logo_medicina
Síguenos

Diseñan un virus artificial que podría curar a pacientes en cuestión de horas o días

Los investigadores esperan crear un fármaco basado en bacteriófagos para administrar terapia génica y tratar enfermedades como el cáncer o la diabetes

Compartir
Diseñan un virus artificial que podría curar a pacientes en cuestión de horas o días
Nature Communications

Por Lucía de Mingo

31 de mayo de 2023

Un equipo de investigadores de la Universidad Católica de América está desarrollando una nueva tecnología de terapia génica que podría abrir las puertas a la curación de una gran variedad de dolencias que afectan a nuestra salud. El profesor de biología Venigalla Rao y su equipo han demostrado, por primera vez, que el bacteriófago T4 puede estar envuelto en un lípido, una innovación que facilita la transferencia de tratamientos a las células humanas. 

Rao es el director fundador del Centro de Investigación Médica de Bacteriófagos de la Universidad Católica de América, dedicado a investigar el potencial terapéutico de este virus, que crece en la bacteria Escherichia coli y que no puede infectar a los humanos. Gracias a esta investigación, publicada en la revista científica Nature Communications, también han observado que el bacteriófago T4 tiene una capacidad de carga útil y una capacidad de ingeniería mucho mayores para ofrecer una gama más amplia de terapias que las tecnologías actuales. Esto quiere decir que tiene un gran potencial para que una variedad de tratamientos se administre de manera más rápida, segura y rentable.

El objetivo final que persiguen los investigadores es crear un fármaco basado en bacteriófagos que cure a los pacientes en cuestión de horas o días, algo que marcará la diferencia si tenemos en cuenta que los medicamentos de molécula pequeña como las estatinas, para reducir el colesterol, la metformina, para reducir el azúcar en sangre, o los antibióticos, en ocasiones deben tomarse de por vida.

“Creemos que hemos demostrado que existe un camino para desarrollar tratamientos de terapia génica basados ​​en bacteriófagos seguros y efectivos con un potencial de curación casi ilimitado”, indica Rao. Estos se podrán administrar para tratar afecciones genéticas como la enfermedad de células falciformes, la diabetes o el cáncer. “Este es un gran paso adelante para expandir el espacio de terapia génica existente y también para crear un nuevo espacio para futuras terapias y curas”.

Curas en cuestión de horas o días

El director fundador del Centro de Investigación Médica de Bacteriófagos de la Universidad Católica de América señala que podrían llevar esta terapia a la clínica en tan solo cinco años.  No obstante, afirma que “con la financiación adecuada será posible porque para avanzar a la siguiente fase se requerirán millones de dólares”.

La terapia génica se emplea para tratar patologías de origen genético, ya que, con una única administración, puede restaurar el funcionamiento de células y tejidos en aquellos pacientes que tienen una enfermedad fruto de a una alteración genética.  Para ello, se recurre a los vectores de transferencia génica, el vehículo empleado para introducir ADN en una célula u organismo, actualmente el medio más eficiente para transferir genes. No obstante, según indica Rao, los vectores disponibles tienen una capacidad de carga, de orientación celular y una ingeniería limitada. Además, cuentan con “muchos problemas de seguridad y los procesos que dan lugar a estas terapias son extraordinariamente costosos". No obstante, el bacteriófago T4 demuestra que un nuevo tipo de terapia que evita estas limitaciones tecnológicas y problemas de seguridad "no solo es posible, sino factible". 

Esta investigación proporciona así un nuevo modelo para desarrollar tratamientos y curas que salvarán vidas en un futuro no muy lejano. 



Te puede interesar
agua-salud-editorial
Agua y salud
beber-cafe-ayuda-despertar-placebo
Beber café por las mañanas ¿ayuda a despertar o es placebo?
donantes-espana-lider
Uno de cada cuatro donantes de la Unión Europea proviene de España