logo_medicina
Síguenos

Disbiosis intestinal, cuando la microbiota se altera

Se estima que un 70% de la población sufre esta enfermedad que se produce por una alteración de la microbiota intestinal

Compartir
Disbiosis intestinal, cuando la microbiota se altera

Por Julia Porras

16 de junio de 2023

Andrea empezó con una diarrea durante el mes de mayo de 2019. Parecía eso, un simple virus intestinal, pero, según fueron pasando los días, la cosa empeoró mucho. Estuvo una semana sin parar de vomitar y de ir al baño. Según comía, su cuerpo lo expulsaba.

La semana se convirtió en un mes, 30 días terribles en los que solo pudo ingerir dieta blanda y en los que su cuerpo no retenía nada. “Estuve fatal, fui varias veces al médico, pero lo único que me decían es que hiciera dieta blanda. Pero nada conseguía mejorar, y yo cada vez estaba peor”, cuenta Andrea. Por esta razón, los médicos decidieron hacerle varias pruebas, entre ellas, la de la bacteria helicobacter pylori. “Los síntomas que tenía eran todo lo contrario a lo que produce esta bacteria, pero realmente no podían pararme la diarrea y ya no sabían qué hacer así que decidieron hacerme la prueba a la desesperada. Y di positivo”.

Para tratar el helycobacter, Andrea tuvo que ingerir una gran cantidad de antibióticos y esto fue aún peor. “Como, a pesar del tratamiento, no mejoraba, empezaron a hacerme más pruebas, de intolerancia a diferentes alimentos, a la lactosa, que también me dio positivo. Pero, a pesar de retirarla de mi alimentación, seguía con diarrea”, asegura Andrea. Por fin en 2021, dos años después, y tras cientos de pruebas, dietas, retirada de alimentos y malestar, los médicos le dieron el diagnóstico: Andrea tenía disbiosis microbiana, más conocida como disbiosis intestinal.

Esta enfermedad se caracteriza por una alteración de la diversidad, asunción y densidad de la microbiota intestinal.  “Aparece cuando se produce un desequilibrio entre las bacterias beneficiosas y las perjudiciales. Se produce un aumento de las bacterias malas y una disminución de las buenas”, nos cuenta la doctora Claudia Barber Caselles, adjunta de aparato digestivo del Hospital Vall D’Hebron de Barcelona.

Según la experta, la microbiota intestinal está en un flujo constante que puede variar por condiciones como el estrés, la dieta o la ingesta de fármacos, toxinas, drogas o a causa de patógenos. “Se ha visto que la ingesta de antibióticos puede alterar la composición microbiana de forma temporal, y cuando se toman en edades infantiles, estos cambios pueden no ser reversibles y a la larga pueden asociarse con inflamación respiratoria, asma, diabetes y obesidad”, explica la doctora Barber.

Síntomas de la disbiosis

Andrea nos explica que ha sufrido diarreas continuas e intolerancias alimentarias, pero, en realidad, hay otros síntomas comunes como distensión y dolor abdominal, meteorismo, estreñimiento, migraña, fatiga e incluso ansiedad, y esto se explica porque “la microbiota tiene un efecto sobre la fisiopatología de enfermedades gastrointestinales, como el síndrome del intestino irritable, que son trastornos de la interacción eje-cerebro, con lo que la disbiosis puede llegar a producir hasta trastornos de salud mental y neurocognitivos, como depresión, ansiedad, esquizofrenia, parkinson, autismo e incluso alzhéimer”, afirma la doctora Barber. Aunque “este campo está aún en estudio”. En estos casos, la disbiosis intestinal sería una de las causas de estas enfermedades, no la principal, “pero influye claramente”.

Cómo combatirla

La dieta es un factor fundamental para tratar, combatir y prevenir esta patología. “Una dieta sana y variada sirve para combatirla porque permite que no se altere tanto la diversidad intestinal”. Las dietas menos saludables, como las ricas en hidratos, las basadas en ultra procesados y la comida basura, hacen precisamente lo contrario. “Estas dietas contienen azúcares simples e hidratos, pero no fibras, necesarias para que la microbiota cree unas productos beneficiosos para el tracto gastrointestinal”, explica la doctora Barber. Estos productos que la microbiota crea con las fibras, además, influyen directamente en el metabolismo, ayudan a atenuar la inflamación y son fuente de energía para las células intestinales. Todo beneficios, por eso, “la dieta mediterránea, es decir una dieta variada, es clave para tratar y combatir la disbiosis intestinal, lo que puede atenuar sus síntomas y prevenir la aparición de otras patologías”, concluye la doctora Barber.

 

 

 



Te puede interesar
"el-numero-de-ninos-y-adolescentes-que-dicen-ser-trans-ha-aumentado-un-4.000por-ciento"-1666788312509
“El número de niños y adolescentes que dicen ser trans ha aumentado un 4.000%”
llegan-las-primeras-5000-vacunas-contra-la-viruela-del-mono-adquiridas-por-la-ue
Llegan las primeras 5.000 vacunas contra la viruela del mono adquiridas por la UE
sanidad-planes-prevencion-contagios-enfermedades-respiratorias
La sanidad española carece de planes de prevención para evitar las enfermedades respiratorias