logo_medicina
Síguenos

Otros colectivos piden paso tras la creación de la Especialidad de Urgencias y Emergencias

Los sanitarios de Enfermedades Infecciosas, Genética Humana y de Unidades del Dolor son algunos de los profesionales que también reclaman su especialidad y denuncian la parálisis de los trámites

Compartir
Otros colectivos piden paso tras la creación de la Especialidad de Urgencias y Emergencias
Freepik

Por Juan García

5 de julio de 2024

“Si se han podido dar los pasos para la creación de la especialidad de Urgencias y Emergencias, no hay ningún motivo para que no ocurra igual con Enfermedades Infecciosas”, señala el vicepresidente y portavoz de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC), el doctor Francisco Javier Membrillo. 

El Gobierno dio respuesta esta misma semana a una reivindicación que los urgenciólogos arrastraban desde hace décadas: la creación de una especialidad sanitaria. La creación de esta especialidad contó con el respaldo mayoritario de las asociaciones del sector, pero también existen otra serie de grupos profesionales que comparten reivindicación y piden ahora seguir la misma senda. 

El portavoz de la SEIMC califica de “kafkiana” la situación que viven en el sector ya que reciben “mensajes contradictorios” por parte de las administraciones. “Por un lado, el mismo Real Decreto que establece los requisitos y el procedimiento para la creación de nuevas especialidades que se ha aplicado en la de urgencias, está yendo a un ritmo mucho más lento en la especialidad de enfermedades infecciosas”, señala Membrillo. El doctor destaca la paradoja de que “recibimos mensajes positivos de todos los actores políticos con los que nos reunimos, independientemente del partido” pero se da “una situación de parálisis burocrática incomprensible”. 

Membrillo apunta a las “analogías entre la nueva especialidad y la nuestra”. “Los argumentos son exactamente iguales en nuestro caso: ser prácticamente el único país europeo sin especialidad, tener especialistas formados en otras cosas que tienen que aprender sobre la marcha, dificultad para acceder a las plazas públicas de empleo y una evidente necesidad del sistema sanitario de tener profesionales de calidad que puedan dar respuesta a los problemas de los pacientes”.

Desde la SEIMC defienden la urgencia de crear su especialidad para afrontar el relevo generacional de profesionales frente a amenazas como el aumento de la complejidad de infecciones multirresistentes. Por ello, reclaman celeridad en la tramitación de esta petición que, según afirma el doctor Membrillo, se ha visto salpicada por la política. “Estábamos viendo un avance importante con la ministra Darias, pero hubo cambio de ministerio y luego dos procesos electorales que lo han dejado paralizado”.

Genética Humana

El vicepresidente de la SEIMC se alegra por sus compañeros de urgencias, a la par que se acuerda de otros profesionales con los que comparte lucha: los de Genética Humana. 

La Asociación Española de Genética Humana (AEGH) se pronunció en este mismo sentido un día después de que los urgenciólogos vieran oficialmente reconocida su especialidad. A través de un mensaje en su perfil de la red social X, la AEGH afirmó que mantienen su reivindicación para que en nuestro país “dejemos de estar a la cola de Europa”.

El pasado mes de abril ya habían emitido un comunicado argumentando los motivos por los cuales consideran que debería constituirse su especialidad. Según reza dicho comunicado, “la falta de ordenación profesional y regulación de la Especialidad retrasa diagnósticos y tratamientos personalizados para los pacientes, dificulta la prevención de las enfermedades genéticas en las familias y no garantiza el número suficiente y/o la formación homogénea acreditada de los profesionales”.

Entre los apoyos que ha logrado reunir la AEGH en esta causa se encuentran la Federación Española de Enfermedades Raras (FEDER) y el propio secretario de Estado de Sanidad, Javier Padilla, quien destacó el “compromiso prioritario con el desarrollo de la Especialidad” de su departamento. Sin embargo, la falta de avances lleva a la AEGH a solicitar “mayor celeridad” al Ministerio. 

“En la práctica, hay servicios de Genética en muchos hospitales y aunque la genética es utilizada cada vez con más frecuencia para el diagnóstico y el tratamiento de multitud de patologías, como el cáncer o las enfermedades raras, no existe todavía el reconocimiento oficial de la especialidad”, concluyen desde la Asociación.

Atención al dolor

Una situación similar es la que señaló María Madariaga, presidenta de la Sociedad Española del Dolor (SED), en una entrevista para Medicina Responsable. Las unidades del dolor están presentes en la mayoría de hospitales de nuestro país, sin embargo, apunta que “son entes frágiles porque dependen de la voluntad de muchas personas”, como gestores económicos y responsables de otros servicios médicos, mayoritariamente los de anestesia.

En este sentido, Madariaga, puntualiza la diferencia entre la atención al dolor crónico, que hay que atender de forma continuada y rápida, y el dolor agudo, de postoperatorio o de urgencias. En este punto es donde afirma que surgen los conflictos, ya que se trata de un problema de organización estructural, “porque si la unidad del dolor fuera independiente y no dependiera de anestesia, ésta tendría que trabajar sus problemas de una manera y la unidad del dolor de otra”, señala.

La dependencia de otros servicios, la falta de autonomía, así como la dificultad para desarrollar una carrera en estos campos y encontrar profesionales para cubrir las vacantes, son los males comunes que afrontan estos sanitarios que, por el momento, siguen a la espera de contar con el reconocimiento de una especialidad. La lentitud de la administración para dar respuesta a estas demandas está dando lugar a una impaciencia que se ha puesto de manifiesto con la creación de la especialidad de Urgencias y Emergencias, pero puede servir, al mismo tiempo, como acicate para que otros colectivos recorran el camino abierto esta misma semana.



Te puede interesar