logo_medicina
Síguenos

La ansiedad duplica el riesgo de aparición de la enfermedad de Parkinson

Así lo concluye un estudio publicado en el British Journal of General Practice, que confía en que este hallazgo contribuya a favorecer la detección temprana de la enfermedad

Compartir
La ansiedad duplica el riesgo de aparición de la enfermedad de Parkinson
Freepik

Por Juan García

28 de junio de 2024

Existen diversos indicadores tempranos que alertan de la aparición de la enfermedad de Parkinson. Sin embargo, no todos ellos están igual de investigados. Con el propósito de esclarecer la relación entre la aparición de ansiedad y el desarrollo de esta enfermedad, un grupo de investigadores de la Universidad College de Londres ha llevado a cabo un estudio en personas mayores de 50 años.

La principal conclusión que arroja esta investigación, publicada en el British Journal of General Practice, es que el riesgo de desarrollar párkinson se duplica en las personas con ansiedad. Para ello, los investigadores utilizaron datos de atención primaria del Reino Unido entre 2008 y 2018 y evaluaron a 109.435 pacientes que habían desarrollado ansiedad después de los 50 años y los compararon con 878.256 controles emparejados que no la tenían. De forma posterior, rastrearon la presencia de signos característicos del Parkinson para determinar en qué medida se producía esta afectación.

El coautor principal de la investigación, Juan Bazo Álvarez, del Departamento de Epidemiología y Salud de la UCL, aclara que "se sabe que la ansiedad es una característica de las primeras etapas de la enfermedad de Parkinson, pero antes de nuestro estudio se desconocía el riesgo prospectivo de Parkinson en los mayores de 50 años con ansiedad de nueva aparición". Es decir, que la principal novedad que aporta el estudio es el descubrimiento de que la ansiedad podría ser indicio previo, además de síntoma de esta enfermedad. Con estos hallazgos, los autores confían en poder ayudar a hacer diagnósticos más precoces y permitirles acceder a tratamientos adecuados.

Esta investigación también les ha servido para constatar otros factores de riesgo en la aparición de esta enfermedad, como la depresión, la alteración del sueño, fatiga, hipotensión, deterioro cognitivo, estreñimiento o rigidez.

El reto ahora, según apunta Anette Schrag, del Instituto de Neurología Queen Square, de la UCL, es explorar cómo la aparición precoz de la ansiedad se relaciona con otros síntomas tempranos y con la progresión subyacente del Parkinson en sus primeras etapas".

La enfermedad de Parkinson es una afección cerebral progresiva que, de no ser detectada a tiempo, tiene consecuencias irreversibles, ya que las terapias existentes se encaminan a detener su progresión. Por ello, hallar elementos que puedan alertar de su desarrollo y favorecer una detección temprana, resulta crucial para combatir esta patología. 



Te puede interesar
guante-de-un-euro-para-salvar-bebes-partos-complicados
Crean un guante de un euro para salvar la vida a bebés en partos complicados