logo_medicina
Síguenos

Día Mundial del Corazón

Cuatro hábitos para cuidar el corazón

Ejercicio, dieta sana y practicar mindfulness son algunos de los pilares para prevenir problemas cardiacos, según el cardiólogo José Abellán

Compartir
Cuatro hábitos para cuidar el corazón
Freepik

Por Gema Puerto

29 de septiembre de 2023

Pesa de 200 a 425 gramos y late unas 100.000 veces al día. Además, en este tiempo bombea 7.571 litros de sangre que recorren alrededor de 100.000 kilómetros de arterias. Hablamos del corazón, un órgano que, a lo largo de su existencia, puede dilatarse y contraerse más de 3.500 millones de veces siempre que esté sano. Para que eso ocurra, y ningún imprevisto u enfermedad lo dañe, el cardiólogo José Abellán explica cuáles son los principales hábitos que hay que seguir para tener una buena salud cardiovascular.

“El principal motivo por el que enfermamos en la actualidad es que nuestro estilo de vida contradice lo que el cuerpo y el corazón esperan de nosotros: pasamos largas horas sentados, comemos alimentos procesados, sufrimos estrés, ansiedad, insomnio… vivimos desconectados de nuestra naturaleza y de nuestro entorno y esto es la raíz de muchas enfermedades, en especial las cardiovasculares”, explica el autor del libro “Lo que el corazón espera de ti”.

Para cuidarse es muy importante prevenir, señala el doctor Abellán, y eso, “es algo que no se enseña en la carrera de Medicina. Nos explican cómo hay que tratar la enfermedad, una vez que aparece, pero no nos dicen lo que hay que hacer antes de que aparezca, por eso tener unos buenos hábitos cardiosaludables es tan importante”.

1. No comas, aliméntate

La enfermedad cardiovascular es la primera causa de muerte en el mundo, con 20,5 millones de fallecimientos al año y, para “prevenirla”, como asegura el doctor Abellan, hay que empezar por “alimentarse bien y saludablemente”.

Es fundamental llevar una dieta equilibrada, que aporte todos los nutrientes necesarios (carbohidratos, proteínas, grasas, vitaminas y oligoelementos). La dieta tiene que ser equilibrada, rica en verduras, frutas y fibra y baja en grasas y azúcares. También se debe limitar el consumo de tabaco, café y alcohol, pues son sustancias potenciadoras de estrés. Además de controlar la presión arterial frecuentemente “es muy importante escoger los alimentos más adecuados para nosotros, que sean simples, naturales y que no sean ultraprocesados. La alimentación mediterránea es muy buena, siempre que no se dé protagonismo a los cereales refinados y al alcohol”, explica el doctor Abellán.

2. Muévete

Según numerosos estudios científicos, el ejercicio es muy beneficioso para el sistema musculoesquelético, el corazón, los pulmones y el sistema nervioso, además de beneficiar la salud física y mental. “Cada vez tenemos más claro que tener una masa muscular fuerte y grande nos protege del infarto. Además de los factores de riesgo cardiovascular clásicos (fumar, diabetes, colesterol, etc.), que son importantes, hay otros factores de riesgo a los que no estamos prestando atención como la sarcopenia, que es tener una masa muscular pobre y débil”. Según el cardiólogo, “caminando no te pones fuerte, hay que hacer algo más. Esto no significa cargar con 100 kg. Trabajar la fuerza es algo tan sencillo como sentarse en una silla y ponerse de pie 10 veces seguidas, trabajar con tu propio peso. Nuestro cuerpo no entiende la vida sin movimiento. El ejercicio es la moneda de cambio para disfrutar de la vida moderna”.

3. Sincronízate con los ritmos del planeta y descansa

El estrés es la primera causa de insomnio o de mala calidad del sueño y, como asegura el doctor Abellán, “es muy importante dormir bien por la noche y vivir de acuerdo a los ritmos del planeta y sus ciclos de día y noche para no caer presos del estrés crónico. En nuestros genes está escrito que cuando amanece debemos de empezar a funcionar”. En España, asegura el doctor, “somos mucho de fiesta y nos gusta mucho salir por la tarde/noche y no es natural. También deberíamos dejar de ver esa serie que tanto nos gusta y empezar a priorizar nuestra salud. Nos hemos olvidado de ella y no somos conscientes que descansar es fundamental”.

Entre los hábitos para reducir la ansiedad y el estrés que tanto influyen en las enfermedades cardiovasculares el doctor recomienda técnicas de relajación, respiración y meditación (mindfulness).

4. Conecta con los demás y con la naturaleza

“Conectar con la naturaleza es un indicador de salud, lo mismo que establecer lazos fuertes con familiares y amigos. Las personas que están solas enferman más de cáncer, de enfermedades del corazón y enfermedades neurodegenerativas. Debemos estar conectados con nuestros seres, los que viven con nosotros. Somos animales sociales que a lo largo de la evolución hemos encontrado en estos lazos de conexión más oportunidades para sobrevivir”, finaliza el doctor Abellán.



Te puede interesar
traslado-organos-un-viaje-hacia-la-vida
El traslado de órganos, un viaje hacia la vida
ribera-premio
Grupo Ribera gana el premio de Salud Digital al mejor proyecto de Telemedicina
reto-viral-dejar-inconsciente-knockout-challenge
“Knockout Challenge”, el peligroso reto en redes que consiste en dejar inconsciente a otra persona