logo_medicina
Síguenos

Día Mundial de la Lucha contra la Depresión

Depresión, el monstruo que asfixia y encarcela la vida

300 millones de personas en el mundo sufren depresión y las cifras van en aumento. Solo en España, afecta ya a tres millones de personas

Compartir
Depresión, el monstruo que asfixia y encarcela la vida

Por Gema Puerto

13 de enero de 2023

“Me quiero morir”. “Preferiría tener un cáncer o que me cortaran un brazo antes que pasar por esto otra vez”. “No tengo fuerzas”. “No puedo moverme, quiero dormir y no levantarme”. Son algunas de las frases que utilizan las personas que sufren depresión cuando atraviesan este mal por el que han confesado quedar atrapadas personas tan relevantes del mundo de la cultura como Angelina Jolie, Jim Carrey o los ya fallecidos Robin Williams o Michael Jackson. No importa el estatus social o la edad. La depresión es el demonio implacable que arrasa con todo a su paso: la autoestima, las ganas de comer, de vivir…. Como explica la psicóloga australiana Dorothy Rowe, la depresión es “una prisión en la que eres el prisionero y el cruel carcelero a la misma vez”.

R.J.J es uno de estos carceleros que vive en su propia prisión. Tiene 18 años y empezó a sufrir depresión en octubre de 2021, justo cuando a su padre, antes de que cumpliera los 65 años, le fuera diagnosticado alzhéimer. “Me di cuenta de que cuando me despertaba por las mañanas todo era negativo, hasta la hora a la que me iba a dormir”, explica este joven, que prefiere permanecer en el anonimato. Como les sucede a algunas de las personas que sufren esta enfermedad incapacitante, pensó alguna vez en suicidarse para ponerle fin a su dolor. A diferencia de otros casos, en los que hay una fuerte predominancia genética, él no tiene antecedentes en su familia de depresión. Para curarse de sus síntomas, que en su caso eran “falta de sueño y dificultades para relacionarse con los demás”, acudió a una psicóloga de la Seguridad Social y, a pesar de que su médico le recetó Lexatin para dormir, sólo utilizó este fármaco tres veces.

Hoy en día, R.J.J se encuentra mejor, pero confiesa que le han quedado secuelas como ansiedad, dolores de espalda, que al parecer vienen del mismo estrés, y más miedo a la hora de socializar. Confirma que lo ha superado, aunque  la depresión “es una sombra que siempre tengo detrás, pero no voy a dejar que vuelva”.

¿Cuáles son los síntomas? 

Según la American Psychiatric Association, “la depresión es un trastorno mental grave caracterizado por un bajo estado de ánimo y de energía, una autoestima negativa, así como poco interés en actividades que usualmente eran placenteras para esa persona”. Si bien los criterios diagnósticos están claros a nivel profesional, para la población en general el término depresión suele ser confuso y muchas veces malinterpretado. A menudo, se utiliza para referirse a estados de ánimo negativos totalmente normales y transitorios, como un bajo estado de ánimo porque tu equipo favorito ha perdido la final. Por ello es importante prestar atención al concepto “caracterizado” de la definición de la APA, el cual hace referencia a “un estado prolongado en el tiempo”, explica, la docente de Psicología de la salud en el Grado Psicología de la Universidad Internacional de Valencia, Sandra Gómez Martínez

Según el psiquiatra de la Asociación Nacional de Ayuda al Enfermo de Depresión (ANAED) la falta de neurotransmisores como la serotonina está detrás de la depresión. “Los síntomas más evidentes para la gente del entorno (los más observables), de que una persona padece depresión, son los relacionados con el apetito, el sueño, la toma de decisiones, el mayor consumo de alcohol o drogas y la reducción de las ganas de hacer cosas y/o de tener relaciones interpersonales. Todo ello teniendo en cuenta los patrones de conducta de la persona. Es decir, si la persona presentaba insomnio anteriormente, no se podría considerar este síntoma, salvo que hubiera un cambio sustancial en dicho patrón de sueño”, añade Gómez.

