logo_medicina
Síguenos

Así son los hábitos sexuales de los jóvenes en España

Para la sexóloga Beatriz Martín, aunque el uso del preservativo está “muy normalizado”, los jóvenes carecen de información suficiente sobre prácticas de riesgo y posibles infecciones

Compartir
Así son los hábitos sexuales de los jóvenes en España
Freepik

Por Juan García

10 de mayo de 2024

Los últimos datos del Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC) sobre la incidencia de las infecciones de transmisión sexual (ITS) pusieron en alerta al continente por el repunte de los casos. La reacción del Ministerio de Sanidad ha sido anunciar nuevas medidas para el refuerzo de la prevención y la concienciación del peligro de estas enfermedades. Entre ellas, la propuesta adelantada por Mónica García de financiar preservativos para jóvenes de entre 16 y 22 años, se materializó ayer con el anuncio de dotar con 10 millones de euros esta iniciativa para repartirlos entre los jóvenes con menos recursos. 

Una medida que, aunque bien recibida, para la sexóloga Beatriz Martín, de la asociación de educación sobre salud sexual Dialogasex, “se queda corta”, por lo que hace hincapié en la necesidad de mayores medidas de prevención y concienciación de la juventud, según ha explicado a Medicina Responsable. 

Existen diversos estudios que indagan en el grado de concienciación de los jóvenes sobre salud sexual, así como sobre su forma de entender el sexo y practicarlo. Entre ellos, el último estudio de hábitos sexuales en España, con datos de 2023, apunta que la franja de edad mayoritaria para iniciarse en las prácticas sexuales es entre los 17 y los 20 años, con un 50% en el caso de las mujeres y un 60% en el de los hombres. Sin embrago, un 30% de las mujeres y un 20% de los hombres declaró haber tenido su primera relación sexual antes de esta edad, mientras que, por encima de los 21 años, la cifra se sitúa en el 20% para ambos sexos. No obstante, hay informes que adelantan la edad de la primera relación sexual de los españoles. Según un estudio de la Asociación de Enfermería Familiar y Comunitaria de Cataluña, en 2021 la edad media de la primera relación sexual con penetración fue de 13,8 años. 

Un 58% de los jóvenes afirma usar preservativo, frente a un 48% de los adultos

Respecto al uso del preservativo, los jóvenes son los que más declaran utilizarlo cuando mantienen relaciones sexuales con penetración, con un 58% de los encuestados de entre 18 y 26 años, según el XI Barómetro “Los españoles y el sexo”, elaborado por la compañía de preservativos Control. Esta cifra se reduce al 48% si nos centramos en las personas de entre 27 y 58 años. Si hablamos de sexo oral, el 47% de los jóvenes declararon usarlo, frente a un 46% en la franja de adultos. 

Para la sexóloga, el uso del preservativo está “muy normalizado entre los jóvenes” cuando hablamos de sexo penetrativo, sin embargo, siguen existiendo muchas dudas de otra índole, como lo referente a su uso para el sexo oral o en relaciones entre personas del mismo sexo. “La concienciación es mayoritariamente desde un punto de vista coitocéntrico y heterosexual, cuando les preguntas, por ejemplo, sobre relaciones entre dos chicas, saben menos”. 

También explica que entre las chicas que toman anticonceptivos hormonales, hay un mayor “descuido” a la hora de usar preservativo por la confianza en evitar el embarazo, lo que se traduce en riesgos de transmisión de ITS. Martín destaca el sesgo de género que existe en cuanto a la estigmatización de las enfermedades y, sobre todo, en la carga de responsabilidad de un embarazo. “Las chicas sienten mucho más esa presión desde la menstruación con el ‘fantasma’ del embarazo”, apunta. 

Entre los principales motivos de no usar el preservativo que apunta el barómetro se encuentra el uso de otros métodos, motivo que ronda el 40% de jóvenes de entre 18 y 26 años frente al 33% de adultos 27 a 58 años; la pérdida de sensibilidad (29% de jóvenes de entre 18 y 26 años frente a 21% de adultos 27 a 58 años) y la interrupción del momento de excitación (18% de jóvenes de entre 18 y 26 años frente al 13% de adultos 27 a 58 años) independientemente del estado civil.

En el caso del sexo oral, cuatro de cada diez jóvenes y adultos afirman creer que no hay riesgo de contagio por estar con pareja estable, y cinco de cada diez no dan explicaciones de por qué no lo usa. Además, cabe añadir que entre los principales motivos del uso del preservativo se encuentra, en primer lugar, protección frente a un embarazo no deseado y, en segundo lugar, prevención del contagio de ITS (32% de jóvenes de entre 18 y 26 años, frente a 30% de adultos 27 a 58 años).

La importancia del seguimiento profesional

Los jóvenes también parecen estar más concienciados en cuanto a la atención de un especialista, siendo un 42% de los adultos los que no han consultado a un profesional nunca sobre estas cuestiones, frente al 27%. 

Esta concienciación, matiza la sexóloga, es más reducida en lo que se refiere a prácticas de riesgo y el estigma de las ITS. “Recibimos muchas consultas sobre VIH, pero existen otras muchas infecciones que pasan más desapercibidas, algunas de ellas, como la clamidia, no se detectan por la falta de síntomas”. Por ello, recalca la necesidad de aumentar la frecuencia de las pruebas de detección, así como la implementación de programas de cribado.



Te puede interesar
80-por-ciento-poblacion-valora-positivamente-atencion-primaria-espana