logo_medicina
Síguenos

Ozono “importado”: el causante de la mayoría de las muertes por contaminación en Europa

Un estudio publicado en Nature Medicine concluye que el ozono troposférico procedente de otros países, sobre todo de fuera de Europa, es el responsable del 88% de las muertes atribuibles a este gas en el continente

Compartir
Ozono “importado”: el causante de la mayoría de las muertes por contaminación en Europa
Freepik

Por Juan García

4 de junio de 2024

No hay nada más esencial que el aire que respiramos, por eso, la calidad y los niveles de contaminación que tengan nuestros entornos tienen una influencia directa sobre nuestra salud. Según la Agencia Europea de Medio Ambiente, cada año fallecen prematuramente 25.000 personas en España por enfermedades agravadas por la mala calidad del aire. Si bien hay una amplia literatura científica que acredita la relación entre la contaminación y la mortalidad, hasta ahora no se había analizado la procedencia geográfica de esa polución.

Este ha sido el enfoque de una investigación española sobre las muertes prematuras atribuibles al ozono troposférico en Europa. El ozono troposférico (O3) es un contaminante atmosférico nocivo que se forma en la atmósfera por la interacción entre la luz solar y los gases precursores. El estudio, publicado en Nature Medicine, ha sido liderado por científicos del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal) y el Barcelona Supercomputing Center, en colaboración con el Instituto Nacional de la Salud y la Investigación Médica de Francia. Los resultados concluyen que, entre las muertes atribuibles al ozono troposférico en Europa, solo un 12% de ellas estaban causadas por gas procedente de dentro de las fronteras nacionales. El 88% restante las atribuyen a ozono procedente de otros países, y un 56,7% de este, procedería de países de fuera de Europa. La mayor parte del ozono troposférico "provino de fuera del dominio de estudio, lo que representa el 56,7% de la mortalidad atribuible total, si bien el ozono importado entre los países estudiados también tuvo un impacto notable en la mortalidad

El catedrático de Física Aplicada de la Universidad de Valladolid, Isidro Pérez, en declaraciones recogidas por el Science Media Centre España (SMC), explica que este artículo se centra en analizar el concepto de “transporte” de ozono. “Este es un punto en el que se incide, puesto que este gas puede transportarse e impactar en lugares alejados de los sitios de origen”. 

Reducir los niveles de contaminación es una tarea colectiva que muchas veces se plantea como un reto que empieza a nivel local y personal con pequeñas acciones. Sin embargo, esta publicación da una dimensión del impacto global de la polución como un fenómeno que traspasa fronteras. Para Pérez, uno de los resultados más llamativos del estudio es que los “mayores niveles de mortalidad no se dan en las zonas de mayores concentraciones”.

La investigación se fundamenta en la medición de las contribuciones tanto nacionales como importadas de ozono troposférico en 35 países europeos, incluido España, desde 2015 hasta 2017 (entre los meses de mayo y septiembre de cada año). En total, estudiaron 813 regiones y unos 530 millones de personas.

"Hasta ahora se había cuantificado el impacto de la exposición a la contaminación sobre la mortalidad y otras variables de salud, pero no se sabía en qué medida ese impacto era atribuido a la contaminación producida a nivel local o importada desde otras regiones a través del transporte troposférico", señala Hicham Achebak, investigador de ISGlobal y del INSERM y autor del trabajo.

Aunque los resultados son relevantes, el catedrático de la Universidad de Valladolid apunta que los datos dejan cierta “incertidumbre” en cuanto a “si las cantidades que se manejan corresponden efectivamente a defunciones cuyo único origen son las altas concentraciones de ozono o si concurren causas adicionales”.



Te puede interesar
medico-paula-perez-mujeres-mas-bellas-certamen-miss-mundo