logo_medicina
Síguenos

Volcán de la Palma

Salud mental ante catástrofes naturales

Compartir
Salud mental ante catástrofes naturales

Por Andrea Rivero

27 de febrero de 2022

Las catástrofes naturales son manifestaciones de la naturaleza que, aunque en ocasiones muestran un espectáculo de gran belleza, también producen un impacto en la vida de las personas. Este es el caso del volcán de Cumbre Vieja, en la Isla de La Palma, que ha dejado un reguero de destrucción a su paso. No solo material, también mental. Los datos son abrumadores. 1.345 viviendas arrasadas, 370 hectáreas de cultivo desaparecidas bajo la lava y 7.000 personas evacuadas. Esto no es solo un desastre económico, las personas perjudicadas han sufrido un enorme golpe psicológico cuyas consecuencias en la salud mental de las personas pueden aparecer a corto, medio y largo plazo.  

Dévora López Goya, afectada por la erupción del volcán, cuenta que “ha sido bastante duro porque al principio estaba la incertidumbre sobre cuándo iba a acabar. Luego pasaba el tiempo y la cosa seguía igual o mucho peor. Veía como afectaba cada vez a más personas y a más entorno, lo que para mí había sido mi lugar. Todo iba desapareciendo bajo la lava”.

En estos casos, la ayuda psicológica de los profesionales es vital. En la Palma, voluntarios de diferentes ámbitos proporcionaron su apoyo a las víctimas. Cintia Brito Pérez, psicóloga que atendió a muchos de los afectados por la erupción del volcán indica que los casos llegaban “por voluntad propia, por familiares o por el personal de servicios sociales o voluntarios que veían a las personas afectadas. Hacíamos intervención de emergencia, proporcionando lo que llamamos los primeros auxilios psicológicos. Principalmente tratábamos de regular emocionalmente a la persona, detectar sus necesidades principales en el momento y proporcionarle la información que necesitaban”. 

En estos casos traumáticos las personas tienden a bloquear sus sentimientos para evitar más preocupación a sus seres queridos. “Al principio intentaba reprimirlos y fue muchísimo peor”, explica Dévora. Ahora, si me apetece llorar, lloro, si me apetece reír, río, y dejo que las emociones se externalicen”. Aun así, la familia y los seres queridos son uno de los puntos de apoyo indispensables. “Estamos intentando agarrarnos al presente y mirar al futuro con toda la ilusión posible, por mí y por mis padres. Tampoco quiero que verme mal a mi les haga sentir peor a ellos”.

Los expertos indican que existen unos síntomas comunes en situaciones extremas. Estos son: 

  • Falta de concentración. 
  • Ansiedad.
  • La casa de Dévora en La Palma antes de que la lava la afectara. / Foto cedida por Dévora López Goya
  • Ataques de pánico. 
  • Aislamiento. 
  • Cambios de humor.
  • Alteraciones del sueño y de los hábitos alimenticios.
  • Pensamientos suicidas. 
  • Según la psicóloga, las personas presentaban diferentes síntomas de tristeza, rabia o miedo, entre otras. “También se vio que el volcán se solapaba con su vida privada y supuso un descontrol en sus rutinas. El duelo es natural en estas situaciones, pero si los meses pasan y la situación no mejora sería necesario acudir a un especialista”. 

    El futuro tras la erupción

    Los problemas no han terminado con el fin de la erupción. Los afectados tienen que lidiar con la etapa de reconstrucción. Brito recalca que “cuando hablamos de trauma colectivo, como es una emergencia de este calibre, estamos hablando de que existe un sector de la población que experimenta disociación. Es decir, la desconexión entre las emociones y el pensamiento lúcido. Esto quiere decir que muchas de las emociones que estaban retenidas en el cuerpo es muy probable que se empiecen a experimentar ahora tras la erupción con una sintomatología muy variada”.  

    Para Dévora sus sentimientos ahora son diferentes. “Afloran otros como la nostalgia porque sabes que no va a ser posible recuperar la vida que tenías y lo que para mí era mi entorno ha desaparecido para siempre. Pero la incertidumbre, aunque no es la misma, sigue ahí. Ahora es el momento de preguntarte qué pasará, cuánto tardará en volver la normalidad. Al fin y al cabo, dependemos de las instituciones y de las facilidades que nos den…Uno intenta ilusionarse, pero te encuentras con que los impedimentos van más allá de lo que tú puedes hacer



    Te puede interesar
    muertes-cancer-pulmon-mujeres
    Las muertes por cáncer de pulmón aumentan un 5,4% en mujeres
    boat-jumping-reto-viral-tiktok
    “Boat jumping”, el nuevo reto viral que se cobra la vida de cuatro personas
    valentin-fuster-nombrado-presidente-del-mount-sinai-heart
    Valentín Fuster nombrado presidente del Mount Sinaí Heart