logo_medicina
Síguenos

Día Nacional de la Nutrición

Sueño y alimentación, claves para una buena salud

Para la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria, Semergen, habla sobre la importancia de estos dos aspectos en la salud

Compartir
Sueño y alimentación, claves para una buena salud

Por Andrea Martín

28 de mayo de 2024

En el Día Nacional de la Nutrición, que se celebra el 28 de mayo, la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen) subraya la importancia de dos pilares fundamentales para la salud: el sueño y la alimentación.  

La sociedad busca poner el foco en cómo estos dos hábitos están intrínsecamente vinculados y cómo una correcta interacción puede mejorar significativamente la calidad de vida y el bienestar general. José Manuel Fernández, coordinador del Grupo de Trabajo de Nutrición de Semergen, explica que “la falta de sueño se asocia con disfunción inmune y neurocognitiva, diabetes, sobrepeso, obesidad, estrés, accidentes y, de manera importante, con un mayor riesgo de presentar eventos cardiovasculares. Es esencial que la sociedad en general comprenda la importancia de estos dos aspectos de la salud. Nuestra alimentación y nuestros patrones de sueño están estrechamente vinculados y juntos juegan un papel decisivo en nuestra salud física y mental”. 

Por su parte, Susana Primo, miembro del Grupo de Trabajo de Nutrición de Semergen, destaca cómo estos dos factores se influencian mutuamente. “Actualmente hay una tendencia a dormir menos horas, lo que, según diferentes estudios, está relacionado con el aumento de la obesidad. La reducción del sueño afecta a las hormonas reguladoras del apetito, provocando un incremento de la sensación de hambre y una tendencia a elegir alimentos menos saludables. 

Recomendaciones para integrar estos dos aspectos en la vida diaria 

No solo se trata de comer bien o dormir el número de horas recomendado, sino de cómo estos elementos interactúan entre sí. Por ello, desde Semergen ofrecen una serie de estrategias para integrar estos aspectos en la vida diaria: 

  •     Evitar los alimentos ricos en aminoácidos tirosina y fenilalanina a últimas horas de la noche, como la carne roja, los huevos y el jamón, o ricos en vitamina C, como el kiwi o las naranjas. 
  •     Consumir una dieta rica en nutrientes esenciales como el magnesio y el triptófano por la tarde-noche, así como lácteos, plátanos, carne, pescado azul o frutos secos (nueces), o hidratos de carbono de absorción lenta, como la miel en pequeña cantidad, puede promover un mejor patrón de sueño, disminuyendo incidencias de insomnio y mejorando la calidad del descanso nocturno. 
  •     Evitar comidas muy copiosas y condimentadas con especias picantes, así como alimentos que producen flatulencia, acidez o reflujo. 
  •     Dormir las horas necesarias recomendadas.  
  •     Regularizar el horario de despertar: no más de dos horas de diferencia entre días laborables y días libres. 
  •     Establecer y mantener horarios regulares tanto para las comidas como para el sueño. 
  •     Limitar la siesta a un máximo de 20-30 minutos tras la comida. 
  •     Realizar ejercicio de forma regular. 

 



Te puede interesar
elon-musk-busca-nuevos-candidatos-implantacion-chip
Musk busca nuevos candidatos para implantar su chip, pese a las dudas de la comunidad científica
parlamento-europeo-incluir-farmacia
El Parlamento Europeo pide incluir a la Farmacia en los programas asistenciales y de salud pública
douglas-melton-abarca-prize
Douglas A. Melton recibe el Abarca Prize por sus investigaciones en la cura de la diabetes