logo_medicina
Síguenos

Europa, más cerca de regular la Inteligencia Artificial: ¿Cómo afecta al ámbito sanitario?

Desde la Comisión Europea afirman que esperan alcanzar un acuerdo a finales de este año

Compartir
Europa, más cerca de regular la Inteligencia Artificial: ¿Cómo afecta al ámbito sanitario?

Por Lucía de Mingo

15 de junio de 2023

La Inteligencia Artificial (IA) estará regulada por ley. La Unión Europea ya está en trámites para desarrollar la primera ley que pone límites a esta innovadora tecnología, cada vez más presente en el ámbito sanitario. Tras su aprobación, se convertirá en la primera ley integral sobre IA del mundo

Garantiza una mejor asistencia sanitaria, ayuda a los profesionales a dar diagnósticos más rápidos y certeros, busca nuevos tratamientos, interpreta imágenes radiológicas y datos, permite comprender mejor la progresión de una enfermedad, automatiza tareas repetitivas… La inteligencia artificial ha sido toda una revolución tecnológica para el ámbito sanitario, aunque la falta de regulación también puede suponer un peligro. “Me parece una fantástica noticia que Europa haya dado un paso adelante, aunque el trabajo sigue y habrá que conseguir su implementación práctica, que mitigue los riesgos, pero también fomente la innovación”, señala Miguel Luengo, CEO de Spotlab, una start-up centrada en crear innovaciones tecnológicas con IA. Además, indica que no es tanto cuestión de ponerle límites, sino de asegurar el buen funcionamiento y la seguridad de las herramientas que utilicemos. “Debemos ponderar tanto el riesgo de un mal funcionamiento de la tecnología como el riesgo de no utilizar la mejor tecnología disponible”.

La futura ley en la que ya trabaja Europa propone que todos los sistemas de IA se analicen y clasifiquen según el riesgo que supongan para los usuarios. De hecho, los sistemas deben ser supervisados por personas, en lugar de por la automatización, para evitar resultados perjudiciales. Así, los distintos niveles de peligro implicarán una mayor o menor regulación. “Europa es líder mundial en sentar las bases para que la tecnología de la IA funcione como debe y su impacto sea positivo en la vida de las personas y el planeta”, indica Luengo.

La IA lleva años integrada en la mayoría de los sectores de actividad, incluido el sanitario, pero en los últimos tiempos, se ha puesto el foco en los peligros que puede suponer para la humanidad. Para Luengo, hablar de que podría llegar a exterminar la humanidad es “exagerado”. “Aunque está claro que esta tecnología va a cambiar la sociedad en la que vivimos y que nos enfrentamos a una serie de riesgos, la IA nos da unos superpoderes que permitirán avances increíbles en muchos dominios, incluida la salud”.

Entre los posibles riesgos que esta tecnología puede acarrear en su aplicación en salud, los expertos destacan la falta de transparencia, ya que está comprobado que los algoritmos son capaces de “ver” cosas que los profesionales no ven; sesgos que perpetúen las desigualdades, ya que los datos que entrenan a esos algoritmos pueden estar recogidos en colectivos o edades determinadas; daños a los pacientes debido a errores o problemas a la hora de conocer las responsabilidades de dichos fallos.

El chat GPT, regulado por la ley

En la actualidad, el chat GPT está en boca de todos, un chatbot entrenado para reconocer y mantener conversaciones con las personas. Su función como herramienta basada en inteligencia artificial es interpretar las preguntas que los usuarios le hacen y ofrecer respuestas coherentes y rápidas. A partir de la aprobación de esta ley, la IA generativa como esta tendrá que cumplir ciertos requisitos de trasparencia. Entre ellos, deberá revelar que el contenido ha sido generado por IA, diseñar el modelo para evitar que genere contenidos ilegales y publicar resúmenes de los datos protegidos por derechos de autor, utilizados para el entrenamiento.

“El chat GPT, desde el punto de vista científico, es terrible”, afirmaba hace unos días el prestigioso cardiólogo Valentín Fuster en una entrevista con Medicina Responsable. Para el doctor Fuster, en la actualidad, el mundo digital es todo un reto y hacía hincapié en los peligros que pueden deparar estas tecnologías. Más en concreto, reflexionaba sobre las consecuencias que puede tener el chat GPT, tanto para la ciencia como para la humanidad: “No sabemos de dónde viene esa inteligencia artificial ni cómo se han utilizado los datos, entra a formar parte de la ciencia sin saber cuál es el origen”. Por ello, tiene la esperanza de que la gente joven se posicione en contra de esta, aún desconocida, tecnología. “La gente joven se va a encontrar con que el mundo digital es todo un reto que debe vencer”.

Los eurodiputados ya han adoptado una posición negociadora sobre esta ley que regula la Inteligencia Artificial. Ahora comenzarán las conversaciones sobre la forma final de la ley en el Consejo, junto a los países de la UE. El objetivo, según informan, es alcanzar un acuerdo a finales de este año.



Te puede interesar
sanidad-aprueba-la-vacunacion-viruela-del-mono-contactos-estrechos
Sanidad aprueba la vacunación contra la viruela del mono para los contactos estrechos
gestion-basada-valor-clave-humanizacion-sistema-sanitario
La gestión basada en valor, clave para la humanización del sistema sanitario
como-mueren-neuronas-alzheimer
Descubren cómo mueren las neuronas durante la enfermedad del Alzheimer