logo_medicina
Síguenos

Descubren cómo prevenir la “bomba de relojería” que activa el cáncer de mama metastásico

Investigadores de Reino Unido han hallado que la proteína PDGF-C es clave para mantener las células del cáncer de mama “dormidas o despiertas"

Compartir
Descubren cómo prevenir la “bomba de relojería” que activa el cáncer de mama metastásico

Por Andrea Martín

14 de marzo de 2023

El cáncer de mama es el tipo de cáncer más común en todo el mundo; representa el 12,5 % de todos los casos nuevos por año. A pesar de que su pronóstico es cada vez mejor, en algunas ocasiones, a pesar de haberse curado, puede reaparecer en otras partes del cuerpo debido a la propagación de algunas células cancerosas. Esto provoca que, tras un tiempo, estas células se “despierten” formando tumores incurables, lo que se conoce como cáncer metastásico. Ahora, investigadores de Reino Unido han descubierto la “bomba de relojería” que activa estas células y proponen una estrategia para desactivarla.

La investigación, publicada en la revista científica “Nature Cancer” y financiada por la organización benéfica “Breast Cancer Now”, descubrió que la proteína PDGF-C, que está presente en el pulmón y se encarga de regular el crecimiento y la división celular, desempeña un papel clave al influir las células de cáncer de mama inactivas que pueden permanecer dormidas o despiertas. “Este emocionante descubrimiento nos acerca un paso más a la comprensión de cómo podemos ralentizar o detener el desarrollo del cáncer de mama. Tiene el potencial de beneficiar a miles de mujeres que viven con esta 'bomba de relojería' en el futuro, asegurando que menos pacientes reciban las noticias devastadoras que la enfermedad ha propagado”, explica el doctor Simon Vincent, director de investigación, apoyo e influencia de Breast Cancer Now.

Los investigadores descubrieron que, si el nivel de PDGF-C aumenta, lo que es más probable en un pulmón que envejece o cuando su tejido se daña o cicatriza, puede hacer que las células cancerosas latentes crezcan y se conviertan en cáncer de mama metastásico. Por ello, exploraron la manera de bloquear la actividad de estas proteínas ayudando así a evitar que despierten. Para ello, trabajaron en ratones con cáncer de mama a los que se les trató, tanto antes como después de que se desarrollaran los tumores, con el fármaco imatinib, que actualmente se utiliza para tratar a pacientes con leucemia mieloide crónica. Los resultados mostraron cómo la señal de las proteínas se bloqueó y, en consecuencia, el crecimiento del cáncer se redujo significativamente.

Actualmente, los científicos buscan la manera de desentrañar mejor cómo los pacientes podrían beneficiarse de este fármaco y, según comenta la doctora Frances Turrell, becaria de formación postdoctoral en la División de Investigación del Cáncer de Mama del Instituto de Investigación del Cáncer de Londres, “estamos buscando, a largo plazo, la manera de crear tratamientos más específicos dirigidos a este mecanismo de reactivación”.



Te puede interesar
irene-primera-paciente-terapia-evita-rechazo-trasplante-corazon
Irene, primera paciente en recibir una terapia que evita el rechazo tras un trasplante de corazón
medicos-espana-sobrepasado
El 38% de los médicos en España se siente sobrepasado
eleccion-plazas-mir
Comienza la elección de plazas MIR