logo_medicina
Síguenos

Navidad y alcohol: ¿existe la fórmula mágica para la resaca?

La resaca suele ser más frecuente conforme avanza la edad y en el sexo femenino por presentar, en general, una metabolización más lenta del alcohol

Compartir
Navidad y alcohol: ¿existe la fórmula mágica para la resaca?

Por Andrea Rivero

22 de diciembre de 2022

Con todos los eventos que se aglutinan durante el mes de diciembre parece que el alcohol va a convertirse en una parte importante del itinerario navideño de muchas personas. Vino, champán, gin-tonic…tras todo este combinado de bebidas, buena parte de los españoles sufrirán estos días una de las sensaciones más desagradables que se pueden experimentar en el organismo; hablamos de la temida resaca.  Pero ¿Por qué se produce? ¿Se puede evitar? Y, no menos importante, ¿se puede aliviar?

La resaca se define como un grupo de síntomas que aparecen como consecuencia de beber demasiado alcohol. Se caracteriza por sufrir cansancio, irritabilidad, dolor de cabeza, sensibilidad a la luz y al ruido, náuseas, dolor muscular, sed, dolor de estómago, ansiedad, vértigo, sudor y presión arterial alta. Todo ello depende de la persona y de cómo le haya afectado la ingesta. “Parece que el consumo de alcohol en estas fechas está normalizado, lo cual es una situación que invita a su ingesta y esto genera, indudablemente, un problema de exceso de consumo de bebidas alcohólicas”, explica Julio Maset, experto médico de los laboratorios Cinfa.

Pero ¿se puede evitar la resaca? Sí. Si no bebes, no la padeces. Pero muchas personas no están dispuestas a eliminar las bebidas alcohólicas de su menú navideño. “Cuanto más alcohol se toma, mayor es la probabilidad de sufrir resaca al día siguiente. No hay una fórmula mágica que indique cuánto alcohol se puede ingerir para no tener una resaca. La única forma de evitarla es no consumir alcohol o, al menos, moderar su ingesta”, explica el doctor Maset.

La aparición y dureza de la resaca dependerá de la cantidad de alcohol ingerida, de si se toma rápidamente o en un periodo corto de tiempo. La resaca suele ser más frecuente conforme avanza la edad y en el sexo femenino por presentar, en general, una metabolización más lenta del alcohol. 

Sin fórmula mágica, ¿cómo la aliviamos?

Según explica el doctor Maset, “hidratarse bien antes de beber alcohol, tener el estómago lleno y tomar agua entre bebidas alcohólicas puede ayudar a evitar la deshidratación y a que el alcohol se absorba más lentamente, lo que podría ayudar a tener una menor resaca. No obstante, insistimos en que esta siempre dependerá de la cantidad final que se ha ingerido y del tiempo en el que se ha hecho”. 

Por otra parte, existe la falsa y peligrosa creencia de que algunos medicamentos pueden evitar la resaca, pero “la realidad es que no solo no ayudan a evitarla, sino que pueden dar lugar a reacciones adversas por el consumo conjunto de alcohol”, añade Maset. Cuando ya ha aparecido la resaca, el uso de analgésicos debe limitarse y, en cualquier caso, “tomarlos recurriendo a las dosis más bajas”. No hay que olvidar que el paracetamol es agresivo con el hígado y el ibuprofeno lo es con la mucosa gástrica, ambos órganos ya castigados por ese exceso de alcohol. “Mejor recurrir a la hidratación y al descanso”, aconseja el doctor.

¿Qué bebidas dejan menos resaca?

Los congéneres y los sulfitos son dos de las sustancias que presentan las bebidas alcohólicas y que afectan a la resaca. Según el Instituto Nacional de abuso de alcohol y alcoholismo de Estados Unidos, los sulfitos son unas sustancias que se utilizan como conservantes en los vinos y son los causantes de que a algunas personas les duela la cabeza tras consumirlo. 

Por otro lado, los congéneres son compuestos que se generan durante la fermentación y que contribuyen al olor y al sabor de las bebidas alcohólicas. Las bebidas con un color más oscuro, como el bourbon, tienden a tener niveles más altos de congéneres, y pueden empeorar los síntomas de la resaca, por lo que es mejor tomar bebidas blancas como la ginebra. “No obstante, el mensaje final es que la mejor manera de escaparse de ella es evitar el consumo de alcohol o, al menos, moderarlo”, concluye el doctor Maset.



Te puede interesar
las-olas-de-calor-el-azote-de-la-salud-mental-1658230844738
Las olas de calor, el azote de la salud mental
la-incidencia-sube-70-puntos-tras-la-semana-santa-1650384126019
La incidencia sube 70 puntos tras la Semana Santa
los-pediatras-preocupados-por-la-exclusion-sanitaria-de-menores-migrantes-en-la-comunidad-de-madrid-1653480481513
Los pediatras avisan de la exclusión sanitaria de menores migrantes en Madrid