logo_medicina
Síguenos

Comienza San Fermín con un despliegue sanitario extraordinario

El chupinazo en la Plaza Consistorial de Pamplona ha dado comienzo a siete días de fiesta que quintuplica la población y los problemas de salud

Compartir
Comienza San Fermín con un despliegue sanitario extraordinario

Por Julia Porras

6 de julio de 2023

Comienzan siete días de fiesta casi ininterrumpida en Pamplona. Comienza San Fermín, una de las celebraciones populares más famosas del mundo, que hace que la población de esta ciudad se llegue incluso a quintuplicar. Las calles se llenan de corredores, toros, espectáculos y gente de todo el mundo, lo que conlleva muchos riesgos para la salud y la seguridad personal. “Son siete días de locura en los que no paramos de atender casos de todo tipo”, explica Fernando Zandio, coordinador del dispositivo de San Fermín de DYA Navarra. La DYA (Detente y Ayuda) es uno de los organismos dependiente de Protección Civil del Gobierno Navarro que, junto a otros dos organismos, como son Cruz Roja Navarra y el servicio Navarro de Salud, Osansubidea, velan por la seguridad de todos los asistentes. 

Según fuentes de la Consejería de Sanidad Navarra, el dispositivo especial de atención a las personas heridas durante los encierros estará formado por nueve puestos de atención sanitaria a pie de vallado, con personal médico, de enfermería y socorristas, así como por otros ocho puntos de apoyo con socorristas, a lo que hay que añadir la propia enfermería de la Plaza de toros de Pamplona. Todo el dispositivo de atención estará coordinado desde el Centro 112-SOS Navarra.

El dispositivo de transporte sanitario cuenta con 16 ambulancias medicalizadas a lo largo del recorrido del encierro, dos de éstas de retén en la Plaza del Castillo, para derivarlas desde el Centro 112-SOS Navarra a aquel punto de recorrido que precise de más transporte sanitario. “Por ejemplo en DYA, disponemos de cuatro ambulancias, tres de soporte vital básico y una de soporte vital avanzado, solo para el día del chupinazo. Para el resto de los días, sobre todo para los más duros, que son el 6, 7, 8 y 13, contamos con servicios de ambulancias 24 horas”, explica Zandio. Por otra parte, este organismo dispone de un hospital de campaña desmontado “que puede ser armado en quince minutos en la ubicación que se requiera, además de la caseta con camillas donde personal sanitario atiende desde las 8 de la tarde a las 6 de la madrugada, en los días clave, y desde las 8 de la tarde a las 4 de la madrugada, en los días menos punteros”, aclara Zandio. 

Las casetas o puestos de socorro repartidos por toda la ciudad estarán atendidos por un mínimo de ocho profesionales de medicina, ocho de enfermería, 21 técnicos de transporte, 47 socorristas, nueve operarios de comunicación y ocho coordinadores de puesto. También, desde las 10.30 del día 6, está dispuesto uno de estos dispositivos cerca del Palacio de Navarra. “Un dispositivo que, por nuestra parte, consta de un puesto sanitario con socorristas, técnicos, médicos y enfermeras que atienden en una caseta con camillas in situ las situaciones más frecuentes”. Durante este primer día, lo que más se produce son ataques de ansiedad, debido a la aglomeración de gente durante el lanzamiento del cohete que da lugar al comienzo de la fiesta, seguido de “intoxicaciones etílicas y sus derivados, como cortes con vidrios, contusiones o golpes producidos por caídas accidentales o por peleas, eso sobre todo por la noche”. 

Una vez se da comienzo a la fiesta, con el chupinazo, comienzan los encierros, el principal atractivo de esta popular festividad, y no exento de riesgos. 

El encierro tiene un recorrido de 848 metros, por lo que dispone de un punto de socorro cada 50 metros, aproximadamente. El dispositivo para los encierros es especial y está formado por puestos sanitarios, ambulancias de soporte vital básico y de soporte vital avanzado y personal socorrista en vallado. “Los socorristas son personas con nivel medio avanzado de primeros auxilios que atienden contusiones y cosas menos graves que suceden durante el recorrido del encierro. Generalmente no entran al recorrido, sino que esperan a que los lleven a los heridos”. El resto de personal, técnicos, enfermeros y médicos, se encuentran situados en un hueco especial entre el vallado del público y el vallado donde se ubican periodistas, policía y sanitarios. “En ese hueco especial es donde atendemos los casos más duros. Si hay una cornada grave, por ejemplo, quizá el médico y la enfermera, junto a un técnico, puedan salir al recorrido del encierro, pero solo cuando estén seguros de que no hay toros rezagados. Si no, lo normal es que se lleve al herido a este lugar donde se le atiende o, si se considera necesario, se le traslade en alguna de las ambulancias o vehículos polivalente al hospital más cercano”, explica Zandio.

Las agresiones sexuales, una de las lacras de esta fiesta, serán también atendidas en primer lugar por estos organismos, DYA, Cruz Roja y Osasunbidea y sus profesionales, “siguiendo el protocolo establecido por el Gobierno Navarro para estos casos y poniendo cada caso en conocimiento de las autoridades pertinentes”.

Gora San Fermín, pero con salud.

 



Te puede interesar
fatima-matute-sera-entrevistada-por-medicina-responsable
Fátima Matute, consejera de Sanidad de Madrid, acudirá a una nueva edición de “El primer café”
agenda-sanitaria-semanal-doce
Agenda sanitaria semanal: del 8 al 12 de abril
descubren-una-relacion-entre-la-asfixia-grave-en-el-parto-y-la-depresion-infantil
Descubren una relación entre la asfixia grave en el parto y la depresión infantil