logo_medicina
Síguenos

Manipulan una bacteria de la piel para luchar contra el acné

Este hallazgo abre la puerta a nuevos tratamientos para alteraciones de la piel y otras enfermedades

Compartir
Manipulan una bacteria de la piel para luchar contra el acné

Por Andrea Martín

15 de enero de 2024

Una investigación internacional liderada por el Laboratorio de Biología Sintética Traslacional del Departamento de Medicina y Ciencias de la Vida (MELIS) de la Universidad Pompeu Fabra (Barcelona) ha logrado editar de forma eficiente el Cutibacterium acnés, un tipo de bacteria cutánea, para que produzca y secrete una molécula terapéutica adecuada para tratar los síntomas del acné.

Este hallazgo abre la puerta a ampliar la vía de la ingeniería de bacterias no editables para tratar alteraciones de la piel y otras enfermedades mediante terapias vivas.

El acné es una afección cutánea común causada por la obstrucción o inflamación de los folículos. Su aparición puede ser variada, desde puntos blancos o puntos negros hasta pústulas y nódulos que aparecen, principalmente, en la cara, la frente, el pecho, la parte superior de la espalda y los hombros. Aunque el acné es más frecuente entre los adolescentes, afecta a personas de todas las edades.

Los casos más graves de acné se tratan con antibióticos, para eliminar las bacterias que viven en los folículos, o con isotretinoína, un derivado de la vitamina A que induce la muerte de los sebocitos. Sin embargo, estos tratamientos pueden producir graves efectos secundarios.

Los resultados del estudio, publicados en la revista Nature Biotechnology, muestran que los investigadores han logrado editar el genoma de la bacteria de la piel, Cutibacterium acnes, para que segregue y produzca la proteína NGAL, conocida por ser un fármaco contra el acné, que ha demostrado reducir el sebo al inducir la muerte de los sebocitos. "Hemos desarrollado una terapia con un enfoque dirigido, utilizando lo que ya tiene la naturaleza. Hemos diseñado una bacteria que vive en la piel y que produce lo que nuestra piel necesita. En este caso, nos hemos centrado en tratar el acné, pero esta plataforma puede ampliarse a otras muchas indicaciones", afirma Nastassia Knödlseder, primera autora del estudio.

La nueva bacteria sintética es capaz de secretar y producir NGAL para modular la producción de sebo en líneas celulares. Y, cuando se aplica a la piel de ratones, se injerta, vive y produce la proteína buscada. Sin embargo, la piel de los ratones no es comparable a la de los humanos por eso es necesario un modelo alternativo que represente mejor la piel humana, como los modelos de piel en 3D. "Hemos desarrollado una plataforma tecnológica que abre la puerta a editar cualquier bacteria para tratar múltiples enfermedades. Ahora estamos centrados en usarla para tratar el acné, pero podemos ofrecer circuitos genéticos para crear microbios inteligentes que ayuden con la detección cutánea o la modulación inmunológica", señala Marc Güell, investigador que ha dirigido el estudio.



Te puede interesar
si-no-te-cuidas-tu-quien-lo-hara-1649327776502
Si no te cuidas tú. ¿Quién lo hará?
reino-unido-primera-vacuna-tratar-cancer-siete-minutos
Reino Unido aprueba una inyección para tratar el cáncer en siete minutos
fonendo-miserables-diputados
Miserables diputados