logo_medicina
Síguenos

Hallan el segundo caso en el mundo de una persona “resistente” al alzhéimer

El hombre padecía una mutación genética que retrasó más de 20 años la aparición de los primeros síntomas de la enfermedad

Compartir
Hallan el segundo caso en el mundo de una persona “resistente” al alzhéimer

Por Lucía de Mingo

16 de mayo de 2023

Un equipo internacional, dirigido por investigadores de la Escuela de Medicina de Harvard, en el Hospital General de Massachusetts y Massachusetts Eye and Ear, ha descubierto una nueva variante genética que protege contra la enfermedad de Alzheimer. La investigación, publicada en la revista científica Nature Medicine, abre un horizonte esperanzador para estos pacientes.

El hallazgo ha venido de la mano de un varón de origen colombiano que tenía predisposición genética a desarrollar la enfermedad de Alzheimer a una edad temprana, fruto de una mutación genética llamada “Paisa”. Sin embargo, lo insólito fue que lo hizo más de dos décadas después que la mayoría de las personas con esta rara mutación, que solo está presente en una región de Colombia. De hecho, el 99% de las personas con alzhéimer no la tienen. Estos pacientes desarrollan un deterioro cognitivo leve a una edad promedio de 44 años, demencia a los 49 años y mueren por complicaciones de la demencia a los 60 años. Sin embargo, este paciente permaneció cognitivamente intacto hasta los 67 años, tuvo una demencia leve a los 72 años y murió a los 74, fruto de neumonía por aspiración, un trastorno muy frecuente entre los pacientes con alzhéimer que presentan dificultad para tragar sólidos y líquidos.

Tras la muerte del paciente, sus familiares donaron su cerebro para que los investigadores continuaran investigando lo que parecía ser una interesante condición de resiliencia a la enfermedad. Así, tras un estudio genético, quisieron indagar para saber si había alguna mutación protectora en uno de los genes ya conocidos o en cualquier otro gen. Para su sorpresa, lo que encontraron fue que este paciente tenía otra mutación nueva y rara en el gen Reelin, que no tenía una asociación previa con la enfermedad y comparativamente estaba poco estudiado. Esta fue la que retrasó más de 20 años la aparición del deterioro cognitivo leve.

Foto: Dirección de Comunicaciones UdeA / Alejandra Uribe F.

Una población inusual

Francisco Lopera, director del Grupo de Neurociencias de Antioquia en Medellín (Colombia) y coautor del estudio, es el neurólogo que identificó a esta población con estas insólitas mutaciones en el gen de la presenilina 1, que les hacían desarrollar una demencia precoz. Viven en Yurumal, una población ubicada en Colombia, y el equipo de Lopera los ha estado siguiendo durante los últimos 30 años. De hecho, ya en el año 2019, estudiaron a una mujer, también de esta población, que permaneció sin problemas cognitivos hasta los 70 años. Tras estudiar su cerebro, pudieron conocer que esta portaba dos copias de la variante genética de Christchurch, que afecta a una proteína fuertemente implicada en la enfermedad de Alzheimer, conocida como APOE.

“Lo más emocionante es que la naturaleza nos ha revelado tanto la causa de la enfermedad como su cura. La madre naturaleza hizo un experimento excepcional con estos dos sujetos: los dotó a ambos de un gen que causa el Alzheimer y al mismo tiempo de otro gen que los protegió de los síntomas de la enfermedad durante más de dos décadas”, indica Lopera. Por lo tanto, añade, la solución es “copiar” la naturaleza desarrollando terapias génicas o farmacológicas que imiten el mecanismo de acción de las variantes genéticas protectoras en sujetos en riesgo de sufrir la enfermedad. "Casos extraordinarios como este ilustran cómo las personas y las familias extendidas con la enfermedad de Alzheimer pueden ayudar a avanzar en nuestra comprensión de la enfermedad y abrir nuevas vías para el descubrimiento de terapias", afirma el coautor principal Yakeel Quiroz, neuropsicólogo clínico e investigador de neuroimagen. De hecho, los conocimientos que están obteniendo de este segundo caso pueden guiarles sobre en qué parte del cerebro deben mirar para retrasar y detener la progresión de la enfermedad. Además, ayudará a formular nuevas hipótesis sobre la serie de pasos que en realidad pueden conducir a la demencia de Alzheimer.

Según explica Sepúlveda Falla, coautor principal del artículo, ambos casos muestran un patrón protector distintivo en los análisis post mortem, uno global y el otro muy localizado. “Estos casos sobresalientes nos están enseñando que la protección contra el alzhéimer puede tomar diferentes formas, y que tal vez una terapia pueda tener éxito solo al enfocarse en estructuras cerebrales claves como la corteza entorrinal”. Además, indica que estos hallazgos les están haciendo revisar nuestros conceptos previos sobre la neurodegeneración y el deterioro cognitivo. “Son tiempos emocionantes para nosotros y, con suerte, también para el campo de investigación del alzhéimer”.

Los resultados de este estudio apuntan a posibles nuevas vías de tratamiento porque los dos pacientes tenían niveles extremadamente altos de beta amiloide en el cerebro, un conocido precursor de esta enfermedad y, sin embargo, estaban protegidos contra la taupatía, un grupo de enfermedades neurodegenerativas caracterizadas por la acumulación de la proteína tau fosforilada, y contra los síntomas de la enfermedad. No obstante, los investigadores señalan que no pueden descartar por completo que otros factores, incluidas variantes genéticas adicionales, puedan haber contribuido a la resiliencia del paciente frente a los síntomas de la enfermedad de Alzheimer.



Te puede interesar
el-presidente-del-gobierno-piensa-en-la-ministra-de-sanidad-como-candidata-a-la-alcaldia-de-las-palmas-1663154204308
Pedro Sánchez piensa en Carolina Darias como candidata a la alcaldía de Las Palmas
sanidad-responsable-maximo-polemica-pregunta-examen-mir-semergen
Sanidad es el “responsable máximo” de la polémica pregunta del examen MIR, según Semergen
los-casos-de-ictus-aumentaran-un-34por-ciento-en-los-proximos-diez-anos-1666964978963
Los casos de ictus aumentarán un 34% en los próximos diez años