logo_medicina
Síguenos

¿Adiós a fumar en el coche? Claves del nuevo plan antitabaco de Sanidad

La consejera de Sanidad andaluza cuestiona esta medida, contemplada en el borrador del Plan Integral de Prevención y Control del Tabaquismo, ya que “entra dentro del ámbito privado”

Compartir
¿Adiós a fumar en el coche? Claves del nuevo plan antitabaco de Sanidad
Freepik

Por Juan García

13 de marzo de 2024

La lucha contra el tabaquismo en nuestro país ha traído importantes avances regulatorios. En esta línea, el borrador del Plan Integral de Prevención y Control del Tabaquismo 2024-2027 del Ministerio de Sanidad será estudiado mañana en la comisión de Salud Pública del Consejo Interterritorial con el objetivo de ampliar los espacios sin humo, además de otras medidas disuasorias como el aumento del precio a través de los impuestos o el establecimiento de un etiquetado neutro. Entre estos espacios, destaca la prohibición de fumar en los coches si hay menores, una de las medidas que ha despertado más dudas porque podría entrar en conflicto con el ámbito privado. 

Este nuevo plan, encallado desde 2021 por la irrupción de la pandemia y otras cuestiones políticas, se retoma ahora por parte de Sanidad con el mismo espíritu, pero con algunas novedades respecto a la iniciativa que pretendía estar completamente implantada para 2025. El secretario de Estado de Sanidad, Javier Padilla, aclaraba ayer que la discusión sobre el plan en el Consejo Interterritorial pretende plantar las bases para hacerse efectivo a través de una reforma de la actual Ley Antitabaco.

Desde la Comisión Nacional de Prevención del Tabaquismo (CNPT), su presidente, Francisco Pascual, asegura mostrarse “expectante en el buen sentido” ante esta normativa que confía servirá para aprobar “un plan necesario” que abra la puerta a una modificación legislativa. 

Espacios sin humo

A la espera de un listado definitivo que será presentado en el borrador de mañana, las terrazas de los bares y las marquesinas son los lugares públicos a los que se ampliaría la prohibición de fumar, según adelantaba el secretario Padilla. Así, el borrador, al que ha tenido acceso EFE, señala la ampliación de la restricción en "determinados ambientes comunitarios y sociales al aire libre”, aunque no especifica el alcance de los mismos.  A este respecto, Padilla explicaba que "la especificación concreta de cuáles son los espacios de humo tendrá que recogerse en la reforma legislativa, no en el plan integral".

El documento también enfatiza la necesidad de controlar el cumplimiento de la legislación vigente, a través de un refuerzo de “la inspección y actividades de seguimiento para el cumplimiento de la legislación en espacios sin humo, principalmente en lugares de especial protección (centros sanitarios, educativos y sociales)”

Ante la posible entrada en vigor de esta nueva norma, la organización empresarial Hostelería de España considera que la prohibición de fumar en terrazas es "desproporcionada" y perjudicaría nuevamente al sector. Para la organización, esta medida "sólo desplazaría el consumo a otros espacios menos convenientes, generando un ocio desordenado, que perjudicará no sólo a la hostelería sino a la convivencia entre ciudadanos".

Para el presidente de Hostelería de España, José Luis Yzuel, "las terrazas son espacios al aire libre y ventilados, donde no se detectan problemas de convivencia entre fumadores y no fumadores", por lo que esta medida "sólo viene a complicar la situación y derivar a un ocio desordenado, que en ningún momento va a reducir el consumo". Además, ha insistido en que esta situación supondría para los profesionales de la hostelería "una función de control que no les corresponde y que lleva a situaciones de confrontación y desagradables con los clientes".

En esta misma línea se expresaba el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, hace unos meses: “A mí me parece que, desde luego, desde el punto de vista sanitario, fumar no es la actividad más recomendable, pero de ahí a prohibir que se puede hacer al aire libre, pues ya me parece disparatado”. 

Prohibido fumar en el coche con menores

Uno de los puntos más controvertidos de este borrador es el que señala la necesidad de "hacer hincapié en la concienciación sobre fumar en espacios privados cuando se convive con alguien más (tanto en el hogar, coche etc.) y especialmente en el caso de niños y niñas y personas con problemas de salud". Una medida que no ha tardado en despertar algunos recelos. Así, la consejera andaluza de Salud y Consumo, Catalina García, ha advertido de que hay algunas propuestas que "entran dentro del ámbito privado" por lo que apuntan que "habrá que ver hasta dónde se puede o se debe llegar". Por ello, confía en que haya "un debate y no una imposición" en la reunión de la Comisión de Salud Pública.

Fuentes jurídicas consultadas por Medicina Responsable aseguran que, aunque el objetivo del Ministerio sea prohibir fumar en los coches privados, no es fácil poder encajar esta norma en la legislación actual. 

Aumento del precio

Existen evidencias que respaldan el aumento del precio como mecanismo eficaz para reducir los índices de tabaquismo, especialmente entre los jóvenes. Un informe del Banco Mundial afirma que un incremento del precio del 10% reduce el consumo en un 4%. El precio de la cajetilla de tabaco en otros países de nuestro entorno es más elevado, siendo más del doble en Francia (12 euros). Una de las medidas que plantea el borrador es el incremento de la carga impositiva al tabaco para aumentar el precio, algo que es competencia directa del Ministerio de Hacienda.

Desde Sanidad se muestran abiertos a implantar esta medida, dado que el gasto que ocasiona el tabaco (por las múltiples enfermedades que ocasiona) es tres veces superior a lo que se recauda, según señala el secretario de Estado de Sanidad. 

Equiparación de vapeaodores al tabaco convencional

Otro de los objetivos primordiales del plan es la protección de los menores frente al tabaquismo. Para ello, una de las medidas que se plantean es la equiparación de los vapeadores, como “puerta de entrada al tabaquismo” para los menores a los cigarrillos tradicionales, como ya se hizo recientemente con el tabaco calentado. Se trata de cigarrillos electrónicos sin tabaco, pero que pueden llevar o no nicotina.

El plan establece “regular la venta y el consumo de productos relacionados con el tabaco (con y sin nicotina)”, así como “equiparar por ley la publicidad, promoción y patrocinio de productos relacionados y nuevos productos a la existente para productos del tabaco”.

Etiquetado neutro

Esta es una de las medidas que establece el Convenio Marco de Control del Tabaco propuesto por la Organización Mundial de la Salud de 2009. Una iniciativa que ha ganado calado en los últimos años hasta alcanzar 25 países y territorios que han adoptado el empaquetado genérico.

El etiquetado neutro consiste en un envasado que implica desprender a los envases de productos del tabaco de los aspectos atractivos y promocionales, conservando solo el nombre de la marca, el cual debería aparecer en una fuente, tamaño, color y localización estándar en el envase. La base de color del envase, diferente del de las advertencias sanitarias, debería ser deslucida y sin atractivo. Los tamaños, materiales, texturas y métodos de apertura de los paquetes deberían también estandarizarse para minimizar los esfuerzos de marketing por diferenciar los productos.

Una serie de estudios en Australia, uno de los países donde está en vigor esta medida, constataron cómo el envase neutro era considerado, tanto por consumidores adultos como por niños, “menos llamativo, atractivo, estiloso y asociado a una menor calidad del producto”.