logo_medicina
Síguenos

Tener hábitos saludables podría reducir un 50% las enfermedades del sistema circulatorio

Con motivo de la celebración del Día Europeo para la Prevención del Riesgo Cardiovascular, el Grupo Quirón advierte que las enfermedades cardiovasculares siguen siendo la principal causa de muerte en el mundo, cobrándose casi 18 millones de vidas cada año

Compartir
Tener hábitos saludables podría reducir un 50% las enfermedades del sistema circulatorio
Foto de Christopher Campbell en Unsplash

Por Medicina Responsable

13 de marzo de 2024

"Ser consciente de la importancia de cuidar la salud cardiovascular y poner en marcha medidas de autocuidado reduciría drásticamente, más de un 50%, la incidencia de las enfermedades del sistema circulatorio, por lo que es primordial concienciar a la población de la importancia de conocer los factores de riesgo cardiovascular y controlarlos, así como implementar un estilo de vida saludable". Así lo cree la doctora Soledad Ojeda, jefa de Servicio de Cardiología del Hospital Quirónsalud Córdoba.

Con motivo de la celebración del Día Europeo para la Prevención del Riesgo Cardiovascular, el Grupo Quirón advierte que las enfermedades cardiovasculares siguen siendo la principal causa de muerte en el mundo, cobrándose casi 18 millones de vidas cada año.

En España la tasa de mortalidad atribuida a enfermedad cardiovascular es de 254 por cada 100.000 habitantes y, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la enfermedad cardiovascular engloba una serie de trastornos que además de afectar al corazón, también afecta al sistema circulatorio y, por tanto, incluye la enfermedad cerebrovascular, la arteriopatía periférica, así como la trombosis venosa y la embolia pulmonar.

La doctora Ojeda destaca además que el infarto y los accidentes cerebrovasculares son fenómenos agudos, provocados por la interrupción del flujo sanguíneo, habitualmente por acúmulo de placas de colesterol en la pared arterial. El depósito de este colesterol se produce por la combinación de una serie de factores de riesgo que vienen determinados por unos hábitos de vida no saludables, como el consumo de tabaco y de alcohol, el sedentarismo, la obesidad, una dieta insana (alimentos con grasas saturadas y fritos, entre otros), junto con la presencia de hipertensión arterial, diabetes y dislipemia.

Está demostrado, según la doctora, que el abandono del tabaco, la realización de ejercicio físico, seguir una dieta mediterránea rica en frutas y verduras y la reducción de la ingesta de sal y de alcohol, disminuyen el riesgo de padecer estas enfermedades, así como el control de la hipertensión arterial, la diabetes y el colesterol. Por ello, según la doctora, este Día Europeo de la Prevención del Riesgo Cardiovascular debe servir para potenciar la concienciación de la población en la importancia del diagnóstico precoz y en el control de los factores de riesgo cardiovascular modificables. Controlar el colesterol, la diabetes o la hipertensión cuando ya se ha tenido un infarto o un ictus "es llegar tarde, y potenciar la prevención conociendo nuestro riesgo cardiovascular es prioritario".

Diagnóstico tardío

Este es un de los problemas más importantes a los que se enfrentan los profesionales sanitarios en este tipo de patologías. Según la docotora Ojeda, uno de los principales problemas que "solemos encontrarnos es que hay gran cantidad de pacientes en los que el diagnóstico de hipertensión, diabetes o dislipemia se hace cuando ya se ha producido un infarto o un ictus", por lo que conocer los factores de riesgo cardiovascular y controlarlos, así como implementar un estilo de vida saludable, es fundamental para prevenir y reducir la incidencia accidentes cardiovasculares.

Los síntomas más frecuentes del infarto agudo de miocardio son el dolor torácico que se irradia a la mandíbula, hombros, espalda y se acompaña de dificultad para respirar, náuseas, palidez, sudoración fría y en ocasiones, mareo o desvanecimiento. "En las mujeres los síntomas pueden ser más atípicos y puede debutar sólo como dolor en la espalda o dificultad para respirar. Es importante identificar los síntomas y acudir a un centro sanitario porque el diagnóstico precoz es fundamental para poder aplicar el tratamiento de reperfusión mediante la apertura de la arteria responsable mediante un cateterismo", según ha resaltado la especialista.

En el caso del ictus, los síntomas más frecuentes suelen ser la pérdida súbita de fuerza o sensibilidad, generalmente unilateral de brazo, pierna, cara, aunque a veces puede debutar con la pérdida de visión en un ojo, dificultad para caminar por pérdida de equilibrio, cefalea brusca e intensa o pérdida de conciencia.

Al igual que ocurre en el infarto agudo de miocardio, "el tiempo es cerebro, por tanto, el diagnóstico y el tratamiento de reperfusión precoz influyen de manera muy significativa en el pronóstico y en la recuperación posterior", según ha señalado la doctora Ojeda.


 



Te puede interesar
inteligencia-artificial-ayuda-diagnosticar-esquizofrenia
La IA podría ayudar a diagnosticar la esquizofrenia a través del lenguaje
consumo-fentanilo-espana
El fentanilo aumenta en España convirtiéndolo en el tercer país donde más se consume
la-inteligencia-artificial-podria-reducir-la-mortalidad-de-cancer-de-mama
La Inteligencia Artificial podría reducir la mortalidad de cáncer de mama un 10% más que los métodos actuales