según la experta, hay que conocer.  “Si conocemos cómo son nuestras eyaculaciones y nuestro semen es más fácil reconocer cambios en el mismo y buscar ayuda si fuera necesario. Cada persona es un mundo y no hay que obsesionarse; el color, el olor o la cantidad pueden variar por muchas razones, incluso por lo que se haya comido ese día”, explica Pastor.

Para saber si un hombre tiene buena salud seminal, como explica la sexóloga de “Sexperimentando”, hay que prestar atención a varias señales como un mal olor o cambios en el color, es decir, con un tono visiblemente amarillo, verdoso o, por supuesto, cuando hay sangrado. “El color normal está entre el blanco y el gris, y aunque puede aparecer más amarillo en otras ocasiones, si esto es repetido en el tiempo, deberíamos hacernos chequeos sobre enfermedades de transmisión sexual como la gonorrea”, apunta la sexóloga.

Un semen muy transparente tampoco debe preocuparnos y obsesionarnos, insiste la experta. “Es indicación de pocos espermatozoides, pero puede deberse a que haya pasado poco tiempo desde la última vez que eyaculamos. Con respecto a la cantidad, es normal que varíe de una eyaculación a otra, incluso en el mismo día. No porque el semen sea más espeso se tiene mejor salud, porque si es muy espeso, esto puede repercutir en la movilidad de los espermatozoides, lo que es relevante si buscamos un embarazo”, señala Pastor.

Otra de las señales que deberían tenerse en cuenta son los cambios en la cantidad de eyaculación, bien cuando de repente se expulsa mucha cantidad en comparación a otras ocasiones, o cuando por el contrario es bastante poca o prácticamente seca. “Cada eyaculación es diferente y eso no significa que la salud seminal sea mejor o peor. Lo importante es conocernos a nosotros mismos por si vemos cambios, síntomas o  si algo no va bien, pero no debemos compararnos con otros”, explica la experta.

Si se tienen dudas, la sexóloga recomienda acudir a un urólogo para que haga un seminograma, espermiograma o espermograma; una prueba que tiene como objetivo evaluar la calidad del semen. A través de este estudio se podrán analizar parámetros macroscópicos, como el volumen y el pH seminal, y parámetros microscópicos, como la morfología, movilidad y concentración de espermatozoides.  

Otras causas que influyen  

La comida, la bebida o los medicamentos también influyen en la calidad del semen. Los espárragos, por ejemplo, aunque son saludables para el organismo, pueden alterar el olor y sabor del líquido seminal. 

Fumar y beber alcohol también alteran la creación de semen, y este último, como aseguran los expertos, cambia no solo la posibilidad de eyacular porque retrasa el orgasmo y la erección, sino también el líquido seminal. “Lo importante es tener una alimentación variada y equilibrada, en la que se incluya el consumo de frutas y verduras, pero también de frutos rojos que son los mejores para mantener toda la salud sexual, tanto en hombres como en mujeres, y también la del semen”, concluye Pastor.

En cualquier caso, para despejar cualquier duda y obtener una valoración clínica, siempre es mejor recurrir al urólogo. 

 

 



Te puede interesar
el-hospital-vall-d'hebron-estrena-nuevo-espacio-familiar-de-neonatologia-1651677024142
El hospital Vall d’Hebron estrena nuevo Espacio Familiar de Neonatología
primer-centro-monografico-de-oncologia-de-espana-1655802576914
Primer centro monográfico de oncología de España
espana-lider-mundial-en-trasplantes-de-organos-tras-eeuu-1662985000749
España, líder mundial en trasplantes de órganos tras EEUU