logo_medicina
Síguenos

¿Qué comemos los españoles?

Los lácteos, las futas y hortalizas frescas son los alimentos más comprados en nuestro país

Compartir
¿Qué comemos los españoles?

Por Lucía de Mingo

10 de febrero de 2023

Nadie duda de que España despunta por su gastronomía, por la calidad de sus productos y por su estilo de vida. Lo que viene a conocerse como la dieta mediterránea, posiblemente el mayor reclamo turístico del país. De hecho, en el año 2010, fue declarada por la UNESCO Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. Pero ¿qué comemos los españoles? ¿Cuáles son nuestros productos favoritos a la hora de hacer nuestra lista de la compra y llenar la cesta?

Según el último Informe Anual del Consumo Alimentario de España, llevado a cabo por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, los lácteos, las frutas y las hortalizas frescas son la triada protagonista de la cesta de la compra de los españoles. En concreto, el 17,1% de los productos más comprados pertenecen al sector lácteo, el 14,4% a las frutas frescas y el 9,1% a las hortalizas frescas. Para Alba López, nutricionista del Centro Júlia Farré, estos tres productos son básicos y, en su mayoría, cuando se trata de la versión natural, saludables. De hecho, "las hortalizas deberían ser la base de nuestra alimentación y sin duda las frutas también son un alimento nutricionalmente muy interesante, por lo que el hecho de que encabecen la lista de la cesta de la compra es señal de que los españoles reconocen que son productos saludables, buenos a incluir a menudo en nuestra alimentación, y además son ricos de sabor". Respecto a los lácteos, la nutricionista recalca que todo dependerá del tipo de lácteo escogido, pero la leche, el yogur natural o el queso, en especial el fresco, también son alimentos interesantes a incluir en la mayoría de casos.

El nutricionista Víctor Berdugo afirma que, si queremos hacer una cesta de la compra equilibrada y saludable, es esencial contar con verduras frescas de temporada de hoja verde y frutas, también frescas, es más, “la mitad de la compra debe contener estos alimentos”. Otro cuarto de la cesta debe incluir cereales integrales, a poder ser, como pasta o arroz y, el cuarto restante, se debe destinar a comprar productos proteicos como el pescado, la carne o los huevos. No obstante, también son importantes las legumbres, la quinoa, las patatas o los frutos secos y las semillas como la chía o la linaza.  

El huevo, el aceite o las mermeladas, a la cola

A pesar de que la cesta de la compra de los españoles es muy variada, los productos menos comprados, en cuanto a volumen, son los huevos, que ocupan la última posición, el aceite y las frutas y hortalizas “transformadas”, es decir, zumos, conservas, mermeladas, etc. 

De media, los españoles ingerimos nueve kilos de huevos por persona al año, aunque son el producto que menos presencia tiene en nuestra cesta (1,32%). Según la nutricionista, este producto, especialmente si son huevos ecológicos o de gallinas camperas, es un alimento muy completo y nutricionalmente interesante, se podría incluir incluso a diario en una dieta equilibrada, de hecho, resulta una muy buena fuente proteica, mejor que otras que se usan más a menudo a veces, como producto cárnico procesado.

Además, la ingesta del oro líquido, como solemos llamar al aceite, se sitúa en 11,51 litros de media por persona, representando el 1,80% del volumen total de los productos de alimentación para los hogares españoles.  En concreto, los tipos de aceites más consumidos son los de oliva, oliva virgen y oliva virgen extra. "El aceite, en caso de ser virgen y especialmente el de oliva, también resulta ser un producto nutritivo y saludable, especialmente si se toma en crudo, no como parte de productos muy elaborados, de fritos o rebozados".

Para finalizar en el top 3 de productos que se sitúan a la cola, también hay que mencionar los zumos de frutas o las mermeladas y las conservas de espárragos, guisantes, judías, que representan tan solo el 2% del total de los alimentos. 

Y, como en todo, entre blancos y negros, están los grises; donde se sitúan productos como la carne (7%), el pan (4,7%), las patatas (4,6%), el pescado (3,6%), la cerveza (3,4%), los platos preparados (2,6%) o el grupo formado por la bollería, la pasta, las galletas y los cereales (2,2%). Estos datos sacan a relucir que en España hay algo que sí que tenemos claro y, aunque dicen que elegir entre carne o pescado es como elegir si quieres más a papá o a mamá, la batalla la gana la carne (7%), llegando a duplicar el consumo del pescado (3,6%) en nuestro país. Ambos productos se sitúan en la cuarta y séptima posición del total de los 14 grupos de productos analizados. 

Para López el consumo de pescado por parte de gran parte de la población no es suficiente, mientras que el de carne, ya sea blanca o roja, a menudo es excesivo. "Se debería aumentar el de pescado y rebajar el de carne, aunque no sería necesario tomar el doble de pescado que de carne, es bueno priorizar el pescado, sobretodo en caso que sea de tipo poco contaminado, es decir, pescado de pequeño tamaño que acumule pocos contaminantes como metales pesados", concluye. 



Te puede interesar
hospital-nino-jesus-primero-recibir-certificacion-excelencia-cuidados-paliativos-pedriaticos
El Niño Jesús, primero en recibir la certificación de excelencia en Cuidados Paliativos Pediátricos
mosquito-opinion-chiquito-maton
El mosquito: chiquito, pero matón
cada-ano-mueren-espana-personas-epoc
Cada año mueren en España 18.000 personas por EPOC