logo_medicina
Síguenos

Tres de cada cuatro escolares deben mejorar su dieta

Según un informe de la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación (SEDCA), solo un 27,4% de los escolares sigue las pautas de alimentación correctas

Compartir
Tres de cada cuatro escolares deben mejorar su dieta

Por Andrea Martín

15 de septiembre de 2023

Seguir la dieta mediterránea y un estilo de vida saludable, en el que se incluyan alimentos locales, frescos y de temporada, es el patrón dietético saludable por excelencia en España, aunque para los más pequeños puede convertirse en un reto. Así lo recoge el estudio “Adherencia a la dieta mediterránea y asociación con la condición nutricional y el comportamiento alimentario en escolares españoles”, de la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación (SEDCA), en el que participa la Universidad Europea. Según explica la docente Andrea Calderón, “los más pequeños suelen mostrar preferencia por productos insanos, de baja calidad nutricional, alto valor energético y un mayor rechazo a una alimentación variada y saludable”.

En el estudio se analizaron la calidad de la dieta con la condición nutricional, mediante el cuestionario “KIDMED”, donde se observa la adherencia a la dieta mediterránea, y el cuestionario “CEBQ”, para evaluar el comportamiento alimentario. Para ello, contaron con una muestra de 526 escolares de entre seis y 16 años.

Este estudio, como reflexiona la profesora de Nutrición de la Universidad Europea, muestra datos preocupantes acerca de la adherencia de los escolares a la dieta mediterránea. “Priman los productos procesados de baja calidad y escasean alimentos base de este modelo dietético, sobre todo de origen vegetal, como verduras, frutas y frutos secos”, explica. De hecho, sólo el 39,2% de los escolares toma dos o más piezas de fruta al día y el 20,9% verduras más de una vez al día. Este consumo de frutas y verduras se aleja de la recomendación diaria de ingesta de estos alimentos, que debe ser de cinco raciones de frutas y verduras. Es más, según el informe, solo un 27,4% de los escolares sigue las pautas de alimentación correctas.

Comer, un placer

Los escolares que experimentan un mayor placer alimentándose presentan una mayor adherencia a la dieta mediterránea, mientras que aquellos que manifiestan mayores dificultades para alimentarse de forma variada, presentan peor adherencia. “Conocer las conductas alimentarias es clave para la educación nutricional en los más pequeños. Algunos aspectos como la alimentación emocional pueden tener mucha repercusión en las elecciones alimentarias en la infancia. Por ejemplo, los escolares más pequeños tienden más al rechazo de alimentos y a perder el apetito cuando están tristes o enfadados; mientras que en la adolescencia suele optarse más por la sobrealimentación con procesados insanos que tengan a su alcance”.

También han comprobado que algunos niños tienen más dificultad para quedar saciados en las comidas y enseguida vuelven a demandar comer más; mientras que otros se sacian muy rápido dejando los alimentos más nutritivos en el plato.

Por todas estas razones, es fundamental conocer la relación con la comida y los comportamientos alimentarios de cada escolar para que el consejo nutricional sea más efectivo y adaptado a cada escolar. “De esta forma podemos contribuir de forma más proactiva a mejorar hábitos alimentarios, prevenir la obesidad, y también las deficiencias nutricionales en los niños más quisquillosos con la comida”, concluye la profesora Calderón.



Te puede interesar
nuevo-plan-estrategico-de-la-oms-para-acabar-con-la-covid-1648727202197
Nuevo Plan Estratégico de la OMS para acabar con la Covid
ayuso-exoesqueletos-rehabilitacion
Ayuso anuncia el uso de exoesqueletos en hospitales públicos de la región
armengol-pago-mascarillas-fondos-europeos-saber-no-aptas
Armengol pagó las mascarillas con fondos europeos a pesar de saber que no eran aptas