logo_medicina
Síguenos

Nueva ley de protección de menores: las adicciones a la tecnología pasarán por pediatría

Pedro Gorrotxategui, presidente de la AEPap: “Sin más dotación y medios para salud mental infanto-juvenil, la ley no va a cambiar nada”

Compartir
Nueva ley de protección de menores: las adicciones a la tecnología pasarán por pediatría
Freepik

Por Juan García

4 de junio de 2024

El Consejo de Ministros, celebrado hoy, ha dado luz verde al anteproyecto de ley de protección de menores, que incluye una regulación del papel de la pediatría en materia de prevención y seguimiento de adiciones a dispositivos digitales. De esta forma, los pediatras deberán fomentar en consulta “la detección precoz, prevención y tratamiento para menores con problemas de adiciones de este tipo”, según ha explicado el ministro de la Presidencia, Justicia y Relaciones con las Cortes, Félix Bolaños, en la rueda de prensa posterior al Consejo. 

Esta norma también recoge una modificación del código penal para contemplar nuevos delitos relacionados con el entorno digital y la obligación a las empresas tecnológicas de establecer filtro parental y restricciones de edad en los dispositivos que se comercialicen en España. Además, Bolaños ha señalado que ya está constituida una mesa de trabajo para desarrollar una estrategia nacional de prevención y protección de los menores, que esperan tramitar después del verano. El objetivo de esta norma, según ha manifestado el ministro, es “garantizar los derechos de los menores en el espacio digital con todas las garantías y proteger sus datos personales”. Bolaños ha defendido la conveniencia de esta medida, alegando que “está en juego la seguridad de los niños de nuestro país y la tranquilidad de las familias”.

Falta de medios en salud mental infanto-juvenil

El presidente de la Asociación Española de Pediatras de Atención Primaria (AEPap), Pedro Gorrotxategui, señala a Medicina Responsable que considera que la ley es “positiva”, pero que debe ir aparejada de una dotación presupuestaria y más medios para ser efectiva. Aunque cree que “al colectivo de pediatras no le va a afectar en gran medida”, donde sí que prevé complicaciones es en los servicios de salud mental infanto-juvenil. 

“La ley recoge que cuando hay un caso problemático se debe derivar a este servicio, que a día de hoy ya está desbordado”. Gorrotxategui apunta que el impacto de la carga asistencial no va a recaer sobre los pediatras, ya que “estas cuestiones ya las tratamos en consulta en ocasiones”, pero considera oportuno que se inste a estos profesionales a “tener más en cuenta estos aspectos”. Sin embargo, señala que si aumentan las derivaciones, pero no los medios con los que se dota este servicio, “la ley no va a cambiar nada”. Por ello, incide en que es necesario que haya una mayor dotación para este servicio de salud mental.

Otras medidas

“Hoy los menores tienen su primer móvil con 11 años de media y el 95% tiene acceso a internet en estos dispositivos digitales”, ha apuntado el ministro para ilustrar que, a pesar de los beneficios de la tecnología, “a nadie se le escapa los riesgos que entraña su uso por parte de menores”. Unos riesgos que se presentan fundamentalmente en tres ámbitos: adicciones, acceso a contenidos inapropiados y acoso.

El proyecto de ley aprobado hoy por el Gobierno también incluye la creación de centros de prevención especializados para menores con problemas de adicciones, así como la obligatoriedad para las administraciones públicas de elaborar campañas de sensibilización dirigidas especialmente a las familias. 

Por otro lado, esta ley ha servido para sacar adelante una modificación del código penal que reconoce nuevos tipos de delito del ámbito digital, como la generación de imágenes con Inteligencia Artificial (IA) para elaborar contenido de carácter sexual relacionado con menores, así como la práctica del grooming, es decir, la falsificación de la edad u otros rasgos identificativos con el fin de engañar a menores para acabar cometiendo un delito contra la libertad sexual. 

En cuanto a las nuevas obligaciones para las empresas tecnológicas, la nueva norma contempla que los fabricantes de productos digitales deben garantizar que los dispositivos cuenten con filtro parental obligatorio y un etiquetado informativo adecuado. El ministro ha explicado que también se implementarán sistemas de verificación de edad por defecto ya que “los actuales no tienen ninguna eficacia”.

Por último, la nueva norma recoge el establecimiento de una orden de alejamiento online para impedir que los acosadores puedan mantener contacto con sus víctimas a través de las redes sociales, así como la elevación de 14 a 16 años para el tratamiento de los datos de carácter personal, lo cual tiene una repercusión directa sobre la creación de perfiles en redes sociales.

El ejemplo empieza en casa

El presidente de la AEPap señala que “toda medida que trate de poner coto al uso abusivo de los móviles por parte de los menores es una buena noticia”, aunque también llama a fomentar la educación en estos aspectos desde casa. 

“Si el niño ve que los padres usan el móvil en exceso, va asociando desde edades muy tempranas esa actividad con una forma de ocio y evasión. A la hora de comprar el primer móvil es importante que tenga la protección parental para no entrar en determinadas páginas y que solo lo usen para comunicarse”. El pediatra recuerda las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud en esta materia, que desaconsejan cualquier tipo de uso de estos dispositivos antes de los dos años de edad y su uso limitado a una hora diaria entre los dos y los seis años. 



Te puede interesar
cancer-ovarios-silencioso