logo_medicina
Síguenos

Cómo mantener una buena higiene de la zona genital femenina

Una limpieza correcta de esta zona del cuerpo evita infecciones y protege la flora bacteriana vaginal

Compartir
Cómo mantener una buena higiene de la zona genital femenina
Freepik

Por Gema Puerto

7 de noviembre de 2023

Igual que nos lavamos el cutis, el cuerpo y las manos, la zona genital externa de las mujeres también necesita unos cuidados especiales de higiene. Una limpieza correcta de esta zona del cuerpo evita infecciones y protege la flora bacteriana vaginal, también conocida como microbiota vaginal, que es un conjunto de bacterias beneficiosas que habitan en ella y evitan que proliferen o la colonicen organismos patógenos susceptibles de producir problemas vaginales.

Para la ginecóloga del Hospital Mateu Orfila de Menorca Miryam Ribes a la hora de cuidar la zona íntima femenina hay que distinguir entre la vulva y la vagina. “La vulva es el genital externo, lo que se ve, los labios mayores y menores y la entrada a la vagina. La vagina es el órgano que va desde la vulva hasta unirse con cuello de útero. Ambos tienen funciones distintas y su higiene y cuidado ha de ser diferente. Los dos han sido diseñados por la naturaleza para ejercer sus funciones. No hay que obsesionarse con una higiene extrema porque cuando se hace eso, todo empeora”.

Cómo limpiar la vulva y la vagina

La enfermera especialista en ginecología Laura Cámara es partidaria de mantener la mucosa vulvovaginal aseada con mesura utilizando agua o un jabón suave con un pH adecuado para la zona una vez al día. “La limpieza de la zona debe incluir la vulva, así como los pliegues de los labios mayores y menores y no descuidar el lavado alrededor del clítoris, ya que ahí se acumulan secreciones en los pliegues y eso puede molestar”, añade la también divulgadora y sexóloga.

En el caso de la vulva, Ribes indica que “requiere la misma limpieza que el resto del cuerpo, quizá con un poco más de cuidado si está depilada o tiene piercing”. Los expertos también recomiendan realizar la higiene siempre de adelante hacia atrás. En el caso contrario, es muy probable que se arrastren bacterias u otros microorganismos desde la zona anal hasta la vulvar. De esta forma, aumenta el riesgo de infecciones. Lo mismo para limpiarse después de ir al baño.

Al contrario de la vulva, “la vagina no debe lavarse nunca ya que tiene una flora maravillosa que ayuda a protegerse de infecciones y no se requiere ningún tipo de higiene vaginal”. Solamente en casos específicos, dónde haya problemas y, aconsejado siempre por un profesional sanitario, se puede hacer un lavado intravaginal. Pero de forma rutinaria no”, asegura la sexóloga Ribes.

Por otro lado, los ginecólogos tampoco recomiendan duchas vaginales (lavar o irrigar el interior de la vagina con agua u otros líquidos como compuestos de agua con vinagre, bicarbonato de sodio o yodo), ya que cambian el pH vaginal y favorecen el desarrollo de bacterias con la producción de inflamación o infección de la mucosa.

Evitar los desodorantes y perfumes

Para los casos en los que se siente picor, Cámara, añade que se “puede usar hidratante si sentimos sequedad o picores, como una medida básica que todo el mundo puede hacer. Si con hidratación no se va el picor y siguen las molestias siempre hay que consultar a los médicos”. Para estos casos, la ginecóloga Ribes lo tiene claro: “Siempre es importante hidratar la zona por sequedad y con un producto específico para esta zona en las épocas de postparto, lactancia y menopausia, sobre todo”.

A la hora de recurrir a los perfumes o desodorantes Ribes comenta que “los genitales externos huelen a genitales y no deben ponerse perfumes ni desodorantes porque pueden ser irritantes, salvo momentos puntuales porque te apetezca”.

Otras recomendaciones

Para evitar rozaduras y favorecer la traspiración, los ginecólogos recomiendan utilizar ropa interior de algodón, no usar ropa ajustada y lavarla con detergentes suaves, aclarándola abundantemente con agua para que no queden restos que puedan irritar la zona íntima. Por último, también recomiendan lavarse antes y después de las relaciones sexuales, con el objetivo de evitar infecciones, y tener cuidado con el exceso de depilaciones ya que el vello púbico cumple la función de proteger la zona íntima.

 

 

 

 

 



Te puede interesar
jose-manuel-minones-ex-ministro-sanidad-invitado-honor-fundacion-idis
Jose Manuel Miñones, ex ministro de Sanidad, invitado de honor en la Fundación Idis
pacientes-infantiles-ingresados-hospital-reyes-magos
Los niños ingresados en el Hospital 12 de Octubre reciben la visita de los Reyes Magos
beber-alcohol-ibuprofeno-paracetamol
¿Puedo beber alcohol si estoy tomando ibuprofeno o paracetamol?