logo_medicina
Síguenos

Urgencias que no lo son

Compartir
Urgencias que no lo son
Foto de Karolina Grabowska

Por Peter BABEL

22 de diciembre de 2023

El servicio de urgencias de los hospitales españoles está casi siempre abarrotado. No es necesaria una pandemia. Puede ser cualquier día de la semana y a cualquier hora. Se observa además que, a mayor espacio de días en las listas de espera, mayor afluencia a los servicios de urgencia. Es decir, que si el médico de atención primaria no te puede atender hasta dentro de una semana, algunos ciudadanos se van a urgencias, con lo que un servicio especializado y necesario de estar bien dotado de personal se puede convertir en un servicio de atención primaria.

Estudios serios y contrastados -no sólo en España- llegan a la conclusión de que, a menor formación y cultura, mayor es la decisión de acudir a urgencias. ¡Ojo! No hablamos de ricos y pobres, sino de cultura. La tendencia a asustarse ante los síntomas de un mero catarro, alarma mucho más a las personas carentes de estudios, o escasos, que a quien tiene una formación universitaria. Otro aspecto que se constriñe a España es el alto porcentaje de inmigrantes en las salas de urgencia. ¡Ojo! otra vez. Que nadie intente atisbar de un sesgo de discriminación o racismo, ni mucho menos, sino la constatación de porcentajes: mientras la población inmigrante está por debajo del 13%, los porcentajes en las salas de espera de urgencias suelen estar entre el 22 y el 29%. Repito: esto no tiene ninguna intención acusatoria, discriminatoria o racista. Se trata de cifras, y las cifras no son emocionales.

En algunos países de la Unión Europea, cuando se acude a Urgencias y el asunto es tan leve que no precisa de acudir a Urgencias, se abona una cantidad que oscila entre 10 y 15 euros. Y, sin tratarse de una cantidad disuasoria, se ha observado que ese pequeño copago ha provocado que el servicio de urgencias disminuya entre un 24 y un 25,3%.

Ya sabemos que, en España, como alguien pronuncie la palabra copago se le acusa de capitalista, fascista y lo que haga falta. Pero el abuso de un servicio público, por parte de unos pocos, nos perjudica a todos, porque cuando necesitemos un servicio urgente se retrasará, porque alguien ha estornudado y cree que tiene unan neumonía. 

Dudo que alguien tome una decisión. Cualquier medida razonable, que tenga el peligro de ser impopular, se deja en el fondo de un cajón, a la espera de que venga alguien con decisión para llevarla a cabo.



Te puede interesar
quimicos-cosmeticos-cordon-umbilical
Detectan compuestos químicos de cosméticos en el cordón umbilical de recién nacidos
maria-isabel-moya-seguira-al-frente-de-la-vicepresidencia-primera-del-cgcom-1656322523697
María Isabel Moya seguirá al frente de la vicepresidencia primera del CGCOM
comision-europea-medidas-desabastecimiento-medicamentos
La Comisión Europea intensifica sus medidas para hacer frente al desabastecimiento de medicamentos