logo_medicina
Síguenos

Los casos de cáncer aumentarán un 61% para 2050, especialmente en países de bajos ingresos

El Instituto IQVIA de ciencia de datos humanos ha realizado un informe sobre las previsiones de esta enfermedad para los próximos años

Compartir
Los casos de cáncer aumentarán un 61% para 2050, especialmente en países de bajos ingresos
Freepik

Por Juan García

25 de junio de 2024

La amenaza del cáncer es una de las grandes preocupaciones en materia de salud para la población global. El aumento de los casos en los últimos años ha convertido a esta enfermedad en la principal causa de mortalidad, según la Organización Mundial de la Salud. Entre los diversos estudios que analizan la evolución de la incidencia de esta enfermedad, el Instituto Iqvia de ciencia de datos humanos ha elaborado el más reciente, en el que apuntan a un “significativo” aumento de los casos hasta mediados de este siglo, con un crecimiento estimado del 61%.

El informe, titulado Global Oncology Trends 2024, destaca que los países con bajos ingresos son los que van a copar en mayor medida este aumento de la incidencia. Las previsiones de esta compañía, que proporciona datos y estudios para empresas de la industria médica, apuntan que “en el próximo cuarto de siglo, la incidencia del cáncer aumentará en más de 12 millones de nuevos casos cada año” hasta alcanzar los 32 millones de casos anuales para 2050. Como consecuencia de estas previsiones, desde el informe apuntan a la “necesidad crítica de desarrollar nuevas opciones terapéuticas para mejorar la supervivencia y la calidad de vida de los pacientes”.

África y Asia pasarían, según estas estimaciones, a duplicar su incidencia actual en los próximos 25 años, mientras que el continente europeo registraría un incremento del 25%. Otra de las conclusiones que se extraen del estudio es la disparidad en las tasas de supervivencia frente al cáncer, incluso entre países con niveles similares de renta. Esto se explica por las propias diferencias entre los sistemas sanitarios de cada país y la respuesta que dan en la lucha contra el cáncer. 

Entre las estrategias que aplican los sistemas de salud, el informe distingue entre varios tipos de cáncer. Así establece que la detección temprana es el factor clave para actuar frente a tumores con tasas reducidas de esperanza de vida, mientras que el desarrollo de terapias que mejoren la calidad de vida de los pacientes es la forma más eficaz de actuar contra los tipos oncológicos que tienen un mejor pronóstico de supervivencia

Aumento de la inversión, pero acceso desigual

La inversión en investigación de nuevas terapias, así como para su distribución entre los pacientes, es otro de los aspectos cruciales que analiza el informe. En 2023, el gasto mundial en medicamentos contra el cáncer llegó a 223.000 millones de dólares, 25.000 millones más que el año anterior. 

La tendencia prevista es que, de aquí a 2028, esa cifra alcance los 409.000 millones de dólares. En los últimos cinco años, el número de terapias oncológicas disponibles ha crecido un 10% cada año, sin embargo, siguen existiendo importantes limitaciones en cuanto al acceso a estas. “El ritmo de llevar terapias novedosas a los pacientes es desigual debido a las diferencias en las tasas de pruebas de biomarcadores, la adopción de terapias novedosas y la falta de capacidad de infraestructura para administrar algunas de las terapias más avanzadas”. Con 25 nuevos principios activos oncológicos lanzados en 2023, se aprecia una gran variación geográfica en la disponibilidad de estos medicamentos. 

En cuanto a los ensayos clínicos, se realizaron más de 2.000 nuevos en este periodo, incluyendo terapias celulares y genéticas, conjugados anticuerpo-fármaco y anticuerpos multiespecíficos.

El dato bruto de crecimiento previsto para el cáncer puede parecer alarmante por sí mismo, aunque el aumento de la inversión y el descubrimiento de nuevas vías para combatirlo permiten albergar esperanzas. No obstante, la realidad que ponen estas cifras de manifiesto es la necesidad de dar una respuesta global y velar por la reducción de las desigualdades, como factor primordial que determina la supervivencia y la calidad de vida de un grupo de pacientes que no deja de crecer en todo el mundo. 



Te puede interesar
la-importancia-del-medico-rural-en-la-espana-vaciada