logo_medicina
Síguenos

La actividad física es casi tan eficaz como la viagra para combatir la disfunción eréctil

Un estudio publicado en el Journal of Sexual Medicine destaca la importancia de hacer ejercicio para combatir los problemas de erección

Compartir
La actividad física es casi tan eficaz como la viagra para combatir la disfunción eréctil
Freepik

Por Juan García

15 de enero de 2024

Se estima que uno de cada cinco hombres mayores de edad sufre disfunción eréctil en España, según los últimos datos del estudio de Epidemiología de la Disfunción Eréctil Masculina (EDEM), que datan de 2018. Son múltiples las causas que afectan a la erección, desde enfermedades sistémicas como la hipertensión arterial o la diabetes mellitus, hasta factores psicológicos, además de efectos derivados del envejecimiento como la disminución de la testosterona o la libido. Ahora, gracias a un nuevo estudio publicado en el Journal of Sexual Medicine, se ha constatado la efectividad de la actividad física regular para frenar esta patología que afecta principalmente a hombres de edad avanzada, pero también a adultos más jóvenes.

Investigadores del Baylor College of Medicine, Boston Scientific y Miller Scientific de EE. UU han concluido que bastan tres sesiones semanales de 30 minutos de actividad física aeróbica para notar la diferencia. Caminar, correr o montar en bicicleta habitualmente son, según los científicos, formas eficaces para mejorar la función eréctil. Para llegar a esta conclusión, los investigadores analizaron 11 estudios previos que abarcaban a 1.147 participantes. “Los ensayos en los que tomaron parte estos participantes fueron aleatorizados e incluyeron grupos de control, considerados el patrón oro en términos de fiabilidad”, explica el doctor François Peinado, jefe de servicio de Urología Salud en masculino de Olympia Quirónsalud.

Las condiciones de salud, el peso corporal o el uso de medicación no son factores que reduzcan esta asociación entre ejercicio físico y disfunción eréctil, según se deduce de los datos del estudio. “El ejercicio de baja intensidad o actividad física es de bajo riesgo y bastante fácil de realizar, lo que lo convierte en una opción ideal de tratamiento de primera línea para la disfunción eréctil, especialmente para los pacientes que no quieren o no pueden utilizar medicamentos”, afirma el doctor Peinado. 

Según los investigadores, las mayores mejoras en la erección se observaron en los hombres con casos más graves de disfunción eréctil. En una escala estandarizada, los hombres con disfunción eréctil grave que hicieron ejercicio experimentaron una mejora media de 5 puntos, frente a los 2 o 3 de mejora de los hombres con disfunción eréctil leve o moderada.

El doctor Peinado señala que la mejora de la circulación sanguínea en el organismo provocada por la actividad física es el principal factor que explica esta reducción de los problemas de erección. “El ejercicio también ayuda a combatir la obesidad y a reducir la tensión arterial, dos factores de riesgo de la disfunción eréctil”, subraya.

Una mejoría comparable a la producida por la viagra

Los fármacos como Viagra ( sildenafilo) y Cialis (tadalafilo) producen una mejora media de entre 4 y 8 puntos en la escala utilizada por investigadores y médicos, unas cifras que se sitúan en índices similares a los efectos del ejercicio contrastados en el estudio para pacientes con casos graves. 

Esta observación lleva al equipo investigador a recomendar la prescripción con mayor frecuencia el ejercicio para personas con disfunción eréctil. En este sentido, el doctor Peinado destaca que no todo el mundo quiere tomar pastillas para la disfunción eréctil, y algunos no se sienten cómodos con los efectos secundarios, que pueden incluir ardor de estómago, náuseas y dolores de cabeza. “En cambio, hacer ejercicio es algo gratuito, sencillo y accesible”, compara el doctor.



Te puede interesar
mas-humanizacion-y-nuevas-tecnologias-1654773790675