logo_medicina
Síguenos

El “sueño hecho realidad” de Diego González Rivas: recorrer el mundo con su quirófano a cuestas

El prestigioso cirujano relata a Medicina Responsable las claves de su trayectoria y su “ímpetu de recorrer el mundo” para llevar una atención sanitaria de calidad

Compartir
El “sueño hecho realidad” de Diego González Rivas: recorrer el mundo con su quirófano a cuestas
El cirujano Diego González Rivas

Por Juan García, Ana Rosa Martos

24 de junio de 2024

Las jornadas laborales del doctor coruñés Diego González Rivas nunca han acabado con el último paciente registrado en la agenda. Su compromiso incansable con la vocación médica le ha llevado a ir siempre más allá hasta convertirse en una eminencia de prestigio internacional en su campo, la cirugía torácica. Algo que ha conseguido gracias a logros tan destacados como el desarrollo de la técnica de cirugía torácica mínimamente invasiva Uniportal VATS (con videoasistencia) y por haber recorrido el mundo para llevar la asistencia médica más puntera a lugares en vías de desarrollo.  

Esos méritos le valieron para ser reconocido con el galardón más destacado de los Premios Latido 2024: el de la Excelencia. Son más de 10 años de trabajo del cirujano junto con su equipo para estar muy cerca de lo que califica como “un sueño hecho realidad”: poner en marcha una unidad quirúrgica móvil con la que recorrer el mundo para llevar ese conocimiento, la experiencia y la tecnología que el doctor ha atesorado a lo largo de los años y brindarle una atención sanitaria puntera a quienes más lo necesitan. Se trata de un “hito histórico” por ser la primera vez que se pone en marcha una unidad móvil para operar con una técnica mínimamente invasiva.

Un sueño que, según relata el doctor a Medicina Responsable, va cogiendo forma y será una realidad a comienzos de agosto, cuando comienzan las primeras misiones en Ghana y Togo. Esto ha sido posible gracias al trabajo de su propia fundación, puesta en marcha hace algo más de un año para aglutinar toda la experiencia ganada en la última década. “Ese ha sido mi empeño y mi ímpetu en los últimos años: viajar por los lugares más recónditos del planeta para que se puedan beneficiar y para ofrecer la menor agresión quirúrgica al paciente con un problema pulmonar”.

González Rivas puede presumir de contar en su currículum con más de 9.000 pacientes intervenidos en 134 países. Las claves para conseguirlo no son ningún secreto: “Trabajo, esfuerzo y sacrificio”. Unos valores al servicio de la medicina para “ofrecer a pacientes en zonas desfavorecidas la misma atención que recibirían en un país como España”. 

“Cada país al que voy es un desafío, sobre todo países en vías de desarrollo, que son donde más necesidades tienen de atención médica y tecnología. Eso al final genera un interés y una motivación en ellos para que sigan mejorando y se adapten a las nuevas tecnologías y poco a poco vayan adoptando esas técnicas innovadoras”.

Una de las grandes aportaciones a su campo fue el desarrollo de la técnica uniportal VATS en el año 2010, que permite operar el tórax con una sola incisión recudiendo la agresividad de los procedimientos existentes. Así, se consigue “operar el pulmón, que es lo que más hacemos los cirujanos torácicos, mediante una sola incisión sin abrir, haciendo el menor daño posible”. Una técnica que presume de haber “perfeccionado y expandido por todo el mundo”.

Transmitir a través del ejemplo 

El afán del doctor por innovar y compartir sus hallazgos con el mundo no tiene límites. Desde el año 2021 viene trabajando junto a su equipo en el desarrollo de una tecnología robótica basada en la técnica uniportal. “Se trata de un robot que estamos desarrollando en Shanghái y que permite llegar a todos los ángulos del tórax a través de metales maleables”. Una innovación que actualmente se encuentra en fase de ensayos clínicos, pero espera pronto poder implementar en Europa. 

Por eso, ese inconformismo y compromiso con la medicina es algo que quiere contagiar también a las nuevas generaciones. “A los jóvenes me gustaría decirles que luchen por sus sueños e intenten ver los obstáculos como oportunidades. Yo mismo he afrontado momentos muy duros y muchas dificultades, pero con trabajo y dedicación todo se consigue”. 

González Rivas es un optimista irredento, que no deja de creer en la capacidad transformadora del ser humano y, en especial, de su profesión. Su motivación no es otra que los pacientes, por ello es firme defensor de darles protagonismo y reconocimiento y por supuesto, a los propios profesionales. 

“Creo que es muy importante que haya medios como Medicina Responsable que pongan el foco en el profesional y en los pacientes. Tan importante es uno como otro y que puedan contar sus historias para que otros pacientes se pueda beneficiar de ese tratamiento”. Por ello, tras recoger el premio que le entregó Medicina Responsable, destacó la importancia de que “los profesionales sanitarios vean reconocidos sus esfuerzos” como fórmula “para estimularlos a seguir mejorando”. Un reconocimiento que, en su caso, destaca que pertenece a “muchas más personas” que han trabajado junto a él y han hecho posible que haya llegado hasta donde se encuentra hoy. 

Excelencia y vocación de servicio son dos de las principales cualidades de este doctor que, a través de su ejemplo, es una referencia para muchos profesionales y una gran esperanza para numerosos pacientes.



Te puede interesar
vivir-anos-comer