logo_medicina
Síguenos

Las listas de espera, principal preocupación de los pacientes de la Atención Primaria

Los pacientes se quejan de las dificultades para acudir a su médico y los profesionales insisten en que las soluciones están sobre la mesa, pero es necesario un consenso entre todos los actores implicados

Compartir
Las listas de espera, principal preocupación de los pacientes de la Atención Primaria

Por Andrea Rivero

22 de febrero de 2023

Miguel lleva un mes enfermo. Comenzó como la mayoría de los pacientes estos días, con dolor de cabeza, una tos intensa, congestión y fiebre. Quiere ir a su médico de cabecera, se frustra cuando la primera cita disponible es para dentro de 20 días, pero, aun así, decide cogerla y esperar. Ha pasado casi un mes y todavía arrastra algunos síntomas de la enfermedad, una tos que le acompaña diariamente y una ronquera que no se le va. Tiene cita con su médico a las 8:45 de la mañana, pero tras pasar las puertas de su centro de salud del centro de Madrid lo primero que se encuentra es un cartel: “Huelga indefinida de médicos. Solo se atenderán urgencias”. 

Aunque esta situación es una excepción -la media en España para ser atendido en un centro de Atención Primaria es de ocho días- dependiendo de la zona de residencia del paciente, pueden darse escenarios como el de Miguel, que terminan por desesperar a los pacientes que sienten que solo hay obstáculos para acudir a su médico. “Al ver ese cartel en la entrada del centro de salud lo que piensas es que ahora mismo estamos desatendidos sanitariamente y que la seguridad social es deficiente. Pagamos impuestos, pero no se nos corresponde con los servicios que supuestamente estos nos garantizan”, dice Miguel. Pero no es el único afectado. Alejandro tenía cita con su médico el 20 de enero y cuando llegó la enfermera le comunicó que su facultativo estaba de huelga, aunque luego en administración le dijeron que se encontraba de baja. Ese mismo día le dieron otra cita, para el 10 de febrero. “No es una situación muy cómoda. Se dio la circunstancia de que en principio no se trataba de nada grave y podía esperar, pero me pongo en la piel de aquellas personas que tienen algún asunto de gravedad y lo único que se te pasa por la cabeza es irte a urgencias porque sientes que no hay otra manera”, nos cuenta.

¿Qué defienden los profesionales?

El vicepresidente de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria, Semergen, el doctor Rafael Micó, ha recalcado que “el sistema te garantiza que te atiendan siempre. Nosotros siempre hemos defendido la continuidad asistencial en la Atención Primaria y esa continuidad la ofrece el médico de cabecera. Pero, para que eso se produzca en un sistema público, habrá que darle el valor necesario, porque ese profesional deberá de tener una formación adecuada, tiempo para formarse y tiempo para investigación para tratar con seguridad a su paciente”. 

La medicina de familia es aquella que trata y conoce al paciente, por ello los profesionales defienden que haya continuidad de calidad. No es un servicio de urgencias que atiende el médico al que le haya tocado ese turno, es un servicio en el que el profesional conoce a sus pacientes y les hace un seguimiento durante años, convirtiéndose en una persona de confianza. ¿Qué está pasando? “Que probablemente nuestro sistema se está quedando como el de la beneficencia. La clase política habitualmente no va al centro de salud, no conoce la realidad. El día que yo no estoy, hay pacientes que no quieren que les atienda la persona que me está sustituyendo, prefieren esperar para verme a mí, su médico”, explica el doctor Micó. 

El vicepresidente recalca la necesidad de que haya un pacto de Estado, porque este problema va más allá de colores políticos. Es una situación que afecta a toda España, haya huelga o no, ya que el déficit de profesionales y recursos es un problema nacional. “Da la sensación de que no se quiere este modelo de continuidad, de que tengas el médico toda la vida”, añade el vicepresidente de Semergen. 

¿Qué hacen los pacientes?

El inicio de año se ha caracterizado por un aumento de gripes, catarros y resfriados. Aunque muchas personas pueden pasar el mal trago de la enfermedad sin necesidad de acudir a su médico de cabecera, existe otro grupo que no tiene esta posibilidad; personas mayores o con enfermedades crónicas que necesitan un seguimiento, aunque solo sea para renovar la receta de un medicamento. 

En este caso Miguel cree que, “tal y como están las cosas, ‘se nos invita’ a colapsar las urgencias porque a veces es la única forma de recibir atención médica en el sistema público”. Si bien en su caso pudo evitar recurrir a esto, Alejandro no tuvo esa suerte. “Un día antes de la cita con mi médico tuve que acudir al servicio de urgencias, no aguantaba más la situación y necesitaba que me viera un especialista”.

“Los pacientes son la razón por la que pensamos que esto es lo mejor, está demostrado que los resultados en salud son mejores con este sistema de continuidad”, indica el doctor Micó, que además, añade que “este tiene que ser un trabajo digno, con unas condiciones adecuadas, tanto para el profesional como para el paciente. Necesitamos tiempo para dedicarle a los pacientes y, evidentemente, no tiene ningún sentido que te den cita después de 48 horas en atención primaria. Ya no se trata de echarse las culpas los unos a los otros, las soluciones están en la mesa, hay que sentarse y organizar cómo las llevamos a cabo”.  

 

 



Te puede interesar
tecnica-no-invasiva-celulas
Una técnica no invasiva revela cómo la expresión genética de las células cambia con el tiempo
investigadores-espanoles-proteinas
Investigadores españoles logran inhibir proteínas vinculadas a patologías neurodegenerativas como la ELA
salud-mental-y-sexual-1663931519620
Educación mental y sexual