logo_medicina
Síguenos

Mitos y verdades sobre el cannabis

En España, más del 30% de los jóvenes, entre los 15 y los 18 años, afirman haberlo consumido alguna vez

Compartir
Mitos y verdades sobre el cannabis

Por Andrea Martín

26 de julio de 2023

El cannabis, también conocido como marihuana, es una droga extraída de la planta Cannabis sativa consumo está creciendo en todo el mundo. En España, más del 30% de los jóvenes, entre los 15 y los 18 años, afirman haberlo consumido alguna vez. La adicción a esta sustancia es cada vez mayor y, según diversos estudios, afecta ya a millones de personas, en concreto, al 19,5% de los consumidores, provocando un fuerte impulso interno por consumir y un deterioro progresivo en su día a día.

Según el reciente estudio del Centro Reina Sofía de Fad Juventud, “Representación social del cannabis 2022. Evolución desde la mirada diferencial de la población joven”, cada vez son más los jóvenes que ven el cannabis como una sustancia accesible, cercana y visible; está tolerada e integrada en espacios de ocio e, incluso, connotada como “sustancia natural” frente a otras consideradas químicas y más dañinas, como el alcohol o el tabaco. De hecho, siete de cada 10 jóvenes está de acuerdo con que el consumo frecuente de cannabis es menos perjudicial para la salud que el consumo frecuente de alcohol o de tabaco.  “No podemos correr el riesgo de olvidarnos como sociedad de que el cannabis es una droga y que su consumo constituye un problema de salud pública de primer orden, independientemente de su estatus legal o de cualquier otra consideración”, recuerda la directora general de Fad Juventud, Beatriz Martín Padura.

Mitos y verdades

Ante esta realidad, desde Fad Juventud buscan “atacar” la imagen de la supuesta inocuidad de su consumo, al ser una sustancia “natural”, y desmontar los mitos y falsas creencias sobre esta droga:

- Es un producto inofensivo para la salud, ya que es un producto natural. “Es verdad que es una droga procedente de una planta natural, pero esto no significa que sea inocuo. El tabaco y el opio son naturales y nadie duda de sus riesgos. El consumo de cannabis provoca alteraciones en el funcionamiento normal del cerebro”.

- Mejora la concentración y ayuda a relajarse. Los efectos varían según la cantidad, la tolerancia de cada uno y la forma en la que se consumen. “El consumo de cannabis disminuye los reflejos, la memoria, la atención y la coordinación motora, si a esto le sumamos un consumo regular de esta sustancia, puede llegar a causas alteraciones en el sistema nervioso”.

- Los jóvenes consumen cannabis porque está prohibido: si se legalizara se consumiría menos. Las drogas que más se consumen entre los jóvenes son el alcohol y el tabaco, y son legales. Más que la prohibición, influye la facilidad para conseguir la sustancia y el grado de aceptación social de la misma.

- El cannabis tiene efectos terapéuticos, por lo que no debe ser malo fumarse un porro de vez en cuando. Los usos médicos del cannabis se realizan de manera controlada y no tienen nada que ver con su uso recreativo. “También existen medicamentos derivados del opio y nadie piensa que sea sano consumir heroína”.

- El consumo de cannabis puede controlarse ya que no produce adicción. “Existen estudios científicos que demuestran que su consumo continuado puede producir adicción, especialmente cuando se consume en la adolescencia”.

- Fumar cannabis resulta menos perjudicial que fumar tabaco. El cannabis contiene muchos de los carcinógenos del tabaco y en mayor cantidad, un 50% más. Si se consume fumado, sin filtro, y realizando aspiraciones profundas, aumenta el riesgo de padecer enfermedades pulmonares. Además, tiene un efecto broncodilatador, lo que propicia la absorción de las sustancias tóxicas.



Te puede interesar
elaboran-un-mapa-de-riesgo-cardiovascular-gracias-al-big-data-1654161391096
Elaboran un mapa de riesgo cardiovascular gracias al Big Data
sanidad-publica-inicio-proceso-adjudicacion-plazas-mir
Sanidad publica el inicio del proceso de adjudicación de plazas del MIR
uno-de-cada-tres-hombres-mundo-infectado-virus-papiloma-humano
Uno de cada tres hombres en el mundo está infectado con el virus del papiloma humano