logo_medicina
Síguenos

La liposucción, primera opción en cirugía estética en el mundo

La liposucción lidera la demanda en todo el mundo en estética por encima del aumento de senos, según la Sociedad Internacional de Cirugía Plástica y Estética (ISAPS)

Compartir
La liposucción, primera opción en cirugía estética en el mundo

Por Gema Puerto

19 de enero de 2023

Es comenzar el nuevo año y uno de los propósitos más recurrentes es el de perder kilos y mejorar el aspecto corporal. Entre las opciones para conseguir estas metas, como explica el doctor César Casado, Cirujano Plástico y Reparador del Hospital Ruber Internacional y del Hospital San Chinarro, “está comer menos, hacer más ejercicio y, cuando hay acúmulos de grasa localizados, realizarse una liposucción para obtener resultados permanentes, siempre que se mantenga el peso del postoperatorio”.

La Sociedad Internacional de Cirugía Plástica Estética (ISAPS) acaba de dar a conocer las intervenciones más populares que se han llevado a cabo el pasado año en todo el mundo y sí, la liposucción está por delante de la tan demandada operación de aumento de senos. 

La liposucción o lipoescultura es una operación de cirugía plástica que se realiza para eliminar los depósitos de grasa localizada entre la piel y el músculo con el objetivo de remodelar el contorno corporal de forma permanente. 

En la actualidad, existen distintas técnicas:

Lipoescultura o liposucción tradicional. Los candidatos ideales para someterse a una liposucción son aquellas personas que poseen un peso relativamente normal pero que tienen acúmulos de grasa en áreas localizadas, aunque también está indicada para pacientes con lipedema, personas con hinchazón y retención de líquidos en extremidades inferiores. 

Esta técnica quirúrgica se emplea para eliminar los depósitos de grasa en papada, brazos, abdomen, nalgas, caderas, muslos, rodillas y tobillos, entre otros. Como explica el doctor Casado, permite “quitar cuatro o cinco litros de grasa, como mucho, en distintas zonas del cuerpo” y emplea microcánulas que realizan minúsculas incisiones por dónde se aspira la grasa con diferentes técnicas en función de la cantidad de grasa a extraer, la edad del paciente o la calidad de su piel.

Lipoláser. Permite tratar zonas donde hay flacidez como los muslos o los brazos, aunque se puede aplicar en muchas otras zonas del cuerpo. Consiste en realizar una pequeña incisión sobre la zona seleccionada e introducir una cánula diminuta con energía láser que se libera a través del extremo de la fibra y va diluyendo la grasa convirtiéndola en líquido que se puede aspirar a través de la cánula o se puede eliminar de manera natural en el organismo.

Liposucción tumescente. Se realiza infiltrando una solución que contiene suero, lidocaína y epinefrina. El efecto combinado de estas sustancias sirve tanto de analgésico como de vasoconstrictor. Una vez inyectadas y transcurrido el tiempo para que haga efecto la medicación, con cánulas muy finas, se facilita la aspiración del tejido graso.

Liposucción ultrasonidos. Conocida como UAL, es relativamente nueva y usa las ondas de los ultrasonidos para licuar la grasa indeseable. Aunque no sea un sustituto para la liposucción tradicional, puede ser una herramienta efectiva para quitar la grasa de los senos de los varones (ginecomastia) o en la espalda, o para quitar grandes volúmenes de grasa en un procedimiento único.

Síntomas y postoperatorio

Como advierte el doctor Casado, este tipo de intervenciones debe de realizarse en un hospital y tras el postoperatorio puede haber varias molestias como hematomas (cardenales) en la zona, lesiones de la piel causadas por el vendaje adhesivo elástico y alteraciones de la sensibilidad en la piel de la zona tratada. Por eso se recomienda reposo en las primeras 24 horas de la intervención, mantener el vendaje limpio y seco y llevar una faja ortopédica durante las 24 horas del día, durante al menos un mes.

También hay que mantener las piernas elevadas cuando se esté sentado y realizar masajes de drenaje linfático superficiales y profundos, además de tomar la medicación prescrita puntualmente.

Precios

El precio medio para una zona de liposucción, como la papada, es de unos 2.500 euros y la cifra puede alcanzar los 4.500 euros cuando se realizan tres zonas a la vez como caderas, muslos y abdomen. Los precios varían también en función de la cantidad de grasa que deba ser extraída, la técnica que se emplee y la complejidad del caso, es decir, depende mucho de la valoración por parte del profesional de forma individualizada.

Eso sí, antes de acudir a un centro hospitalario, es importante asegurarse que el cirujano que va a realizar la liposucción esté preparado en las áreas en las que va a intervenir y que tenga el título de Cirujano Plástico y Reparador, que puede ser consultado en el colegio de Médicos.



Te puede interesar
los-ejercicios-clave-para-estar-en-forma-1649239742305
Los ejercicios clave para estar en forma
fenin-presenta-guia-compra-publica-tecnologia-sanitaria
Fenin presenta la “Guía de compra pública eficiente de tecnología sanitaria"
historia-clinica-comunidad-madrid-sanidad-publica-privada
Un nuevo paso hacia la historia clínica universal en Madrid