logo_medicina
Síguenos

Sexo sin eyaculación ¿es beneficioso para la salud?

Según los sexólogos, retardar el semen puede tener beneficios. Eso sí, los expertos advierten que puede conllevar riesgos urológicos

Compartir
Sexo sin eyaculación ¿es beneficioso para la salud?

Por Gema Puerto

12 de julio de 2023

Un estudio publicado en la Biblioteca Nacional de Medicina (NLM, por sus siglas en inglés), ha determinado que, durante el año 2021, el término “retención de semen” tuvo en TikTok 1.216.074.000 impresiones mientras que, en Instagram, hubo 1.077.000 publicaciones relacionadas con este tema. 

La idea de que la retención de semen, es decir, el sexo sin eyaculación puede aumentar los niveles de testosterona de una persona y mejorar su salud mental y física en general se ha puesto de moda. En las redes sociales se asegura que tiene innumerables beneficios como disminuir la ansiedad y la depresión, además de ofrecer más vitalidad. Sin embargo, los sexólogos advierten de que “no hay ninguna evidencia científica que demuestre una mejora de la ansiedad o la autoestima producida por la retención seminal”. Como señala el sexólogo Antonio Ferrández, del grupo de Trabajo de Sexología de Semergen, “tener sexo sin eyacular tiene ciertos beneficios, pero conlleva distintos riesgos que hay que conocer”.

Riesgos y beneficios

“El sexo sin eyaculación proporciona la capacidad de repetir varios coitos en un mismo encuentro sexual, debido a que se anula el periodo refractario, es decir, el hombre no debe esperar un tiempo para recuperarse después de haber eyaculado”, añade el doctor Ferrández.

De acuerdo con los especialistas, si es supervisado por asesoramiento profesional, retener el esperma “es especialmente útil a partir de la cuarta década de edad, cuando disminuyen las hormonas masculinas entre las que se encuentran la testosterona, la androsterona y la androstenediona, así como otras por efecto de la edad”. También se recomienda para hombres que quieran mejorar la satisfacción sexual dentro de un contexto de pareja estable, pues conlleva la realización de ciertas técnicas que conviene realizar en un entorno íntimo y confiable. “Esta modalidad de sexualidad es útil, sobre todo a partir de los 50 años, pues tras esta etapa, la duración del periodo refractario del hombre -la fase de inhibición de la libido y la erección después de una eyaculación- suele agravarse de forma más acelerada que en etapas anteriores”, añade el doctor Férrandez.

Los terapeutas experimentados lo recomiendan como medida complementaria a los tratamientos de disfunción eréctil y de eyaculación precoz, eso sí, “siempre vigilando los riesgos urológicos”, explica el doctor. “No expulsar el semen durante uno o varios encuentros sexuales, a lo largo de varios días e incluso semanas, puede conllevar congestiones testiculares y/o prostática, por acúmulo de semen”.

Para conseguir tener relaciones sexuales sin eyacular, también llamadas “coito seco”, es importante realizar ejercicios para el fortalecimiento del suelo pélvico, mediante la realización continuada de los ejercicios de Kegel, y técnicas de respiración consciente similares a las que se emplean en la Atención Plena (Mindfulness).

 

 

 

 

 



Te puede interesar
semergen-asociacion-diabetes-madrid-colaboran-juntas
Semergen y la Asociación Diabetes Madrid se unen para luchar contra la diabetes
mas-2.4-millones-personas-vih-europa
Más de 2.4 millones de personas tienen VIH en Europa
el-fin-de-la-viruela-del-mono
El fin de la viruela del mono