logo_medicina
Síguenos

Hallan el lugar exacto del cerebro donde se unen cuerpo y mente

El estudio, realizado por investigadores estadounidenses, apunta a áreas del cerebro que integran la planificación, el propósito, la fisiología, el comportamiento y el movimiento

Compartir
Hallan el lugar exacto del cerebro donde se unen cuerpo y mente

Por Julia Porras

28 de abril de 2023

Los practicantes de mindfulness dicen que “cuerpo en calma, mente en calma” y, ahora, esto puede que sea algo más que una frase hecha para poner en el estado de Whatsapp. Un estudio realizado por investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington, en San Louis, revela que la conexión entre el cuerpo y la mente está integrada en la estructura del cerebro. El estudio muestra que algunas partes del área del cerebro que controlan el movimiento están conectadas a redes involucradas en el pensamiento y la planificación y en el control de funciones corporales involuntarias como la presión arterial y la frecuencia cardíaca.

La investigación, publicada en la revista Nature, podría ayudar a explicar algunos fenómenos desconcertantes, como por qué la ansiedad hace que algunas personas quieran caminar de un lado a otro; por qué estimular el nervio vago, que regula las funciones de los órganos internos, como la digestión y el ritmo cardíaco, puede aliviar la depresión; o por qué las personas que hacen ejercicio regularmente reportan una perspectiva más positiva de la vida.

Evan M. Gordon, profesor asistente de radiología en el Instituto de Radiología Mallinckodt, de la Facultad de Medicina de dicha universidad ha comentado que este descubrimiento  “puede ser realmente útil para las personas con ansiedad, por ejemplo, porque, aunque hasta ahora no había muchas evidencias,  ahora hemos encontrado una conexión;  el lugar donde la parte de la mente altamente activa y orientada a objetivos se conecta con las partes del cerebro que controlan la respiración y la frecuencia cardíaca. Si calmas a uno, esto debería tener efectos de retroalimentación en el otro”, ha asegurado Gordon.

Gordon y el autor principal del estudio, Nico Dosenbach, profesor asociado de neurología, se propusieron verificar el mapa establecido por el neurocirujano Wilder Penfield en 1930, cuando tras aplicar pequeñas descargas eléctricas a los cerebros expuestos de varias personas sometidas a cirugía cerebral, fue anotando sus respuestas y creando el llamado “mapa de Penfiled” u “homúnculo de Penfield”, que representa las regiones motoras del cerebro. Este descubriendo ha sido la base de la neurocirugía durante muchos años, pero el último hallazgo viene a cambiarlo todo. Gordon, Dosenbach y sus colegas comenzaron a replicar el trabajo de Penfield con imágenes de resonancia magnética funcional. Reclutaron a siete adultos sanos para someterlos a horas de escáner cerebral mientras descansaban o realizaban tareas. A partir de este conjunto de datos de alta densidad, construyeron mapas cerebrales individualizados para cada participante. Después, validaron sus resultados utilizando tres grandes conjuntos de datos de fMRI (examen en el cual se generan imágenes del interior del cerebro mediante campos magnéticos fuertes) disponibles públicamente: del Proyecto Conectoma Humano, del Estudio de Desarrollo Cognitivo del Cerebro Adolescente y del Biobanco del Reino Unido, que en conjunto contienen escáneres cerebrales de aproximadamente 50.000 personas.

Dosenbach y Gordon llamaron a esta red ,“Red de Acción Somato (cuerpo)-Cognitiva (mente)”, o SCAN.  Para su sorpresa, descubrieron que el mapa de Penfield no estaba del todo bien. El control de los pies estaba en el lugar que Penfield había identificado. Lo mismo para las manos y la cara. Pero entremezcladas con esas tres áreas clave había otras tres que no parecían estar directamente involucradas en el movimiento, aunque se encontraban en el área motora del cerebro.

 

 



Te puede interesar
espana-presenta-lineas-claves-sanidad-europa-presidencia-ue
España presenta en Europa las líneas claves en sanidad para la presidencia del Consejo de la UE
alzheimer-empieza-antes-avanza-mas-rapido-personas-sindrome-down
El Alzheimer empieza antes y avanza más rápido en las personas con síndrome de Down
morir-infarto-por-debajo-de-60-anos
Morir de un infarto por debajo de los 60 años