logo_medicina
Síguenos

Descubren una proteína que podría abrir la puerta a nuevos tratamientos frente a la ansiedad

Un estudio de la Universidad de Coimbra apunta a la proteína TrkC como diana terapéutica para reducir el miedo excesivo generado por la ansiedad

Compartir
Descubren una proteína que podría abrir la puerta a nuevos tratamientos frente a la ansiedad
Freepik

Por Juan García

15 de febrero de 2024

Cuando hablamos del estado de la salud mental en nuestro país, la ansiedad se sitúa en cabeza en cuanto a trastornos diagnosticados. Desde 2016 se han duplicado los casos de esta patología que afecta el doble a mujeres que a hombres, según revelaba el último informe del Sistema Nacional de Salud (SNS) sobre la salud mental, correspondiente a 2022. Esto tiene una traducción en el último informe anual de la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE), que sitúa a España como el país del mundo donde más diazepam (más conocido por su marca comercial Valium) se consume. La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) también constata esta tendencia con un aumento del consumo de ansiolíticos en los últimos años, con una subida de diez puntos en las dosis diarias por cada mil habitantes, siendo el segundo país del mundo. 

En este contexto, una investigación de la Universidad de Coimbra (UC), Portugal ha descubierto una molécula que podría revolucionar los tratamientos para trastornos de ansiedad

El estudio, publicado en la revista Molecular Psychiatry, identificó un mediador responsable de alterar los recuerdos del miedo. Los investigadores apuntan a la proteína TrkC como responsable de la “modulación de las memorias de la extinción del miedo” en la amígdala cerebral, la parte del cerebro donde se produce la respuesta neuronal necesaria para superar un temor.

Los autores apuntan que este hallazgo podría ayudar a desarrollar nuevas terapias más eficaces frente a los trastornos de ansiedad. “Estas patologías están marcadas por un miedo exagerado o inapropiado y un déficit en la extinción del miedo, siendo una de las condiciones de salud más prevalentes a nivel mundial, agravada por la pandemia”, explican los autores.

Actualmente, una de las opciones terapéuticas para los trastornos de ansiedad son las terapias de exposición, que se basan en el mecanismo de extinción del miedo. Sin embargo, la autora principal del estudio e investigadora del Centro de Neurociencia y Biología Celular de la UC, Mónica Santos, explica que “las terapias de exposición o el uso de fármacos, como ansiolíticos y antidepresivos, no son 100% efectivos para tratar estos problemas de salud y, por tanto, esta investigación abre nuevas opciones terapéuticas para esta categoría de trastornos”.

Utilizando un modelo conductual de extinción del miedo, los científicos pudieron identificar un aumento en la activación de la proteína TrkC en la amígdala. "Este estudio valida la vía TrkC como una posible diana terapéutica para personas con enfermedades relacionadas con el miedo, y revela que combinar terapias de exposición con fármacos que mejoran la plasticidad sináptica puede representar una forma más eficaz y duradera de tratar los trastornos de ansiedad", destaca Santos.

Los próximos pasos para el equipo investigador pasan por “identificar compuestos que tengan la capacidad de activar específicamente la molécula TrkC y, así, utilizarse como fármacos combinados con terapia de exposición en el tratamiento de pacientes con trastornos de ansiedad”. Con el objetivo de avanzar en el desarrollo de nuevos tratamientos para la ansiedad, este prometedor hallazgo podría abrir nuevas vías para tratar la patología que más afecta a la salud mental en nuestro país.



Te puede interesar
primer-impalnte-generacion-marcapasos-sin-cable