logo_medicina
Síguenos

La historia clínica universal da un paso más en la sanidad privada gracias a un proyecto de la Fundación IDIS

Esta iniciativa “es un hecho sin precedentes, un cambio cultural profundo”, afirma Marta Villanueva, directora general de la Fundación IDIS

Compartir
La historia clínica universal da un paso más en la sanidad privada gracias a un proyecto de la Fundación IDIS
Marta Villanueva, directora general de la Fundación IDIS / Foto realizada por Nina Prodanova

Por Lucía de Mingo

28 de junio de 2023

El proyecto de interoperabilidad de la historia clínica en la sanidad privada, promovido por el Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (Fundación IDIS) ha dado sus primeros pasos. Gracias a la implicación de 15 entidades y la involucración de Accenture, como partner tecnológico y Tirea, como gestora, han creado una plataforma, que ya está operativa, segura y funcional. Cada una de las entidades adheridas a la plataforma, entre las que están Adeslas, Asisa, Caser, DKV, Grupo Catalana Occidente, HLA, HM Hospitales, Hospiten, Mapfre, Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, QuirónSalud, Ribera, Sanitas y Vithas, irá abriendo su uso a los pacientes de manera progresiva para ir consolidando el proyecto poco a poco. Además, será la propia entidad quién irá comunicando la disponibilidad del servicio.

La plataforma tiene como objetivo principal permitir que el paciente pueda acceder digitalmente y compartir sus informes o pruebas con el profesional de los centros integrados en el proyecto. Esto lo pueden hacer a través de la app o la web del centro/grupo hospitalario o de la aseguradora.

Esta iniciativa da un paso más para que la historia clínica esté más cerca de ser una realidad. Tanto para los pacientes como para los profesionales sanitarios, “es un hecho sin precedentes, un cambio cultural profundo”, afirma Marta Villanueva, directora general de la Fundación IDIS. Además, supone “darle al paciente un derecho que es suyo, que es la propiedad de su historia clínica. Quiere evitar duplicidades, pruebas diagnósticas innecesarias, hacer más eficientes los procesos…”.

Un proceso sencillo

Para compartir la historia clínica es necesario que el paciente verifique su identidad por correo electrónico o por teléfono. Posteriormente, podrá seleccionar los grupos hospitalarios donde tiene su información clínica con todo el listado de sus informes. Una vez seleccionado el que necesita, lo puede compartir con el facultativo, al que deberá facilitar el código de comprobación y seguridad de seis dígitos que el sistema le proporcionará. Por su parte, el profesional recibirá un correo electrónico con un enlace al informe. Al hacer clic deberá incluir el código facilitado por el paciente. Con el fin de garantizar la seguridad de los datos, el enlace enviado por el paciente es temporal, exclusivo y único. Además, está garantizada la protección de datos del paciente, dado que es él mismo el que decide qué comparte y con quién.

Para que la historia clínica sea una realidad, es necesario que se aúnen los datos de la sanidad pública y privada. En la actualidad, según la directora general de la Fundación IDIS, están en contacto con la Administración Pública. “El Ministerio de Sanidad conoce cuál es nuestro proyecto y cuál es su propósito”, explica Villanueva. No hay que perder de vista que la sanidad pública también está trabajando en su propio proyecto con las comunidades autónomas para integrar las historias clínicas. “Somos conocedores de ambos proyectos y ahora estamos a la espera de que se apruebe el Espacio Europeo de Datos Sanitarios (EEDS), un reglamento que está previsto que se publique en 2024”, con el objetivo de que cada ciudadano tenga pleno control de sus datos de salud de tal forma que estos se puedan facilitar voluntariamente a los profesionales de la salud de la UE con fines asistenciales y/o de investigación.

Este tipo de proyectos, en los que entran en juego millones de datos, la tecnología y diferentes barreras legales, son extremadamente complejos. De hecho, Marta Villanueva señala que la tecnología y los programas no están normalizados ni estandarizados. Además, afirma que hay grandes complicaciones porque el grado de digitalización no es homogéneo ni en los distintos centros ni en las comunidades autónomas y porque hay mucha regulación y mucha normalización al respecto de la seguridad, la protección y todo lo que se debe cumplir para un dato tan sensible como el sanitario. “Realmente, crear estos proyectos es complicado y son a medio/largo plazo, pero estamos en un punto de no retorno, ya es momento de que la sanidad se digitalice, se integre y que se interiorice que el paciente tiene derecho a tener su historia clínica compacta y única en un solo lugar”, concluye Villanueva.



Te puede interesar
infusion-quemagrasa-mito
La gran mentira de las infusiones “quema grasa”
maria-jose-lallena-nueva-directora-del-centro-de-i+d-de-lilly-espana-1648127764779
María José Lallena, nueva directora del centro de I+D de Lilly España
Cuando la política trapichea con la salud
Cuando la política trapichea con la salud