logo_medicina
Síguenos

Investigadores estadounidenses relacionan el insomnio en las mujeres con la hipertensión

Según un estudio del Brigham and Women's Hospital, las mujeres que duermen menos de siete u ocho horas tienen mayor riesgo de hipertensión

Compartir
Investigadores estadounidenses relacionan el insomnio en las mujeres con la hipertensión

Por Andrea Martín

6 de noviembre de 2023

Un nuevo estudio, realizado por investigadores de la División Channing de Medicina en Red del Brigham and Women's Hospital (EE. UU), ha destacado una correlación entre los síntomas de insomnio y la hipertensión en mujeres.

Los resultados de la investigación, publicados en la revista Hypertension, muestran que dormir bien por la noche es fundamental para mantenerse saludable y revela que las mujeres que tenían dificultades para dormir lo suficiente tenían un mayor riesgo de desarrollar hipertensión o presión arterial alta. "Estos hallazgos sugieren que las personas que luchan contra los síntomas del insomnio pueden tener riesgo de hipertensión y podrían tomar precaución con un examen preventivo", explicó Shahab Haghayegh, investigador de la Facultad de Medicina Brigham y Harvard. "La hipertensión se asocia con muchas otras complicaciones de salud física y mental. Cuanto antes podamos identificar a las personas con presión arterial alta y tratarlas, mejor podremos mitigar los problemas de salud futuros".

Tanto la hipertensión, cuando la presión de la sangre en nuestros vasos sanguíneos es demasiado alta, como el insomnio, incapacidad para mantener o iniciar el sueño, mal descanso o despertar precoz, son cada vez más prevalentes. En concreto, más del 30% de los adultos experimentan síntomas de insomnio y, según la Academia Estadounidense de Medicina del Sueño, el 45% de los adultos estadounidenses viven con presión arterial alta.

Los investigadores siguieron a 66.122 mujeres participantes de entre 25 y 42 años, todas sin hipertensión al inicio del estudio, durante dieciséis años. Comenzaron a medir la duración del sueño en 2001 y luego lo hicieron nuevamente en 2009, registrando el número promedio de horas dormidas durante un período de 24 horas. También rastrearon las dificultades para dormir, como tener problemas para conciliar o permanecer dormido o despertarse temprano en la mañana.

Los análisis de los datos revelaron que las mujeres con dificultades para dormir tenían, en promedio, un IMC más alto, una menor actividad física y una peor dieta. También descubrieron que aquellas que tenían dificultades para dormir eran más propensas a fumar y beber alcohol y habían pasado por la menopausia anteriormente.

Entre los 25.987 casos de hipertensión documentados durante el seguimiento, las mujeres que dormían menos de siete u ocho horas por noche tenían un riesgo significativamente mayor de desarrollar hipertensión, según los datos recopilados. De manera similar, las mujeres que tenían problemas para conciliar el sueño y permanecer dormidas también tenían más probabilidades de desarrollarlo.

Haghayegh explicó que las dificultades para dormir pueden conducir a una cadena de eventos que pueden aumentar la retención de sodio, la rigidez arterial y el gasto cardíaco, lo que potencialmente conduce a la hipertensión. Las alteraciones del ciclo de sueño/vigilia también pueden influir en la actividad de constricción/relajación de los vasos sanguíneos y en la función de las células que regulan el tono vascular. "Espero que estos hallazgos subrayen aún más el papel crucial que desempeña la calidad del sueño en nuestro bienestar general”, concluye.

 



Te puede interesar
cumplimiento-objetivos-desarrollo-sostenible
“Avanzar hacia el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible es una obligación”
investisgadores-espanoles-via-tratamiento-parkinso-farmaco-cancer
Descubren una nueva vía de tratamiento del párkinson a través de un fármaco para el cáncer
vacuna-cancer-desarrollo-matar
Desarrollan una vacuna contra el cáncer que mata al tumor y previene su reaparición