logo_medicina
Síguenos

El retraso en el diagnóstico del melanoma durante la Covid causó más de 100.000 años de vida perdidos en Europa

Al faltar a las citas para detectar o tratar el cáncer de piel, la enfermedad progresó, lo que resultó en una atención más costosa y un mayor riesgo de que el tratamiento no tuviera éxito

Compartir
El retraso en el diagnóstico del melanoma durante la Covid causó más de 100.000 años de vida perdidos en Europa
@freepik

Por Medicina Responsable

21 de febrero de 2024

Los retrasos en el diagnóstico del melanoma, debido al confinamiento por la Covid, pueden haber contribuido a la pérdida de más de 100.000 años de vida en toda Europa y a más de 7.014 millones de euros en pérdidas, principalmente indirectamente, debido a la pérdida de productividad, según un nuevo estudio dirigido por investigadores de la University College de Londres (UCL) en Reino Unido y el Hospital Universitario de Basilea (Suiza).

Los autores del nuevo artículo de 'JAMA Network Open' señalan que sus hallazgos muestran lo vital que puede ser la detección temprana del cáncer, al tiempo que resaltan la importancia de considerar los efectos secundarios no deseados en cualquier planificación futura para una pandemia. "Cuando se introdujeron los cierres como una medida muy necesaria para detener la propagación de la Covid-19, hubo importantes consecuencias no deseadas. Se cancelaron muchas proyecciones y se retrasaron los tratamientos médicos", afirma el doctor Kaustubh Adhikari de la Unidad de Genetica de la UCL, y coautor principal del estudio. "Como muchas personas faltaban a las citas para detectar o tratar el cáncer de piel, su cáncer progresó a una etapa posterior, lo que resultó en una atención más costosa y un mayor riesgo de que el tratamiento no tuviera éxito. Es alarmante que por una sola enfermedad se hayan perdido muchos años de vida, una menor calidad de vida para muchos miles de personas y miles de millones de euros de impacto económico; esto puede ser sólo la punta del iceberg de las consecuencias del retraso del diagnóstico y tratamiento de la enfermedad por confinamientos", añade.

Si bien los confinamientos salvaron muchas vidas al mitigar el coste de la propio Covid-19, afirma que "es importante que aprendamos de la experiencia para garantizar que, si surge otra pandemia, podamos equilibrar eficazmente las diferentes prioridades de atención médica".

El estudio

El equipo de investigadores, procedente del Reino Unido, Suiza, Alemania, EEUU, Italia, Australia y Hungría, estaba investigando las consecuencias económicas para la salud de los retrasos en el diagnóstico del melanoma, un tipo común de cáncer de piel y uno de los 10 cánceres más comunes en Europa. El análisis se basó en información de 50.072 pacientes de dos centros de tratamiento del cáncer en Suiza e Italia, respaldada por datos adicionales del Reino Unido y Bélgica.

Los investigadores estimaron el número de personas en las que el cáncer habría progresado de una etapa a la siguiente debido a retrasos en el inicio o la continuación del tratamiento, ya que tanto los servicios de detección como los tratamientos se vieron interrumpidos en 2020 y 2021 debido a las restricciones de bloqueo, la escasez de personal y el miedo a la infección. Estimaron que para aproximadamente el 17% de las personas con melanoma, su cáncer habría progresado a una etapa superior en 2020-2021, debido a retrasos en el diagnóstico o tratamiento de dos a tres meses o más.

El equipo de investigación estimó, además, los costes s médicos adicionales, ya que el tratamiento del cáncer en etapa avanzada es más costoso y tiene menos posibilidades de éxito. Estas estimaciones incluyeron tanto los costes directos para los proveedores de atención médica como los impactos más amplios, como la pérdida de productividad (indirectos) debido a la discapacidad y los años de vida perdidos. Así, estimaron que los retrasos en el diagnóstico de melanoma contribuyeron a la pérdida de 111.464 años de vida en 31 países de Europa, con un coste económico total de 6.100 millones de libras (7.100 millones de euros o 7.700 millones de dólares). La mayoría de estos (94,5%) fueron indirectos, como la pérdida de productividad. "Nuestros hallazgos muestran que la atención médica preventiva siempre debe ser una máxima prioridad, tanto en tiempos normales como en tiempos de crisis; cualquier plan para posibles pandemias futuras debe considerar los efectos secundarios no deseados en una amplia gama de condiciones de salud y planificar de manera integral", afirma la coautora principal, la doctora Elisabeth Roider del Hospital Universitario de Basilea.

"Los retrasos en el diagnóstico y el tratamiento pueden ser devastadores para las personas afectadas por el cáncer, por lo que obtener una evaluación y un tratamiento oportunos es vital para las personas preocupadas por su salud, mientras que los líderes del sistema de salud deben tratar los programas de detección como una prioridad", añade.

 



Te puede interesar
estudio-liderado-investigadores-espanoles-herramientas-disponibles-mejorar-abordaje-sepsis
Recopilan las herramientas clínicas disponibles para mejorar el abordaje de la sepsis
colaboracion-publico-privada-clave-renovacion-equipos-tecnologicos-centros-sanitarios
Colaboración público-privada, clave para la renovación de los equipos tecnológicos en los centros sanitarios
escudero-izquierda-sanidad-campo-batalla
Escudero: “La izquierda siempre ha utilizado la sanidad como campo de batalla”