logo_medicina
Síguenos

Operación salida: estas son las lesiones más frecuentes por accidente de tráfico

En verano los expertos recuerdan que una colisión frontal a 50 Km/h es como caer desde un tercer piso y que se pueden producir múltiples y graves lesiones irreversibles

Compartir
Operación salida: estas son las lesiones más frecuentes por accidente de tráfico

Por Julia Porras

14 de julio de 2023

Aunque aún estamos a dos semanas para que se produzca la gran operación salida del verano, la que tendrá lugar el fin de semana del 28 de julio al 1 de agosto, este fin de semana también se esperan muchos desplazamientos hacia las zonas de vacaciones y descanso de los españoles. De hecho, según confirman desde la Dirección General de Tráfico (DGT) a Medicina Responsable, se prevén “cuatro millones de desplazamientos, como todos los fines de semana del verano”, En total, durante los meses de julio y agosto se esperan 95 millones de desplazamientos de largo recorrido, un 1,75% más que el año pasado, distribuyéndose en 45,6 millones en julio y 49,3 en agosto, según datos de la DGT. Meses en los que, el año pasado, 225 personas fallecieron en 211 siniestros viales en las carreteras de nuestro país. Pero en la carretera no solo se producen fallecimientos, también hay heridos con  consecuencias irreversibles en muchos casos.

Desde la Sociedad Española de Rehabilitación y Medicina Física (SERMEF) quieren poner el foco este verano en la importancia de “tener prudencia al volante con el objetivo de que se produzcan menos accidentes y se minimicen las lesiones en caso de haberlos”. 

Cuando se produce un accidente con colisión en una carretera, las fuerzas generadas por un choque frontal entre dos automóviles son enormes y potencialmente mortales. Para ilustrar la importancia de la velocidad en el desenlace de un accidente, se puede comparar el impacto provocado con el que se produce al saltar desde un determinado edificio. Así, “una colisión frontal a 50 km/h equivale a caer desde un tercer piso; una colisión a 120 km/h equivale a caer desde el piso 14; y una colisión a 180 km/h equivale a caer desde el piso 36,” comenta Cristina Valera Lage, doctora rehabilitadora de la Sociedad Española de Rehabilitación y Medicina Física (SERMEF).

En este contexto, la doctora Valera indica que “las lesiones más habituales por accidente de tráfico son las asociadas al síndrome de latigazo cervical, las lesiones en tórax y abdomen, quemaduras, lesiones en extremidades que van desde esguinces a fracturas o amputaciones, lesiones medulares y traumatismos craneoencefálicos con daño cerebral sobrevenido, en los casos más graves”. En los traumatismos craneoencefálicos las secuelas engloban alteraciones no sólo físicas, sino también sensoriales, cognitivas y emocionales. Las secuelas varían según el área del cerebro lesionada y la gravedad del daño. Se pueden producir alteraciones del lenguaje y el habla, problemas de disfagia (dificultad para tragar), alteraciones sensitivas, visuales y motoras. “Los trastornos cognitivos provocan, por ejemplo, dificultades en la planificación de tareas, problemas de memoria y atencionales, problemas de conducta y alteración en las funciones ejecutivas que pueden interferir en la realización autónoma de las actividades básicas, instrumentales y avanzadas de la vida diaria”, aclara la doctora.

Todas estas situaciones “engloban dificultades en el cuidado y mantenimiento de la propia salud (como comer, aseo e higiene personal, vestirse), y otras más complejas, pudiendo generar problemas para preparar la comida, comunicarse por medios como la escritura, el teléfono o el ordenador, alterar la capacidad para moverse solo, manejar dinero, realizar el mantenimiento o el cuidado del hogar o participar en actividades educativas”. “Todo ello puede provocar alteración de la capacidad funcional, interfiriendo en la reintegración en el entorno familiar, social y laboral”.

No solo influye la velocidad

En los accidentes de tráfico hay que tener en cuenta, además, otros factores y es que en la gravedad de las lesiones no sólo influye la velocidad, según ha aseverado la experta de la SERMEF, sino también “elementos implicados como el no usar el cinturón de seguridad, o el casco cuando se viaja en moto, las distracciones, las características y sistemas de seguridad del vehículo, la demora en la asistencia a las víctimas, el consumo de tóxicos (alcohol y drogas) o los efectos secundarios de medicamentos que pueden incidir negativamente sobre la capacidad de conducir”. Además, el propio peso de los vehículos y el mecanismo del accidente también inciden en las lesiones. “Así, en una colisión frontal entre dos vehículos que circulen a distinta velocidad, uno más pesado pasará por ejemplo de 100km/h a 40km/h en el momento del impacto, pero el vehículo contra el que choca que va a 80km/h pasará a -10km/h, con lo cual las lesiones por deceleración serán todavía mayores en el vehículo menos pesado que sufre mayor desaceleración, a pesar de ir a menor velocidad”, concluye la doctora Valera.



Te puede interesar
500-sanitarios-unidos-catalan
500 sanitarios de Baleares se unen para atender a los pacientes sólo en catalán
sevilla-barcelona-traslado-lactante
Sevilla y Barcelona colaboran en el traslado de un lactante conectado a un corazón y un pulmón artificial
semergen-medico-atencion-primaria-diferencias-salud-hombres-mujeres
José Polo (Semergen): “El médico de AP debe saber que la salud de la mujer es diferente"