logo_medicina
Síguenos

Día Mundial del Sueño

El 48% de la población española sufre trastornos del sueño

Según los expertos, el sueño es un pilar tan fundamental como la alimentación o la práctica de deporte para tener una calidad de vida óptima

Compartir
El 48% de la población española sufre trastornos del sueño

Por Gema Puerto

17 de marzo de 2023

Casi la mitad de nuestro país está en alerta permanente. Con los ojos abiertos día y noche. En estado de vigilia constante. Sin descanso. Sobreviviendo con ansiolíticos y pastillas para dormir y poder descansar. No es una distopía, es la vida real de la sociedad española.

La falta de sueño se ha convertido en una epidemia silenciosa que afecta cada día a más personas, tal y como lo definen la comunidad científica y la Organización Mundial de la Salud (OMS). El aumento de casos produce un efecto en cadena que repercute, no sólo en los pacientes, sino también en sus familias, empresas e, incluso, en la economía del país. Todo esto sitúa a los trastornos del sueño como un importante problema de salud pública y una tarea pendiente para nuestro sistema sanitario.

Según estima la Sociedad Española de Neurología (SEN), el 48% de la población adulta española y el 25% de la población infantil no tiene un sueño de calidad. Además, al menos un 50% de la población tiene problemas para conciliar el sueño y un 32% se despierta con la sensación de no haber tenido un sueño reparador.

Al hablar de falta de sueño no podemos obviar el insomnio crónico, que se ha duplicado en las dos últimas décadas y afecta ya a más de seis millones de personas en España. Esto, supone un importante factor de riesgo para sufrir enfermedades graves de diversa índole, que incluyen trastornos mentales, cardiovasculares, metabólicos (obesidad y diabetes) o incluso deterioro cognitivo. El insomnio, sobre todo el crónico, se asocia a comorbilidades que incrementan el riesgo de mortalidad, suicidio, aislamiento social, absentismo laboral o escolar y baja productividad, con graves consecuencias en los pacientes.

Una sociedad enferma

Los expertos coinciden: una sociedad que no duerme es una sociedad enferma. La doctora Ana Fernández Arcos, coordinadora del Grupo de Estudio de Trastornos de la Vigilia y Sueño, de la Sociedad Española de Neurología (SEN), lo confirma. “Dormir mal se ha relacionado con un mayor riesgo de obesidad, diabetes y con mortalidad prematura. Conocemos también que se produce una peor respuesta inmunitaria, creando una mayor susceptibilidad a las infecciones. Cada vez tenemos más evidencia de que algunos trastornos del sueño podrían estar íntimamente relacionados con el riesgo de desarrollar enfermedades como Alzheimer, la enfermedad cerebrovascular o presentar un mal control de la epilepsia. Sin embargo, el porcentaje de población que no descansa adecuadamente es altísimo”.

Según datos de la SEN, más de cuatro millones de españoles padecen algún tipo de trastorno del sueño crónico y grave. Por otra parte, la World Sleep Society calcula que al menos un 45% de la población mundial padecerá en algún momento algún trastorno del sueño grave.
 
El insomnio, la apnea obstructiva del sueño, trastornos del ritmo circadiano, el síndrome de piernas inquietas, las parasomnias NREM, el trastorno de conducta durante el sueño REM, la narcolepsia o la hipersomnia idiopática, son los trastornos del sueño más habituales entre la población española.

España líder mundial en consumo de benzodiacepinas

La falta de sueño deteriora la calidad de vida, el rendimiento laboral y escolar e impacta negativamente en el bienestar social y económico. El consumo de fármacos con un alto componente adictivo para combatir el insomnio ha llevado a que España sea el mayor consumidor mundial de benzodiacepinas. Por ello, y con motivo del Día Mundial del Sueño, la Alianza por el Sueño, plataforma creada tras la pandemia con el objetivo de mejorar el cuidado y la salud del sueño y concienciar sobre el uso inadecuado de ciertos medicamentos, reclama a las autoridades sanitarias la necesidad de establecer una Estrategia Nacional de Sueño con el objetivo de paliar esta preocupante situación.

“Necesitamos medidas urgentes para poder tratar a los pacientes y evitar las consecuencias que produce la falta de sueño. Es importante establecer una estrategia nacional que comprenda formación a profesionales, protocolos de actuación en el diagnóstico y tratamiento, y eliminar las trabas que encuentran los pacientes cuando acuden al médico por estos problemas”, afirma el doctor Carlos Egea, coordinador de la Alianza por el Sueño, presidente de la Federación Española de Sociedades de Medicina del Sueño (FESMES) y jefe de Servicio de Neumología y de la Unidad Funcional de Sueño de la OSI Araba.

Tal y como explica la doctora Odile Romero, coordinadora de la Alianza por el Sueño, jefe clínico de Neurofisiología y coordinadora de la Unidad del Sueño del Hospital Vall d'Hebron y Hospital Quirónsalud de Barcelona, “dormir es una necesidad biológica que permite restablecer las funciones físicas y psicológicas básicas para el desarrollo del día a día. Es importante que la sociedad entienda que el sueño es un pilar tan fundamental como la alimentación o la práctica de deporte para tener una calidad de vida óptima”.

Por todo ello, desde la Alianza por el Sueño se recuerda que es imprescindible educar desde pequeños en la importancia del sueño, ya que nuestros niños no duermen las horas recomendadas y está empezando a observarse un deterioro en su desarrollo físico, cognitivo y psicológico. “La sociedad actual y el uso de las nuevas tecnologías está provocando que los más jóvenes pierdan horas de sueño. Es necesario educar en la importancia del descanso y establecer rutinas familiares que lo favorezcan, tanto desde los colegios como en los hogares, lo que reduciría la incidencia de fracaso escolar”, concluye el doctor Egea.

 



Te puede interesar
gran-avance-para-curar-el-cancer
Gran avance para curar el cáncer
vajacial-tratamiento-estetico-vagina
Vajacial: el tratamiento de moda para la vagina del que los médicos alertan
gobierno-anuncia-ampliacion-permiso-nacimiento-16-20-semanas
El Gobierno anuncia la ampliación del permiso de nacimiento de 16 a 20 semanas