logo_medicina
Síguenos

Los equipos de emergencia, esenciales ante catástrofes como el terremoto de Marruecos

Estos equipos, tanto sanitarios como de rescate, están preparados específicamente para estas situaciones y deben poseer todos los recursos necesarios para poder ser autosuficientes

Compartir
Los equipos de emergencia, esenciales ante catástrofes como el terremoto de Marruecos
El equipo de búsqueda y rescate USAR de la Unidad Militar de Emergencias que está destinado en Marruecos / Ministerio del Interior

Por Andrea Rivero

13 de septiembre de 2023

2.497 muertos y 2.476 heridos. Esas son las cifras que, hasta el momento, manejan las autoridades marroquís tras el fuerte terremoto de magnitud 6,8 que sufrió el país el pasado viernes. Unas cifras que seguirán en aumento según vayan llegando los equipos de rescate a las zonas más afectadas por el seísmo, en las montañas del Atlas, zonas de difícil acceso que han quedado completamente destruidas y donde los habitantes que han sobrevivido hacen lo que pueden para intentar rescatar de entre los escombros a sus familiares, amigos y vecinos. España ha enviado al equipo USAR de la Unidad Militar de Emergencias (UME) a Marrakech para colaborar en la búsqueda y rescate de supervivientes de esta devastadora catástrofe. Pero ¿cómo trabajan ante una situación como esta los equipos de emergencias de nuestro país?

En primer lugar, hay que diferenciar dos situaciones: cuando la catástrofe ocurre en territorio nacional o cuando sucede en un país extranjero. “El aviso se hace por parte del país que ha sufrido la catástrofe, si no hay una petición expresa al resto de los países, a través de la Unión Europea o a través de otros organismos internacionales, de la necesidad de ayuda, lo normal es que los equipos de emergencia no acudan”, explica el doctor Fernando Prados Roa, actual director médico del hospital médico-quirúrgico Los Madroños y antiguo director médico del SUMMA 112 y subdirector general del SAMUR-Protección Civil, en el Ayuntamiento de Madrid. El doctor Prados cuenta con una dilatada experiencia en este tipo de situaciones ya que participó como responsable en las misiones por catástrofes naturales organizadas por la AECID en Haití, Indonesia, Pakistán y Filipinas, entre otras.

Tanto los equipos de rescate como los sanitarios que se envían a este tipo de catástrofes “no son equipos de emergencias habituales, sino que requieren de una preparación previa, tener todos los recursos necesarios para poder ser autosuficientes en el lugar donde van a actuar y, lógicamente, no generar más problemas al país, que en esos momentos se encuentra con dificultades de logística y avituallamiento”, señala el doctor Prados. De la misma opinión es la doctora Carmen Camacho, médico de emergencias y vicepresidenta segunda de la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (SEMES), que explica que “en un lugar donde ha existido una catástrofe, los equipos de ayuda humanitaria no pueden ser un problema añadido al país. Por ello, la parte logística del equipo es fundamental. Desplegarse significa establecer un campamento donde la comida, el aseo y el descanso deben estar garantizados con un mínimo que permita realizar el trabajo sanitario, además de establecer el área de atención sanitaria o los sistemas de desplazamiento móviles para atender pacientes”. 

Prioridades sanitarias 

Durante una emergencia de este calibre, como el terremoto que ha sufrido Marruecos, el más fuerte de su historia, las primeras horas son absolutamente esenciales para determinar qué pacientes requieren una atención inmediata. En estos casos, la prioridad suele ser, como indica el doctor Prados, “los pacientes politraumatizados que han sufrido lesiones por caída de paredes, de tejados, etc., y los traumatismos lógicos de los efectos de un terremoto. Sin embargo, a partir de ahí existen muchas complicaciones, como pacientes que necesitan de una medicación o que tienen alguna patología crónica”. Además, hay que tener en cuenta que, en estas situaciones tan críticas, los hospitales se colapsan porque el número de pacientes que acuden supera las posibilidades del sistema, que además también se encuentra mermado por el hecho de que los profesionales sanitarios han sufrido la misma catástrofe que el resto de la población.

Tras esta primera fase de pacientes urgentes es esencial asegurar recursos como el agua e intentar mantener otras necesidades básicas de cualquier sociedad, como la higiene, en las mejores condiciones para evitar plagas y enfermedades o patologías como la diarrea, que pueden surgir por la falta de higiene o tratamientos de las aguas. “Asegurar las necesidades básicas de la población es fundamental y eso es una labor que no siempre es fácil y posible a corto plazo. Conforme pasan los días, van existiendo más recursos para paliar en lo posible esta situación, pero no nos olvidemos que volver a la situación previa puede tardar años o, incluso, no ser posible”, añade la doctora Camacho. 

A largo plazo, el objetivo, según el doctor Prados, pasa por “atender los efectos psicológicos que aparecen en las personas que han sufrido un golpe tan fuerte como una catástrofe en su propia ciudad y en su propia casa. Pero, aunque esto es más a largo plazo, hay que planificar la forma de proceder, empezando a trabajar desde el primer día, pero con vistas a un tratamiento mucho más prolongado en el tiempo”.

Fin de la intervención

Las autoridades sanitarias del país afectado son las que determinan cuando dejan de ser necesarios los equipos de ayuda extranjeros. Al fin y al cabo, “estos equipos se encuentran muy especializados y trabajan en un primer momento, pero para toda la labor de salud pública, toda la labor del manejo del paciente crónico, toda la labor de posibles secuelas psicológicas, son necesarios otros equipos que no tienen que ver con estos de intervención de emergencias”, añade el doctor Prados, quien destaca que, aunque sean profesionales muy especializados, “lo suyo sería trabajar dentro del sistema del país al que se va porque, siendo habitual que los equipos de ayuda sean de países con un mayor nivel sanitario, no hay que aplicar los criterios que se siguen en el país de origen, sino los que hay en el país que ha solicitado la ayuda, ya que ellos son los que saben en qué situación se encuentran o qué posibilidades tienen”. Por ello, los equipos están a expensas de las directrices de las autoridades del país para saber cuándo ya no son necesarios y pueden volver a casa.



Te puede interesar
iii-curso-de-tecnicas-roboticas-para-el-diagnostico-y-tratamiento-de-cancer-de-prostata-1648721235469
III Curso de técnicas robóticas para el diagnóstico y tratamiento de cáncer de próstata
sanidad-retirada-farmaco-diabetes
Sanidad retira un lote de metformina, un fármaco para tratar la diabetes tipo 2
radiofrecuencia-dolor-degenerativos-rehabilitacion
Radiofrecuencia, una técnica para controlar el dolor en procesos degenerativos y durante la rehabilitación