logo_medicina
Síguenos

Día Mundial de la Obesidad

Prevenir la obesidad, clave para frenar una nueva pandemia

Según la OMS, alrededor de mil millones de personas en el mundo vivirán con obesidad en 2035

Compartir
Prevenir la obesidad, clave para frenar una nueva pandemia
Freepik

Por Andrea Rivero

3 de marzo de 2023

En un primer momento, las cremalleras dejan de cerrar y la ropa está algo más apretada que hace unas semanas. Después, el reflejo en el espejo ya no es el mismo, hay algo más de tripa y cartucheras. Pero, pasado un tiempo, esos tres o cuatro kilos de más se han convertido en un problema serio y en la báscula ya no aparece el mensaje de “peso normal o saludable” cuando muestra el índice de masa corporal, sino que aparece “rango de sobrepeso” y, en los casos más graves, de obesidad. 

Aunque puede parecer un tema exclusivamente estético, no hablamos de “estar gordos”, hablamos de una enfermedad que está afectando gravemente a la población mundial y trae consigo un elevado riesgo de padecer graves enfermedades. De hecho, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), alrededor de mil millones de personas en el mundo vivirán con obesidad en 2035 y es la principal causa de muerte con 1,2 millones de europeos cada año y responsable de un 8% de muertes en todo el mundo.

Por ello, la prevención se ha convertido en la mejor estrategia para combatir el avance de esta enfermedad. “La obesidad es la enfermedad metabólica más prevalente a nivel mundial, supera con creces a la malnutrición. Es importante que consideremos que es un problema multifactorial, tanto sus causas como sus consecuencias", asegura a Medicina Responsable el doctor Rafael Gómez y Blasco, vocal de la Junta Directiva de la Sociedad Española de Obesidad (SEEDO), quien recuerda que, “la causa fundamental es genética y poco podemos incidir, pero podemos trabajar desde la infancia. Desde los primeros años de vida tenemos que mejorar la alimentación, evitar los procesados, la comida basura, los azucarados, etc, y también fomentar y acostumbrar a los más pequeños a hacer ejercicio". 

El sobrepeso y la obesidad no son únicamente el resultado de una alimentación sin control, pueden estar asociados a enfermedades como el hipotiroidismo o el síndrome de Cushing, una enfermedad hormonal. No obstante, existen factores que las personas pueden controlar y que causan un importante aumento de peso como el sedentarismo, el tabaquismo, el consumo excesivo de alcohol y una alimentación inadecuada

La mayoría de los expertos apuntan a la importancia de llevar un estilo de vida saludable y equilibrado para prevenir y tratar los casos de obesidad. “Es importante seguir una dieta equilibrada hacer ejercicio, además de tener un sueño reparador y llevar una vida saludable en general. En el caso de la dieta, sí o sí debe ser hipocalórica porque una persona con obesidad tiene una gestión de la energía que come diferente y tiende a acumularla en forma de grasa”, nos explica María del Mar Silva Rivera, experta en nutrición humana y dietética. Además, estas personas deben evitar alimentos ultraprocesados y dulces que favorecen la inflamación del organismo que ya de por sí está inflamado por la propia obesidad, añade la experta. 

¿Dieta mediterránea para combatir la obesidad?

La famosa dieta mediterránea, símbolo de cultura y tradición, no solo de España, también de otros países como Italia Grecia o Chipre, es una buena elección para combatir la obesidad. Según explica el doctor Gómez y Blasco, "la dieta mediterránea es de las mejores con diferencia a nivel mundial en prevención de enfermedades cardiovasculares y de muchas otras patologías. El problema es que en la actualidad esta dieta resulta costosa para muchas personas, no todos pueden comprar aceite de oliva virgen extra ni grandes pescados azules. En este sentido, los profesionales trabajamos para que esta dieta sea lo más cercana posible a la realidad y por ello es nuestra labor decirle a los pacientes que tiene tan buenas propiedades nutricionales la caballa como la merluza". Hay muchas dietas y hay que buscar la más adecuada para cada persona. "Por regla general, en estos países la dieta mediterránea es la que facilita la adherencia y una persona con obesidad que debe de perder muchos kilos necesita adherirse a una dieta saludable y la mediterránea lo es”, indica por su parte la nutricionista, que recuerda que, aunque esta sea sana, debemos asegurarnos de que sea hipocalórica. 

“Otra posibilidad es seguir la dieta atlántica, también característica de España, y se practica sobre todo en el norte. La cuestión es encontrar la dieta que a la persona le resulte más fácil de llevar, si ponemos una dieta que no le gusta probablemente no conseguiremos la adherencia necesaria para que se mantenga dentro de esa pauta de alimentación todos los meses o, incluso, años que puede necesitar para recuperar un peso saludable”, expresa Silva. 

Está comprobado que la dieta mediterránea ayuda a gestionar los síntomas que suelen aparecer como consecuencia del síndrome metabólico, también llamado síndrome de resistencia a la insulina, que habitualmente aparece con la obesidad. Además, según la nutricionista, “la dieta mediterránea es cardiosaludable y baja en azúcares, por lo que normalmente suele ser la más elegida”. 

Las dietas, mejor no hacerlas solos 

En general, para prevenir el sobrepeso y la obesidad a través de la alimentación los nutricionistas recalcan la importancia de evitar los alimentos ultraprocesados, los snacks como patatas fritas, frutos secos con sal, bebidas azucaradas, etc. En definitiva, “todos aquellos alimentos que influyen en nosotros para que tendamos a comer mucho más”, explica Silva. Asimismo, reitera que es indispensable mantenernos dentro de las calorías que realmente necesitamos, “muchas veces nos encontramos que a partir de los 35 años empezamos a aumentar de peso, parece que sin control, aunque comamos alimentos saludables y probablemente lo que esté sucediente es que comamos mucha más energía de la que necesitamos en realidad”. 

Pero, algo en lo que inciden todos los expertos es en la necesidad de contar con la ayuda de profesionales médicos. “En ocasiones, las personas con exceso de peso tienden a comenzar una dieta de manera autónoma, sin consejo ni supervisión profesional, pero esto entraña peligros. “Cuando lo hacemos solos hacemos una restricción calórica elevada, retiramos alimentos…empezamos a juguetear con la alimentación y eso genera deficiencias nutricionales”, concluye Silva.



Te puede interesar
hueso-mas-fracturas
¿Qué hueso de nuestro cuerpo se fractura más?
la-calle-reacciona-al-fin-de-las-mascarillas-1650457318832
División de opiniones para quitarse las mascarillas
onu-aumento-consumo-drogas
La ONU alerta sobre el aumento del consumo de drogas en el mundo y sus consecuencias