 

Otros signos menos evidentes son la falta de optimismo, de concentración, de apetito sexual o la tenencia de dolores físicos. También se encuentran casos en los que la persona trata de ocultar su depresión dando a entender un estado de ánimo positivo inexistente, lo que se conoce como la felicidad forzada, que, si bien dificulta más la detección del problema, suele ser difícil de mantener a largo plazo.

Si se detectan señales de depresión en un ser querido, el primer paso, explica Gómez, es “hablarle sobre lo que estamos percibiendo de su estado y de sus síntomas, sin juzgar. El siguiente sería planificar con la persona actividades agradables, hacer ejercicio físico en compañía y sugerirle quedar con más personas. Por otra parte, es importante animarle a la búsqueda de un tratamiento profesional adecuado e incluso ofrecernos para el acompañamiento a las citas, si lo desea”.

Últimos tratamientos

El Centro de Neurología Avanzada (CNA) se muestra optimista en la curación de esta enfermedad a través del abordaje farmacológico y los nuevos tratamientos basados en la neuromodulación.

Los expertos del CNA señalan, tras un año y medio prescribiendo Esketamina para tratar la depresión, que el 70% de los pacientes ha respondido favorablemente a este tratamiento contra esta enfermedad mental. Este nuevo fármaco, aprobado por la Agencia Europea del Medicamento (EMA), está destinado para pacientes con depresión mayor y depresión refractaria o resistente a antidepresivos y a otras intervenciones no farmacológicas.

La depresión resistente al tratamiento se asocia con un mayor riesgo de recaída, mayor deterioro sociolaboral y un peor pronóstico a largo plazo.

La psiquiatra del CNA Inés Domingos Chaves también se muestra optimista ya que con este antidepresivo innovador han conseguido la remisión de los síntomas en el 50%de las personas que padecen esta enfermedad mental.  “Iniciamos su administración cuando aún estaba en fase de uso compasivo (aun no estaba comercializado) en pacientes con trastornos depresivos mayores muy graves y resistentes a múltiples tratamientos previos y está siendo bien tolerado por todos los pacientes en el CNA, cuya remisión que mantienen a día”.

Igualmente, la doctora incide en la importancia de pocos efectos secundarios de la Esketamina, un antidepresivo con muchas ventajas ya que el 76%de los pacientes mantienen respuesta después de un año y el 58%de los pacientes siguen en remisión después del año.

Según la última encuesta europea de salud en 2020, en España cerca de 2.1 millones de personas padecían algún tipo de depresión, de ellas, 230.000 presentaron una depresión grave. Esta encuesta señala también que la prevalencia de depresión en las mujeres duplica a la de los hombres, pero en el caso de una depresión grave, la triplica. Por cada hombre afectado de una depresión grave, hay 3.5 mujeres que la padecen.

Después de vivir la depresión, R.J.J tiene muy claro lo que diría a otros que están pasando por lo mismo que él ha pasado: “que pida ayuda, que hable con sus padres y que contacte con un profesional para que le ayude y que disfrute. Vida solo hay una y a la tumba te llevas los momentos divertidos, no quieras acabar algo ahora que puede tener solución. Lo primero es perseguir tus metas y centrarse en uno mismo, lo más importante eres tú y tu bienestar; luego está el bienestar de tus seres cercanos más queridos”.

 

 



Te puede interesar
sistema-inmunologico-debil
Cómo saber si tenemos un sistema inmunológico débil
2021-deja-mas-de-700.000-pacientes-en-listas-de-espera-quirurgica-1651656389433
2021 deja más de 700.000 pacientes en listas de espera quirúrgica
ministerio-educacion-moviles-aulas-prohibicion-comunidades
El Ministerio de Educación se reúne hoy con las comunidades para prohibir el móvil en las aulas