logo_medicina
Síguenos

Día Mundial de la Felicidad

Los españoles somos más felices que hace una década; los “boomers” los que más

Las diferencias económicas y la percepción de la salud mental son dos de los condicionantes que más impacto tienen sobre la percepción de la felicidad, según la encuesta elaborada por la compañía Ipsos

Compartir
Los españoles somos más felices que hace una década; los “boomers” los que más
Freepik

Por Juan García

19 de marzo de 2024

La sensación de que cada vez vamos a peor, bien sea como sociedad, como país o a nivel laboral es un pensamiento extendido entre muchos españoles. Aunque a veces nos domine el pesimismo o la nostalgia de tiempos pasados, parece ser que, en lo referente a la felicidad, nuestro país va a contracorriente de las tendencias globales y somos más felices que antes. Así lo revela la encuesta realizada por la empresa investigadora de mercados Ipsos con motivo del Día Mundial de la Felicidad. 

La Covid marcó el punto más bajo de la felicidad en el mundo desde 2011 (63%) y, aunque se han ido recuperando los niveles de felicidad prepandemia, la cifra actual (71%) es aún más baja que hace trece años (77%), según revelan los datos de esta encuesta elaborada en 31 países de todo el planeta.

Una tendencia generalizada en todos los países analizados, pero que España no sigue, siendo el país del mundo donde más ha crecido la sensación de felicidad respecto a 2011. Así, en los últimos 14 años se ha producido un aumento de  7 puntos hasta alcanzar el 70%. Al igual que en el resto del mundo, 2020 fue el punto más bajo de felicidad del país (38%), un nivel que ha ido aumentando en los últimos cuatro  años de manera progresiva, hasta casi duplicar el dato.

A nivel europeo, España se sitúa en un nivel intermedio de percepción de la felicidad, por debajo de estados como Países Bajos (85%), Irlanda (77%) o Reino Unido (75%), pero por encima de otros países como Hungría (52%), Italia (42%), Alemania (35%) o Suecia (32%).

Si miramos las cifras globales, se observa una diferencia intergeneracional de 10 puntos: mientras que el 71% de la generación de Baby Boomers (1945 a 1965) se declara feliz, en el caso de la Generación Z (1995-2010) el porcentaje se reduce hasta el 61%.

Salud (mental), dinero y amor: la receta infalible

Para encontrar las razones que explican estas diferencias en la percepción de la felicidad, la tan manida receta de salud, dinero y amor parece ser una de las claves.

Según determina la encuesta, en términos de salud, la gente se muestra altamente satisfecha en España en cuanto a su salud física (73%) y mental (72%). Sin embargo, si atendemos únicamente al ámbito de la salud mental se encuentran grandes diferencias entre jóvenes y mayores, con una diferencia de 25 puntos en la satisfacción declarada con la salud mental por los pertenecientes a la Generación Z (59%) y los Baby Boomers (85%). 

En lo referente al aspecto económico, aunque la mayoría de la población española (58%) afirma estar satisfecha con su situación financiera, el dato varía mucho dependiendo de la edad. Así, mientras que la generación de los Baby Boomers son los más satisfechos con sus finanzas (64%) los más jóvenes pertenecientes a la Generación Z no alcanzan una mayoría (45%), con una diferencia de 19 puntos. 

El dinero no da la felicidad, pero ayuda. Así lo confirman los datos de esta encuesta, en la que se observa que los hogares con ingresos más bajos se muestran mucho menos felices (61%) que los de ingresos altos (81%). Además, cabe destacar la unanimidad generacional en su baja satisfacción respecto a la situación económica del país, donde solo un 36% de la población española se declara satisfecha.

Por su parte, el amor, en todas sus formas, puede ser definitivo para encontrar la plenitud. Los resultados concluyen que donde más satisfacción encuentra la sociedad es en los hijos (86%) y en su relación de pareja (84%), así como en la relación con padres, hermanos y primos (81%) y en las amistades (79%). España es el segundo país europeo donde más satisfecha se declara la gente a la hora de sentirse amado (81%) y querido (76%), lo que sin duda tiene un impacto directo es ser más o menos feliz.



Te puede interesar
los-espanoles-bajan-la-nota-a-sanidad-1649422319480