logo_medicina
Síguenos

Los beneficios de los ultrasonidos para tratar los nódulos tiroideos

La principal cualidad de esta terapia es que es, no invasiva, sin cicatriz ni efectos secundarios adversos

Compartir
Los beneficios de los ultrasonidos para tratar los nódulos tiroideos

Por Andrea Martín

13 de septiembre de 2023

Alrededor de un 50% de la población padecen de nódulos tiroideos, unos bultos sólidos o llenos de líquido que se forman dentro de la tiroides y que pueden ir desarrollando su volumen con el paso del tiempo. La tiroides es una glándula pequeña, ubicada en la base del cuello, que se caracteriza por su particular forma de mariposa e interviene en multitud de funciones, como el metabolismo basal, el corazón, el aparato digestivo, el sistema nervioso o el estado de ánimo, por lo que es importante hacer un seguimiento cuando estos nódulos aparecen.

La mayoría de los nódulos tiroideos no son graves y no presentan síntomas. Solo un pequeño porcentaje de ellos son cancerosos. Según explica el doctor Rida Nagib, jefe de Servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital Quirónsalud Marbella, "los nódulos tiroideos son similares a los nódulos localizados en la mama. No todos derivan en cáncer, ya que los hay de tipo benigno y maligno. En la glándula tiroides ocurre lo mismo. Tienen una prevalencia muy alta y hay que vigilarlos por su riesgo de malignizar y por sus efectos, si crecen en exceso". De hecho, algunos pueden crecer lo suficiente como para hacerse visibles, llegando incluso a dificultar la respiración o la deglución.

Por ello, la técnica pionera de ultrasonidos HIFU, desarrollada por la empresa Theraclion, es idónea para estas situaciones, ya que está especialmente indicada para aquellos pacientes con nódulos tiroideos en fase de crecimiento constante que comprimen otras estructuras y, en consecuencia, alteraciones al tragar o al respirar. También es una terapía idónea para pacientes cuyo estado de salud no permite ser intervenidos.

Esta nueva tecnología se basa en la utilización de ultrasonidos dirigidos con precisión milimétrica al punto exacto donde se encuentra el nódulo. De esta manera, mediante ráfagas, se genera en el foco del nódulo una temperatura de entre 80/85 grados que permite quemar la masa evitando su crecimiento. Gracias al tratamiento de forma selectiva de los nódulos, esta técnica de termoablación es segura y eficaz, ya que no daña el resto de la tiroides.

Además, la principal cualidad de esta terapia es que es no invasiva, que no deja cicatriz ni produce efectos secundarios adversos, a diferencia de los tratamientos convencionales, de cirugía y radiofrecuencia, donde existe un porcentaje de riesgo de parálisis de cuerdas vocales o mala cicatrización.

El doctor Nagib, del Hospital Quirónsalud Marbella, el único centro sanitario del Sur de España que dispone de este tratamiento, asegura que "todos los pacientes que han recibido la terapia han tenido una reducción significativa del tamaño de los nódulos y han percibido mejoría en los síntomas. En concreto, se han corregido los problemas que referían al tragar y, estéticamente, se ha transformado su fisionomía porque no se aprecian los bultos a simple vista". Además, explica que esta técnica requiere un estudio previo por parte del especialista con el fin de asegurar la idoneidad del tratamiento. "Nuestro objetivo es obtener los mejores resultados posibles, por eso se establece un filtrado previo. Todas las peticiones son evaluadas preliminarmente, ya que hay que asegurarse de que el perfil del paciente es apto para esta técnica. Una de sus ventajas principales es que se pueden tratar todos los nódulos, independientemente de su tamaño".

 



Te puede interesar
europa-epidemia-gripe-aviar
Europa sufre la peor crisis de gripe aviar con 30 países y millones de aves muertas
prueba-orina-predice-alzheimer
Una simple prueba de orina podría predecir el Alzheimer
prim-presenta-idis-fisioterapia
PRIM presenta al comité de innovación de IDIS su modelo de fisioterapia avanzada