logo_medicina
Síguenos

Enfermedades curiosas: desde desprender olor a pescado hasta creer que se está muerto

Existen cientos de patologías que afectan a millones de personas, sin embargo, hay otras que solo las sufren una minoría y que presentan síntomas tan complejos como extraños

Compartir
Enfermedades curiosas: desde desprender olor a pescado hasta creer que se está muerto
Pexels

Por Andrea Rivero

18 de julio de 2023

Cuando hablamos de las enfermedades más comunes, pensamos en síntomas habituales como tos, dolor de cabeza, fiebre.... Sin embargo, existen enfermedades muy poco conocidas, que nos costaría incluso imaginar, con síntomas tan extraños que parecen de ciencia ficción: desde tener la piel azul hasta pensar que se tienen dobles de uno mismo. Como casi siempre, la realidad supera a la ficción: 

Síndrome de Cotard. Se trata de una enfermedad psiquiátrica relacionada con la hipocondría y con las depresiones profundas. De acuerdo con la psiquiatra Rosa Molina, “se trata de una condición psiquiátrica poco frecuente, cuya característica principal es la presencia de ideas o ilusiones nihilistas”. Es decir, estas personas niegan su propia existencia, aunque lo más frecuente es que nieguen algunas partes de su cuerpo. “Podemos comprenderlo como un síndrome delirante hipocondriaco de negación, asociado generalmente a cuadros de ansiedad y depresión, pero, sobre todo, a cuadros de depresión mayor”. Las depresiones mayores en ocasiones van acompañadas de síntomas psicóticos y, en este caso, los síntomas de Cotard serían un subtipo. “El paciente en estos cuadros niega algunos de sus órganos, dice estar muerto por dentro. También es un fenómeno de despersonalización e, incluso, se puede observar en algunas enfermedades como el alzhéimer”. 

Síndrome de Capgras. Con esta enfermedad “aparece una idea delirante por la que se cree firmemente que una persona, cercana y afectivamente significativa, ha sido sustituida por otra de características físicas idénticas”, explica la doctora Molina. En pocas palabras, la persona afectada cree que hay un doble de esa persona y, generalmente, se piensa que ese “impostor” quiere hacerle daño. Lo que ocurre se denomina agnosia de identificación, es decir, una alteración en la capacidad de identificar. “Aunque es un síndrome que se puede ver en psiquiatría, también se ve en cuadros orgánicos cerebrales, es decir, los casos que ven los neurólogos, por ejemplo, en un daño del lóbulo frontal derecho y en algunos tipos de demencia”, añade la psiquiatra. 

Síndrome de Frégoli. Este trastorno va muy de la mano con el anterior y en ocasiones se confunden. Se encuentra dentro de los síndromes de falsa identificación delirante, un conjunto de trastornos neuropsiquiátricos complejos que se caracterizan por presentar creencias delirantes sobre la propia identidad. Según explica la doctora Molina, “las personas afectadas creen, de manera errónea, que diferentes personas son en realidad una sola persona que cambia su apariencia y se disfraza para perseguirle o acosarle”. Como consecuencia de este pensamiento es habitual que sufran también síntomas de ansiedad, síntomas depresivos o paranoia. “Generalmente, los psiquiatras lo vemos en cuadros psicóticos como puede ser la esquizofrenia u otros trastornos delirantes, pero también ocurre lo mismo que en el de Capgras, debido a lesiones cerebrales o cuadros degenerativos”. 

Pero no todas estas enfermedades tienen relación con la mente, algunas de las más extrañas y complejas tienen síntomas físicos que afectan seriamente al día a día de quienes las sufren:  

Trimetilaminuria, la enfermedad del olor a pescado. Se trata de una patología metabólica que se produce cuando el cuerpo es incapaz de descomponer ciertos compuestos que contienen nitrógeno, como la trimetilamina, que se forma en el intestino y es la causante del olor a pescado. Tal y como explican en el Centro de Información Genética y de Enfermedades Raras (GARD) de Estados Unidos, cuando este compuesto se acumula en el cuerpo, se libera en el sudor, la orina, la respiración y otros fluidos, haciendo que desprendan este característico olor. Es más habitual en mujeres y se cree que se debe a los niveles hormonales más elevados. Está causada por mutaciones en el gen FMO3 y se hereda, aunque no hay cura sí hay tratamientos que la controlan.

Otra de las afecciones que presenta consecuencias cuanto menos curiosas es la argiria. Produce cambios pigmentarios debido a la exposición a sales de plata o a la proteína coloidal de este metal, provocando manchas de color gris-azulado en la piel y las mucosas. Hubo un caso muy mediático, el de Paul Karason, al que llamaban coloquialmente como “Papá Pitufo”, quien desarrolló esta enfermedad irreversible al utilizar un tratamiento oral a base de plata coloidal (desaconsejado por la FDA y otras organizaciones) para tratar sus problemas de piel. Con el tiempo, al no ver resultados, comenzó a frotarse la piel con este compuesto y terminó completamente azul. 



Te puede interesar
derecho-al-olvido
El derecho al olvido de los pacientes oncológicos
sanidad-rechaza-informar-precio-medicamentos
Sanidad rechaza informar sobre el precio de varios medicamentos, como pide Transparencia
bullying:-cuando-tus-companeros-de-clase-te-humillan-1662560869351
Bullying: cuando tus compañeros de clase te humillan